Enantyum vs Ibuprofeno: ¿cuál es mejor? ¿tienen efectos secundarios?

Similitudes y diferencias entre ambos medicamentos antiinflamatorios y para qué sirven

Muchas veces sentimos inflamación y dolor en alguna zona de nuestro cuerpo, por lo que lo primero que se nos viene a la cabeza es a qué fármaco recurrir. En las farmacias es posible encontrar una infinidad de medicamentos que se recetan para cada tipo de dolencia, pero sin lugar a dudas los análgesicos y antiinflamatorios no esteroideos cobran protagonismo entre este tipo de fármacos, con efectos casi inmediatos y una respuesta muy positiva para un gran número de dolencias.

En este artículo de Spoots analizaremos dos medicamentos muy similares entre sí: el Enantyum y el ibuprofeno.

  • Ibuprofeno es el nombre del principio activo presente en una gran variedad de medicamentos de venta libre en las farmacias. Se puede encontrar bajo el mismo nombre genérico.
  • Enantyum es el nombre comercial bajo el cual se venden los medicamentos con el principio activo dexketoprofeno, un antiinflamatorio y analgésico con mucha más potencia que el anterior que es muy utilizado para tratar problemas como las migrañas o los dolores dentales.

Como cada medicamento es un mundo, en este artículo te diremos cuándo conviene tomar uno u otro para el alivio de las dolencias. Dado que tienen concentraciones y efectos diferentes, esto puede jugar a favor en algunos casos y en contra en otros, por lo que conviene estar informados sobre el tema.




En Spoots te contamos cuándo conviene tomar Enantyum o ibuprofeno.

¿Qué son los AINEs?

Tanto en Enantyum como el ibuprofeno son fármacos son de la misma familia (AINEs) de antiinflamatorios al que pertenecen otros compuestos como por ejemplo el naproxeno o el diclofenaco, por lo que tienen una acción similar sobre el cuerpo al ser inhibidores de la ciclooxigenasa. Así activan un mecanismo que impide la formación o síntesis de las prostaglandinas, que son sustancias producidas por el cuerpo mediadoras de la inflamación, estimulando las terminaciones nerviosas que nos hacen sentir dolor. Al disminuir la inflamación, ayudan a quitar el dolor que la persona percibe.

¿Qué medicamentos de la familia AINEs puedo tomar?

Hoy día podemos encontrar otros medicamentos menos conocidos pero con funciones muy similares que pertenecen al grupo de antiinflamatorios no esteroideos y que son diferentes alternativas al Enantyum o ibuprofeno. A continuación te presentamos algunos nombres de estos medicamentos:

  • Celebrex
  • Airtal 100 mg
  • Neobrufen
  • Fastum
  • Voltaren 
  • Metamizol (Nolotil)
  • Aceclofenaco
  • Apiretal (medicina para uso en bebés y niños)

Enantyum: para qué sirve y posología

Está en el mercado desde 1996 y se distribuye desde los Laboratorios Meranini S.A, con sede en Barcelona. Uno de sus principales componentes es el dexketoprofeno, (aunque también se lo llama dexketoprofeno trometamol) y normalmente se puede encontrar en tabletas de comprimidos de Enantyum 25 mg (a los que se llama Enantyum 25 o Enantyum 25 gr), si bien también es posible encontrarlo en sobres, granulados para solución oral, gel e incluso en ampollas inyectables, aunque estas últimas solo se prescriben en casos especiales en las que una inyección intramuscular es necesaria para el rápido efecto del principio activo ya que actúa en menos tiempo que otros medicamentos.

Normalmente, las cápsulas o comprimidos recubiertos de 25mg se prescriben para ser tomadas en un intervalo en el cual deben de pasar al menos 8 horas entre tomas, con un máximo de 75 mg de ingesta diaria. También existe una versión bebible que tendría el mismo efecto que los comprimidos. El precio generalmente varía de 5 a 10 euros según la presentación, siendo un medicamento bastante económico.

Ibuprofeno: para qué sirve y posología

El ibuprofeno también es un medicamento que tiene propiedades antiinflamatorias (reduce la inflamación), es antipirético (reduce la fiebre) y analgésico (reduce el dolor), y al igual que el Enantyum, actúa para el alivio de dolores causados por inflamaciones en algunas zonas del cuerpo, siendo usado por pacientes que sufren los síntomas de la artrosis o los síntomas de la artritis reumatoide, por nombrar a 2 enfermedades reumáticas comunes.

