Qué es un espolón

Descubre qué son los espolones u osteofitos

Los espolones óseos, también conocidos con el nombre de osteofitos, son protuberancias óseas que crecen adheridas a un hueso. Este tipo de protuberancias no deben de estar ahí, sin embargo pueden crecer por determinadas circunstancias tanto en forma de punta (como ocurre en el caso del espolón calcáneo que puede aparecer en el talón) como de forma lisa.

La forma de un espolón puede ir variando en función de si fricciona con otros huesos e incluso con otros ligamentos o nervios, algo que puede ser sumamente doloroso para la persona que lo padece.

En algunos casos, los espolones no provocan síntomas apreciables, y en otros casos sin embargo pueden causar dolor y molestias. Pero ¿en qué lugares pueden aparecer espolones óseos con mayor frecuencia?. Los espolones aparecen en tres sitios principalmente:

  • En el hueso del talón (espolón calcáneo)
  • En las vertebras de la columna que se encuentran junto con los discos herniados



  • En torno a las articulaciones afectadas por la artrosis

En cualquier caso, los espolones pueden aparecer en las rodillas, la cadera, los hombros e incluso en los dedos.

¿Cómo se forman los espolones óseos?

La mayor parte de los espolones óseos se forman por algunas de las siguientes razones:

  • En algunos casos la formación de un espolón es una respuesta del cuerpo que pretende "autorepararse" como consecuencia de un desgaste excesivo del hueso por sobrecarga o por fricción. De este modo desarrolla una prolongación del hueso para suplir el deterioro.
  • Otra de las razones que explican la formación de espolones se debe al envejecimiento natural del cuerpo que hace que los cartílagos que unen los huesos y que se encuentran en las articulaciones se vaya desgastando y desapareciendo generando la formación de tejido óseo.
  • Curiosamente los malos hábitos en el cuidado de algunas partes del cuerpo, como por ejemplo en los pies, hace que aparezcan espolones óseos. Es lo que ocurre cuando utilizamos zapatos incómodos como por ejemplos aquellos que tienen un tacón muy alto o que son muy apretados, ya que pueden ocasionar la aparición de los osteofitos.

¿Qué síntomas provocan los espolones óseos?

Los síntomas de los espolones óseos dependerán del lugar en el cual se sitúen. Los más frecuentes suelen ser los siguientes:

  • Cuando aparecen en las rodillas puede ocasionar problemas a la hora de flexionar la pierna.
  • Los espolones óseos que aparecen en la columna vertebral pueden ser más peligrosos ya que al comprimir la médula pueden dañarla y causar debilidad y adormecimiento en las extremidades.
  • Si aparecen en el hombro pueden aparecer problemas como por ejemplo la tendinitis.
  • En la cadera pueden provocar problemas a la hora de rotar la cadera dificultando los movimientos.
  • En los dedos son muy frecuentes cuando se sufren problemas como la artrosis.

Hay que señalar que en algunos casos los espolones óseos no causan ningún síntoma, incluso es posible que solamente se detecte su aparición a través de una radiografía.

¿Cómo se tratan los espolones óseos?

  • Por lo general la única forma de eliminar los espolones óseos una vez que aparecen es a través de una operación quirúrgica que sirve para extirparlo. Sin embargo esta oción suele llevarse a cabo únicamente cuando el espolón causa dolor intenso o cuando el paciente ve realmente afectada su vida diaria, cuando el espolón afecta a algún nervio o en el momento en el que un espolón, por su situación, puede ocasionar problemas más graves.
  • Otras opciones son hacer ejercicios de fisioterapia que fortalezcan los músculos y faciliten una mayor agilidad a la hora de mover las articulaciones evitando así el daño provocado por el espolón.
  • En el caso de los espolones calcáneos puede ser necesario utilizar un calzado adecuado que evite la presión y la fricción del espolón
  • Cuando existe una compresión leve de algún nervio, sin que esto dificulte el movimiento ni la vida normal de una persona, se pueden recetar medicamentos antiinflamatorios y relajantes musculares. En algunos casos es recomendable administrar inyecciones de esteroides.

Los espolones óseos no suelen revestir gravedad alguna excepto en casos extremos. Sin embargo es impresincidble acuidr al médico especialista pra determinar, en el caso de que existan síntomas evidentes de que tenemos alguno de estos osteofitos, el tratamiento adecuado así como la evolución.

¿sabías qué...?

Algunas personas nacen con una costilla más que el resto, es la conocida como "costilla de Eva" o "costilla cervical" y se sitúa sobre la primera costilla.

comenta y pregunta