Envenenamiento: cómo prestar primeros auxilios

Indicaciones para tratar a un afectado por veneno o producto tóxico

Un envenenamiento puede ser causado por la inhalación, ingestión o inyección de una sustancia tóxica, siendo la mayoría de los casos producido de forma accidental. Lo primero que hay que hacer si se observan síntomas de intoxicación en la persona, o si sólo se sospecha de ellos, es llamar a un centro asistencial.

Sin embargo, ocurren casos donde la persona afectada necesitará ayuda de primeros auxilios mientras llega la ayuda, o bien mientras se traslada al afectado a un hospital. Hoy en Spoots te diremos cómo realizar los primeros auxilios por envenenamiento, según la forma en que se haya realizado la intoxicación. 

    Índice

  1. Envenenamiento por ingestón (vía oral)

    Si se sospecha de envenenamiento por ingestión, fijarse en los posibles síntomas asociados: náuseas y vómitos, pérdida parcial o total de la consciencia, dolores estomacales severos, quemaduras en la zona de la boca, o sensaciones de quemaduras internas de parte de la víctima. Algunos de los puntos a ser considerados, no necesariamente en ese orden, son:

    • Intentar identificar la causa del envenenamiento, ya que será esencial para determinar el tratamiento a seguir. Si existiese algún envase abierto que sea evidencia de la fuente de la intoxicación, anotar sus características para luego informarle al centro asistencial, de forma de poder recibir instrucciones guiadas más específicas en caso de tener que realizar primeros auxilios.
    • Limpia las vías respiratorias de la persona, es decir, en la zona cerca de la boca y nariz. En lo posible, usa un paño limpio. Si vas al hospital, lleva la toalla contigo.
    • Asegúrate de que el afectado esté acostado de lado, con su cabeza sobre una almohada. Esto permitirá que si vomita, el vómito no toque sus ropas ni se ahogue. 
    • Dar respiración boca a boca si se observa que la persona no respira y está inconsciente. Vigilar siempre el pulso mientras llega la atención médica.
    • Afloja el cinturón de la persona y remuévela de cualqueir objeto que genere presión o que sea potencialmente cortante, como joyas, aros u otros accesorios.
    • No inducir el vómito en la víctima, a menos que el centro asistencial así lo determine, en base a una certeza absoluta sobre lo que provocó la intoxicación (lo que no siempre ocurre). Algunos venenos, especialmente las sustancias corrosivas, pueden producir más daño al ser inducido el vómito.

  2. Envenenamiento por inhalación

    Normalmente la inhalación se produce a causa de respirar gases o humos tóxicos. Notar que el orden de los pasos a seguir puede no ser necesariamente el propuesto.

    En caso de que sospeches que la intoxicación se debió a la inhalación de gases tóxicos, sigue las siguientes indicaciones:

    • Primero asegura tu integridad: cubre tu nariz y boca con un paño o ropa, mejor húmeda. Abrir ventanas si es posible, siempre que sea seguro hacerlo.
    • Asegúrate de mover al afectado a un lugar con aire fresco, aún en caso de no sentir olor alguno en el ambiente. El monóxido de carbono, por ejemplo, es un gas tóxico y no emite olor.
    • Revisar a la víctima para ver si presenta respiración normal, y estar preparado a hacerle respiración boca a boca y reanimación (RCP) en caso de no notar pulso en ella. Monitorea su pulso constantemente.
    • No fumes ni enciendas fósforos, puesto que podría combustionar en caso de haber gases inflamables.
    • Recuesta a la persona de lado, con algo cómodo bajo su cabeza.
    • Si la víctima vomita, debes proteger y limpiar sus vías respiratorias.

  3. Envenenamiento por contacto con la piel y/u ojos

    Normalmente una persona se intoxicará en su piel y/o ojos a causa de sustancias altamente corrosivas y agresivas.

    • Identifica la sustancia que provocó el envenamiento, de forma de informarlo cuando llames al centro asistencial (siempre será lo primero que debas hacer). Fíjate si el envase tiene instrucciones sobre cómo operar en casos de envenenamiento.
    • Remueve la ropa que haya entrado en contacto con la sustancia y bótala lejos del alcance de cualquier persona. Cúidate de no entrar en contacto con el veneno tú mismo.
    • Lava el área afectada, sea piel u ojos, por varios minutos con agua tibia (nunca fría o hirviendo). Intenta hacerlo de forma contínua mientras llega la ayuda. 
    • Si el veneno entró en contacto con los ojos, evita que la víctima se los friegue, por lo que lo mejor es pedirle que intente parpadear lo más posible.

Esperamos estos pasos puedan serte de utilidad en caso que debas prestar primeros auxilios a alguien por envenenamiento. Recuerda siempre llamar primero al hospital o centro asistencial antes de realizar cualquier acción.

¿sabías qué...?

Alrededor del 90% de los envenenamientos se producen en casa.