Asimismo, el ibuprofeno puede recetarse para tratar la dismenorrea (asociada a la menstruación), el acné (por su acción antiinflamatoria), los dolores de cabeza o cefaleas así como la reducción del dolor dental, dolor muscular, dolor postoperatorio, o el dolor producido por lumbago entre otros.

En cuanto a la posología, su dosis diaria máxima es de 1.200-1.800 mg, aunque bajo supervisión médica esta dosis máxima podría aumentar a 2.400 mg, para casos que requieren tratar la inflamación. La prescripción indica que debe de tomarse cada 6-8 horas en dosis de 400-600 mg. A diferencia del Enantyum (que es un medicamento relativamente nuevo), el ibuprofeno está en el mercado desde los años 60 y puede encontrarse en pastillas o sobres e incluso en crema.

Indicaciones y prospectos para el Enantyum y el Ibuprofeno

Como estamos hablando de diferentes principios activos en su composición, es fundamental tener en cuenta cuáles son las indicaciones para cada uno de ellos. Por un lado, el ibuprofeno es un medicamento muy común que se suele vender libremente en las farmacias, mientras que el Enantyum es un medicamento más controlado y que actúa con una menor dosis, debiendo tener un mayor cuidado en su administración (es por ello que además puede tardar menos en hacer efecto y se prescribe solo en adultos).

Indicaciones del Enantyum

Todas estas diferencias nos llevan a preguntarnos, ¿para qué sirve el dexketoprofeno? El dexketoprofeno, principio activo presente en este medicamento, se receta para diversas situaciones como las que mencionamos a continuación:

  • Dolores de intesidad leve a moderada, como por ejemplo: dolor de músculos o musculoesqueléticos como por ejemplo contracturas, dolor de cervicales, dolor menstrual fuerte o dolores dentales. Para estos casos se requieren dosis de 25 miligramos, siendo la presentación "Enantyum 25" la indicada.
  • Funciona para casos en los que el dolor sea de moderado a intenso y se necesite una acción más rápida del medicamento, se recurre a la versión inyectable del Enantyum en una dosis de 50 mg. Por ejemplo, en los casos de dolor postoperatorio, cólicos renales, dolor de ovarios moderado, herpes zóster, hemorroides ciática y lumbalgia (para el dolor lumbar, también son efectivos los relajantes musculares como por ejemplo el Valium o Diazepam).
  • Por otra parte, también está disponible el Enantyum gel o Enangel de aplicación tópica en forma de gel líquido, de gran utilidad para alivios de afecciones dolorosas o inflamatorias de las articulaciones, tendones, ligamentos y músculos, en especial para tratar la tendinitis. Es uno de los geles más efectivos para dolores fuertes.

Al ser un medicamento más concentrado y de mayor intensidad que el ibuprofeno, con el Enantyum se deben tomar más precauciones en cuanto a las dosis ingeridas así como a sus posibles contraindicaciones.

Por ejemplo, el Enantyum, a diferencia del ibuprofeno, no está recomendado para personas menores a 18 años. Así mismo, el consumo de Enantyum tiene un mayor riesgo para el cuerpo, en especial para personas que ya sufren de algunas condiciones o dolencias que pueden agravarse si se combinan con este medicamento.

Indicaciones del ibuprofeno

Si bien el ibuprofeno tiene similitudes respecto a los efectos del dexketoprofeno en cuanto a la acción terapéutica, es un medicamento que tiene una mayor difusión y tolerancia entre los pacientes, por lo tanto se utiliza con más frecuencia en afecciones comunes como las siguientes:

  • Tratamiento de la artritis reumatoide, artrosis, dolor de espalda y otras condiciones reumáticas agudas o crónicas.
  • Dolor en los músculos o dolores musculoesqueléticos con origen traumático (golpes), incluyendo inflamación.
  • Tratamiento de los dolores leves o moderados de origen dental (dolor de muelas, por ejemplo), dolor posquirúrgico, dolor de cabeza, migraña o jaqueca y dolores de garganta.
  • Dismenorrea primaria, dolores durante la menstruación o la regla.
  • Fiebre (en este caso se puede combinar la ingesta de ibuprofeno de forma alterna con paracetamol, también llamado acetaminofén, para parar la subida térmica y bajar la fiebre además de aliviar las molestias).

