Cómo evitar manchar la cama durante la menstruación

Métodos que te ayudarán además a evitar manchas en tu ropa interior

¿Te ha sucedido que alguna vez (o muchas) has manchado las sábanas durante la regla? Si lo has hecho, habrás seguramente visto que no siempre es fácil lavarlas y que queden como nuevas, y lo mismo sucede con la ropa interior, esto sucede especialmente cuando eres propensa a sufrir menstruaciones muy largas y abundantes. Si quieres que esos eventos sean cosa del pasado, entonces será esencial poder aprender cómo evitar las manchas del periodo, para que además puedas dormir bien durante la menstruación.

Incluso cuando estás preparándote para tu periodo, este podrá presentarse un poco antes de lo previsto, razón por la cual más de alguna esto la ha pillado desprevenida, resultando en las ya mencionadas manchas en la ropa o la cama. Todo esto también podría suceder aún si se usa una toalla sanitaria o tampón, por lo que te vendrán bien los consejos en el siguiente artículo.   

Además de buscar una solución a las manchas, también es imporante poder combatir los cólicos menstruales, lo que te proporcionará gran alivio además de mejorar tu estado de ánimo

    Índice

  1. Usa ropa interior especial

    Afortunadamente, han salido al mercado algunas marcas de ropa interior especialmente diseñadas para esos días complicados de reglas abundantes. Una de ellas es Adira, que comercializa ropa interior con tecnología leakproof, esto es, impermeable, evitando que las manchas lleguen a tus pantalones o sábanas. Entre todos los modelos que puedes ver en su página www.myadira.com, te recomendamos los tipo bóxer.

    Otra marca a considerar es Thinx. Su calzón especial absorbería lo mismo que dos tampones, aun cuando se sientan en la piel como una ropa interior normal, sin generar irritaciones en la piel. Pueden usarse complementariamente con un tampón o copa menstrual. Algunos de los modelos que puedes ver en su página www.shethinx.com son el hiphugger, sport, hi-waist, cheeky, boyshort, etc.

    Si no dispones de la posibilidad de comprar estas prendas especiales, entonces puedes usar doble ropa interior, colocando una toalla higiénica hacia adelante de la ropa interior y durmiendo boca abajo.

  2. Utilización de la copa menstrual

    A muchas les podrá parecer un concepto nuevo, pero la copa menstrual cada vez gana más seguidoras. Se trata de un recipiente en forma de embudo que se coloca en la vagina durante la menstruación para que sirva de depósito del flujo menstrual. Te preguntarás cuál es la diferencia con un tampón. Pues bien, el tampón lo que hace es absorber la sangre, mientras la copa menstrual solamente la retiene o contiene en su interior, hasta que es quitada de la vagina y el líquido es posteriormente desechado.

    Primeramente se hierve por 3 minutos la copa, para evitar infecciones, debiendo el agua cubrir todo el dispositivo. Para la primera vez, se recomienda practicar insertándola antes de que llegue la menstruación, para que cuando llegue el momento, te sientas más relajada y segura. La copa debe quedar "abierta" y ajustada a las paredes vaginales, por lo que no debe haber un espacio de sobra. 

    La copa menstrual puede ser usada por hasta 12 horas, incluido en la noche. Si está bien instalada, entonces no debiera haber derrame, infecciones ni mal olor. Después del tiempo que estimes conveniente, se retira la copita por el manguillo, para luego desechar el fluido en el inodoro. Luego se lava con agua limpia y se vuelve a introducir hasta que haya pasado la regla.

  3. Uso de tampones

    Los tampones son uno de los métodos más efectivos para absorber el flujo menstrual. Están hechos de algodón suave prensado, tienen forma cilíndrica y se utilizan insertándose en la vagina. La idea del tampón es poder absorber la sangre o flujo menstrual antes de que salga del cuerpo, y lo normal es su venta en unidades desechables.

    La ventaja de los tampones higiénicos es que se pueden realizar varias actividades durante la menstruación que no son posibles (o bien que son difíciles de realizar) con una copa menstrual. Entre ellas, podemos mencionar la natación, así como otros deportes varios. 

    Los tampones tienen distintos grados de absorción, los cuales dependen de la intensidad del flujo vaginal. Los grados de absorción son:

    • Menos de 6 gramos: Flujo mínimo.
    • Entre 6-9 gramos: Flujo ligero a moderado.
    • Entre 9-12 gramos: Flujo moderado a abundante.
    • Entre 12-15 gramos: Flujo de gran abundancia.
  4. Un tampón más una toalla higiénica

    Ahora bien, en muchos casos el tampón por si solo no es el método más abosrbente para evitar derrames o manchas de menstruación en la ropa interior, pijamas y/o sábanas. En esos casos, una opción es complementar el uso de un tampón con el de la toalla higiénica.

    Siendo así, igualmente habría que cambiar el tampón antes de dormir y por la mañana. Si la toalla higiénica es normal o de alta absorción, dependerá de cada caso en particular, si las compresas femeninas aparecen manchadas en abundancia, habrá que elegir la de mayor absorción o aquellas que sean más grandes.

  5. Dos toallas higiénicas

    Si los tampones no son lo tuyo, o bien no tienes alguno a mano, entonces también se puede doblar o mejorar la protección durante el sangrado menstrual al usar dos toallas higiénicas a la vez. Puedes usarlas en línea, colocando una sobre otra, y de esta forma quedará una hacia atrás y la otra hacia adelante, formando una toalla más larga.

    También es posible juntar ambas toallas en forma de "T". Para esto, coloca una toalla absorbente en la posición normal y la otra sobre la primera, en forma transversal de modo que aumentemos el grosor de la parte central a la vez que queda mucho más sujeta a la ropa interior.

  6. Coloca una toalla vieja sobre la sábana

    Este método es más bien complementario a cualquiera de los ya mencionados en los pasos anteriores, pues no podrá impedir manchas en tu ropa. La idea es elegir alguno de los métodos de protección explicados (tampón, ropa interior especial, toallas higiénicas) y por seguridad incluir una toalla o paño viejo sobre la sábana, para asegurarse de que por nada del mundo se ensuciará.

    El poder tener esta última barrera de protección a tu juego de cama podrá ayudar a que duermas más tranquila, al saber que pase lo que pase, no tendrás que estar al día siguiente ocupando la máquina de lavar con todo el juego de cama. 

  7. Utiliza unas sábanas protectoras

    Al igual que en el método de colocar una toalla vieja, el uso de sábanas protectoras es un remedio complementario que si bien no puede evitar manchar la ropa interior si que ayudará a preservar el colchón y a evitar malos olores.

    Las sábanas protectoras son muy utilizadas especialmente en las cunas de los bebés, y también en la cama durante los primeros años para evitar que los escapes de orina puedan manchar el colchón, de igual modo servirá para las manchas provocadas por la menstruación. En el caso de que se manchen, tan solo deberás de meterlas en la lavadora y tu colchón permanecerá impecable.

Esperamos esta información te haya servido para ayudar a evitar manchar las sábanas y ropas en la menstruación. Si quieres saber más sobre cómo tratar el sangrado abundante, lee nuestro artículo sobre el tema.

¿sabías qué...?

Si se te llega a manchar las sábanas o la ropa con sangre, entonces lo mejor es inmediatamente dejarlas remojando con agua fría. Evita el agua caliente, pues ayuda a fijar la mancha. Puedes agregar leche para ayudar a quitar las manchas, o bien productos especiales para quitarlas.

comenta y pregunta