¿Qué factores pueden causar las pesadillas?

Descubre los motivos por los que aparecen las pesadillas

El momento de irse a dormir, suele ser uno de los más relajantes al cabo de una larga jornada. Sin embargo la aparición de las pesadillas puede convertir una plácida noche de descanso en un momento de nerviosismo y estrés que puede incidir de forma negativa en el sueño.

Existen múltiples factores desencadenantes de las pesadillas. Vamos a descubrir que factores inciden especialmente en su aparición para intentar evitarlos, con el fin de poder disfrutar de noches tranquilas y reparadoras que consigan llenarnos de buena energía y disfrutar de sueños agradables.

    Índice

  1. Ansiedad

    En muchas ocasiones, el origen de las pesadillas se encuentra en un permanente estado de ansiedad provocado por una situación dada en la vida real que nos provoca intranquilidad o nerviosismo. Las pesadillas, aparecen como un reflejo de nuestro estado emocional y suelen desaparecer cuando termina este estado ansioso.

  2. Situaciones traumáticas

    Situaciones traumáticas

    La pérdida de un ser querido, el fin de una relación complicada, un robo, un accidente... son circunstancias traumáticas que afectan a nuestra vida diaria de forma intensa. Las experiencia negativas derivadas de una situación traumática generan pesadillas nocturnas, así como los recuerdos que quedan en la mente ya sean de forma consciente o inconsciente.

  3. Factores ambientales

    De forma puntual, pueden aparecer pesadillas como consecuencia de ciertos factores externos ajenos a nuestro control. Es el caso de un ambiente cargado a causa de temperaturas extremas, ruidos continuos, incomodidad a la hora de dormir en una cama que no es la habitual, como puede ocurrir en el caso de un hotel.

    El cuerpo se acostumbra a dormir en una situación determinada. En el momento en el que por alguna razón la rutina diaria que nos lleva a disfrutar de un sueño reparador se ve alterada por circunstancias externas, pueden aparecer las pesadillas.

  4. Digestión pesada

    Digestión pesada

    Cenar en abundancia momentos antes de ir a dormir es un fuerte desencadenante de la aparición de pesadillas. Si estamos experimentando una digestión pesada, estamos provocando que el cuerpo trabaje de manera intensa en lugar de descansar. El cerebro, encargado de enviar las señales precisas para acelerar la digestión, no descansa, lo cual genera estrés y por tanto malestar. De ahí que se originen las temidas pesadillas.

  5. Condiciones de salud

    Existen algunas enfemedades que pueden afectar gravemente a la aparición de las pesadillas. La fiebre, muy común durante períodos infecciosos o gripes, es una de las causas más comunes al igual que la apnea del sueño.

    La apnea del sueño, es un trastorno en el cual durante el período en el que dormimos se producen episodios de respiración irregular. Este ritmo irregular que provoca incluso momentos en los que la respiración se detiene unos segundos, hace que las pesadillas se produzcan con mayor frecuencia.

    Sin embargo, una vez que la persona que padece apnea del sueño se somete a un tratamiento para remediar este trastorno, las pesadillas tienden a desaparecer.

  6. Medicamentos

    Medicamentos

    Existen algunos grupos de fármacos cuyos efectos secundarios pueden provocar pesadillas. Esto se debe a que el sueño REM, que es el momento en el que se produce el sueño profundo, se ve alterado de forma neuroquímica afectando al equilibrio de los cuatro neurotransmiroes básicos que inducen el sueño (serotonina, dopamina, catecolaminas y acetilcolina).

    Es posible que en el momento en el que dejamos de ingerir estos fármacos se produzca un "efecto rebote", el cual también provocará la aparición de pesadillas. En cualquier caso pasado un tiempo, el efecto se reducirá.

  7. Trastornos del sueño

    Trastornos del sueño

    Existen algunos trastornos del sueño que influyen de forma negativa en el sueño provocando las temidas pesadillas. Algunos de ellos son muy frecuentes en la población, e incluso son susceptibles de ser sufridos alguna vez en la vida. Hablamos del sonambulismo y del insomnio.

    Este tipo de trastornos producen un desajuste en el ciclo del sueño que provoca que la persona sea más propensa a sufrir pesadillas. Es importante acudir a un especialista para poder encontrar un tatamiento adecuado que favorezca el sueño.

Las pesadillas incomodan, y hacen que nos despertemos con una sensación de angustia y nerviosismo que incide de forma muy negativa en el descanso. No dudes en acudir a un especialista en trastornos del sueño, en el caso de que las pesadillas se produzcan más de tres veces a la semana, ya que podría ser la causa de un problema que necesitará tratamiento

¿sabías qué...?

Un reciente estudio demostró que los hombres suelen tener pesadilas relacionadas con situaciones violentas, mientras que las mujeres son más propensas a sufrir pesadillas relacionadas con las relaciones sentimentales.