Cómo eliminar los piojos con remedios caseros

Descubre cómo librarte de piojos y liendres con tratamientos sencillos

Todas las madres temen ver llegar a sus hijos del colegio rascándose la cabeza... son los temidos piojos. Es prácticamente seguro que los niños van a tener la cabeza llena de piojos por lo menos una vez en la vida... y tampoco las personas adultas tenemos ninguna garantía de librarnos de ellos, de hecho pueden aparecer en otras partes como por ejemplo el vello púbico y extenderse hacia las ingles. Cuando aparecen en esa zona hablamos de otras clases de piojos conocidas con el nombre de "ladillas" El nombre científico de la infección por piojos es "pediculosis": se trata de pequeños insectos que viven en el cabello y que son muy fáciles de contagiar de una persona a otra cuando las cabezas están en contacto o muy cerca.

Esto es muy habitual en los niños o los bebés, especialmente en el colegio ya que es uno de los lugares donde se produce un mayor número de contagios, aunque igualmente se pueden coger en casa por parte de los adultos cuando los niños ya se han infectado, por ejemplo compartiendo almohadas. Es más frecuente en aquellas personas que tienen el cabello largo, ya que los piojos saltan de un lado a otro más fácilmente. Incluso pueden ser transmitidos por los perros.

    Índice

Síntomas de la presencia de piojos

El síntoma principal de la presencia de los piojos es el picor en el cuero cabelludo. Además de saltar muy fácilmente de una cabeza a otra, los piojos ponen muchos huevos llamados liendres, que se adhieren al pelo y que son difíciles de eliminar. A esto hay que sumarle su facilidad de reproducción, y es que una hembra es capaz de poner hasta diez huevecillos cada día, por lo que nacen piojos nuevos o liendres en poco tiempo, de ahí la importancia de exterminar a estos bichitos desde que comiencen los primeros síntomas.

Los piojos son difíciles de ver a simple vista ya que no son muy grandes y es necesario fijarse bien para buscar algún rastro de su presencia y detectarlos, sin embargo en internet puedes encontrar numerosas fotos e imágenes que te ayudarán a identificarlos en sus múltiples formas.

Tratamiento para los piojos

Desafortunadamente los piojos nunca se van solos, por lo que ha habido unos años en los que se ha tendido a tratar la presencia de piojos usando soluciones muy drásticas en forma de productos químicos agresivos. Estos productos eliminan el problema pero pueden causar alergias y erupciones ya que son excesivamente fuertes para el cuero cabelludo de los seres humanos.

En los últimos años muchas personas han decidido acabar con este problema volviendo a los remedios naturales que usaban nuestras abuelas, ya que son tratamientos que además de ser mucho mas respetuosos con la salud de las personas, quitan los piojos de manera natural. Estos remedios también son muy eficaces, pero tienes que tener en cuenta que al no estar formulados en base a químicos pueden ser menos rápidos y hay que ser constante en su aplicación ya que no vas a notar los resultados al instante y no es posible especificar cuánto tiempo será necesario repetirlos para conseguir eliminarlos, aunque a través de su uso podemos evitar que se reproduzcan hasta acabar con ellos.

Si crees que tienes piojos y te preguntas: “No consigo eliminar a los piojos de mi cabello, ¿cómo puedo deshacerme de ellos? " Afortunadamente existen múltiples consejos que podemos aplicar desde casa, con ingredientes sencillos.

A continuación te mostramos cómo matar a los piojos y hacerlos desaparecer definitivamente con secretos caseros. Haz la prueba y cuéntanos tu experiencia.

  1. Vinagre de manzana

    Vinagre de manzana

    El vinagre siempre ha sido el remedio por excelencia para acabar con piojos y liendres. En la sabiduría popular se dice que el vinagre evita que los piojos "se suban al pelo". El vinagre también es un matapiojos y ayuda a erradicar las liendres ya que las desprende del cabello, de este modo evitamos que se reproduzcan y si no crecen habremos acabado con la plaga de piojos de forma casera.

    Forma de uso

    En el baño, después de lavarte el pelo, aplica una solución de 2/3 de agua caliente (pero que no queme), más 1/3 de vinagre de manzana. Déjalo actuar 5 minutos y aclara. El único problema de este remedio es que deja olor en el pelo, por eso debes aclararlo muy bien, y si lo deseas, volver a aplicar algún champú. En pocos días es posible deshacerse de los piojos por completo.

  2. Aceite de oliva

    Aceite de oliva

    El aceite de oliva también es un método muy eficaz que sirve para controlar la pediculosis. Al parecer los pequeños bichitos mueren asfixiados cuando entran en contacto con el aceite, así que es una buena opción para combatir su llegada y quitarse a los piojos de encima.

    Forma de uso

    Calienta aceite de oliva en un cazo hasta que esté templado, pero a una temperatura soportable para aplicar en la cabeza. Aplícalo en el cuero cabelludo y las raíces del pelo después del baño. Es necesario echarse el aceite masajeando en forma de círculos con los dedos y luego colocar encima de la cabeza un gorro de baño. Los piojos no sobreviven a la densidad del aceite. Es necesario dejar que actúe toda la noche y a la mañana siguiente lava el pelo con abundante agua caliente y champú. Después pasa un peine fino o peines especiales antipiojos (los reconocerás por su forma de peineta) para quitar de los cabellos los piojos y desprender los liendres muertos. Conseguirás eliminarlos fácil y rápidamente.