Contraindicaciones para el Enantyum y el Ibuprofeno

Antes que nada es necesario aclarar que la ingesta de ambos medicamentos no se puede mezclar con alcohol y siempre que sea posible debemos evitar tomarlos con el estómago vacío, sino después de haber ingerido alimentos. Tampoco deben consumirlo embarazadas o mujeres en periodo de lactancia. Por otra parte, no se ha demostrado que el uso de uno de estos medicamentos afecte la eficacia de anticonceptivos, sin embargo siempre es bueno consultar antes con un médico.

Contraindicaciones del Enantyum

Para el caso del Enantyum, no se debiera ingerir en casos de:

  • Insuficiencia renal.
  • Alergia o hipersensibilidad al dexketoprofeno trometamol.
  • Problemas digestivos como ardor estomacal o indigestión, o bien presencia de úlceras gastrointestinales.
  • Mujeres con problemas de infertilidad, puesto que podría tener un efecto negativo sobre la fertilidad de la mujer.
  • Antecedentes de ataques cerebrales previos.
  • Personas con trastornos hemorrágicos.
  • Personas que padecen o han padecido recientemente problemas respiratorios, como el asma o la rinitis.
  • Personas con lupus eritematoso sistémico.
  • Mujeres en embarazo o en períodos de lactancia.
  • Sensibilidad a medicamentos de la familia AINEs.
  • Personas con hernia de hiato.
  • En personas menores a 18 años.
  • Personas con problemas de hipertensión o episodios de tensión alta esporádicos.

Contraindicaciones del ibuprofeno

El ibuprofeno no debe consumirse en los siguientes casos:

  • Niños menores a 12 años.
  • Diabetes
  • Ibuprofeno y lactancia: mujeres embarazadas o en período de lactancia, sobre todo a partir del tercer mes.
  • Personas con antecedentes de ataques cardíacos o cerebrales.
  • Personas con úlcera péptica activa.
  • Problemas de hígado
  • Personas que hayan presentado hipersensibilidad al ibuprofeno u otros fármacos AINEs.
  • Los hipertensos deben de tener cuidado, ya que ocasionalmente sube la tensión. 

Efectos secundarios más comunes

Por un lado, si nos ponemos a analizar el ibuprofeno, podemos ver que sus efectos secundarios más comunes son las náuseas, vómitos, dolores de tripa o estomacales y estreñimiento.

Por otra parte, en el caso del Enantyum, los síntomas adversos más frecuentes (que no llegan al 10% del total de los casos) son parecidos pues incluyen vómitos, náuseas y trastornos digestivos como diarrea. En todo caso, hemos preparado para ti otro artículo con todos los efectos secundarios de Enantyum, para que lo tengas en cuenta.

¿Qué ocurre si tomo Ibuprofeno y Enantyum juntos?

Ambos medicamentos tienen sus correspondientes efectos secundarios que son muy similares entre sí, pero hay algo coincidente en ambos, y es que nunca se deben tomar ambos medicamentos juntos ya que se pueden producir interacciones. Recuerda que debes leer el prospecto de cada medicamento antes de tomar una decisión y por supuesto, consultarlo con tu médico de cabecera.

Como conclusión, podemos afirmar que ambos medicamentos son efectivos siempre y cuando el uso que se les de se corresponda con la prescripción y las indicaciones de un especialista, atendiendo al tipo de dolor y a la efectividad de cada uno de ellos en su ámbito.

Si quieres ahondar más sobre el Enantyum, consulta los prospectos de la web especializada Vademecum, que ofrece información precisa sobre todos los medicamentos que tienen como principio activo al dexketoprofeno, así como en la web de Wikipedia.

En este sitio solo ofrecemos contenido con el fin de informar, lo que se lee en internet nunca se debe reemplazar por una consulta al médico, recuerda que la automedicación podría traer malas consecuencias.

¿sabías qué...?

Si existe el riesgo de sufrir complicaciones en el intestino al tomar ibuprofeno, se puede complementar su ingesta tomándolo con leche u otros alimentos que ayuden a proteger el estómago.