  3. Vinagre más mayonesa

    Vinagre más mayonesa

    Si a la potente acción del vinagre blanco sumamos el de la mayonesa (en cuya textura los piojos se quedarán atrapados y se ahogarán), tendremos un remedio el doble de eficaz para la eliminación de los piojos. Por si fuera poco esta receta hidrata el pelo en profundidad y lo deja brillante y sedoso naturalmente.

    Forma de uso

    Mezcla en un recipiente una parte de vinagre por dos partes de mayonesa. Para terminar añádele unas gotas de aceite esencial de árbol de té. Bate bien todos los ingredientes para que la mezcla se ligue bien y aplica la pasta por todo el pelo y el cuero cabelludo. Deja actuar esta loción al menos dos horas y después enjuaga la cabeza con agua templada. Al final pasa por la cabeza un peine antipiojos.

    Otro remedio de los más efectivos si no tienes mayonesa consiste en hacer una mezcla de vinagre y azúcar y aplicarla sobre el cuero cabelludo siguiendo el mismo procedimiento. De este modo conseguirás que los piojos se adhieran al peine y te desharás de ellos de forma definitiva.

  4. Infusión de romero o de eucalipto

    Infusión de romero o de eucalipto

    El romero y el eucalipto son de las mejores hierbas con las que contamos para cuidar el cabello porque lo limpia profundamente a la vez que lo fortalece y ayuda a su crecimiento. Pero también contienen aceites esenciales que acaban con la vida de los piojos, por eso ambas son un remedio eficaz para erradicar las liendres y los piojos.

    Forma de uso

    Prepara una infusión de hojas frescas de romero o de eucalipto, déjala enfriar y aplícala dando un masaje por el cuero cabelludo y el pelo al igual que si estuvieras aplicando un shampoo. Déjala actuar una hora y después pasa el peine antiliendres y piojos por el pelo. Recuerda que puedes potenciar el efecto de esta loción para ahuyentarlos utilizando una secadora, ya que el calor intenso consigue atacar de forma directa a los piojos y matarlos.

  5. Ajo y limón

    Ajo y limón

    El ajo junto con el limón es otro de los mejores métodos para sacar los piojos ya que tiene potentes componentes antibacterianos y principios activos que pueden ser eficaces en el tratamiento de la pediculosis y que consiguen combatirlos. No sólo ahuyentan a los piojos, sino que además es beneficioso para curar las heridas del cuero cabelludo, una de las consecuencias de las picaduras de estos bichos.

    Forma de uso

    Tritura una cabeza de ajo y mézclalo con el zumo de un limón hasta obtener una pasta, deja reposar unas horas y masajea el cuero cabelludo con esta mezcla. Envuelve la cabeza en un gorro de baño, deja actuar toda la noche o unas horas y aclara el pelo. El fuerte olor de la mezcla del ajo y el limón acabará con estos pequeños "huéspedes" en poco tiempo.

  6. Alcohol

    Alcohol

    El alcohol es otro de los trucos altamente eficaces para tatar la pediculosis y ayudarte a desprender las liendres, ya que los piojos se intoxican y mueren al entrar en contacto con él. Debes tener cuidado si el cuero cabelludo está muy irritado, ya que puede ser doloroso y muy molesto al momento de su aplicación.

    Forma de uso

    Aplica el alcohol directamente sobre el cuero cabelludo, puedes utilizar un algodón embebido en alcohol y masajear el cabello desde las raíces hasta las puntas, con cuidado de que no caiga sobre los ojos. Es bueno que dejes actuar al menos 2 horas y luego enjuaga con abundante agua tibia. Pasa un cepillo de dientes finos para quitar los piojos y liendres muertos, ya que este paso es infalible para eliminarlos radicalmente.

Recuerda que luego de aplicar los tips o recetas caseras contra piojos que escojas, debes enjuagar muy bien y pasar un peine especial para piojos. Además debes repetir el proceso durante 3 días seguidos mínimo para asegurarte de que sea efectivo y de que estos remedios realmente matan a los piojos. Cuida de tomar medidas para prevenir que vuelvan a aparecer cuando apliques alguno de los anteriores procedimientos ya que si caen y quedan adheridos a la ropa podían sobrevivir, así que asegúrate de  cambiar la almohada y lavar a alta temperatura la ropa de cama y de vestir.

Si no seguimos los pasos correctamente, quitarlos de nuestra vida será una difícil tarea, a veces incluso será necesario recurrir a la medicina como remedio definitivo. Existen varios tipos de medicamentos especiales como por ejemplo productos en forma de gel, líquido, jabón o una loción con creolina que combaten eficazmente este problema al realizar una profunda limpieza. Sirven para para remover los piojos y desterrar a estos molestos visitantes de forma definitiva.

¿sabías qué...?

Los piojos se reproducen con muchísima facilidad. Un dato curioso que lo demuestra es que en 1915 en la camisa de un prisionero ruso de guerra se encontraron 3.800 piojos.