8 efectos del alcohol en el cerebro

Conoce los daños que puede causar a nuestro cerebro beber alcohol exceso

En los últimos años el consumo de alcohol tanto en hombres como en mujeres ha aumentado exorbitantemente. Desafortunadamente, el abuso y consumo regular pueden y causan efectos que llegan a ser irreversibles en nuestro sistema nervioso, actualmente se tienen estudios en donde se demuestra que el alcohol es la sustancia psicoactiva más utilizada en el mundo después de la cafeína. 

Aquí te explicaremos algunos de los daños que puede llegar a causar, para tomar conciencia y moderar nuestro consumo, ya que sus efectos agudos generalmente son reversibles, pero cuando ya se tiene un consumo regular, en exceso y por mucho tiempo, los daños no pueden ser reparados.

    Índice

  1. Perdida momentánea del conocimiento y lapsos de memoria

    El alcohol puede producir deterioros que se pueden detectar en la memoria después de solo haber tomado unos pocos tragos. Grandes cantidades de alcohol, y más si son consumidas rápidamente y con el estómago vacío, pueden producir una pérdida momentánea de conocimiento, o un intervalo de tiempo en que la persona ebria no puede recordar detalles claves o sucesos completos.

    Las pérdidas momentáneas de conocimiento son mucho más comunes, entre quienes beben socialmente, que lo que antes se creía.

  2. Encefalopatía de Wernicke

    Los síntomas de la encefalopatía de Wernicke incluyen confusión mental, parálisis de los nervios que dan movimiento a los ojos y dificultad con la coordinación de los músculos. Por ejemplo, los pacientes con encefalopatía de Wernicke pueden estar demasiados confusos para encontrar el camino para salir de una habitación o ni siquiera podrían caminar.

  3. Psicosis de Korsakoff

    Tanto la encefalopatía de Wernicke como la psicosis de Korsakoff, son causadas por la falta de vitamina B, causando un daño a nivel cerebral.

    La deficiencia de vitamina B es una de las consecuencias más importantes de los alcohólicos crónicos.

    Esta Psicosis se da por un daño permanente en zonas del cerebro involucradas en la memoria.

    Los síntomas de la Psicosis de Korsakoff son:

    • Incapacidad para formar nuevos recuerdos
    • Pérdida de la memoria que puede ser grave
    • Inventar historias
    • Ver o escuchar cosas que realmente no existen
  4. Reducción de los tejidos cerebrales

    A largo plazo, el consumo excesivo de alcohol provoca alteraciones en las neuronas. Se reduce el tamaño de las células cerebrales, la masa cerebral y crece la cavidad interior del cerebro. Estos cambios pueden afectar una amplia gama de habilidades, incluyendo la coordinación motora, la regulación de la temperatura, el sueño, el control de la agitación y del estado de ánimo, así como diversas funciones cognitivas, como el aprendizaje y la pérdida de la memoria.

  5. Daño en la corteza cerebral

    Esta región del cerebro está a cargo del pensamiento, la toma de decisiones, el poder de hacer planes, actuar con inteligencia, sentir emociones, el control en los cinco sentidos y de la interacción social. Los cambios y daños en esta zona pueden poner en peligro la capacidad de resolver problemas, recordar y aprender. Se puede alterar la capacidad para pensar con claridad y reducir la inhibiciones. Esto hace que actuemos o reaccionemos agresivamente sin motivo y hacer cosas sin pensar en las consecuencias. El daño también puede afectar los sentidos, como sería el tener la visión borrosa o no encontrarle sabor a los alimentos.

  6. Daño en el cerebelo

    Este área se encarga de la coordinación motora, es decir, es el área de control de muchos de nuestros movimientos diarios, como caminar y tomar objetos. El alcohol puede disminuir los reflejos, provocar la pérdida del equilibrio, por lo que la persona pueda caminar tropezándose o tener problemas para agarrar las cosas por estar temblando.

  7. Daño en hipotálamo

    Muchos procesos del cuerpo, tales como al frecuencia cardíaca, hambre o sed, se controlan en esta área. El alcohol puede disminuir o aumentar la frecuencia cardíaca. Este área controla los procesos involuntarios, tales como la respiración y el mantener la temperatura corporal. Al beber alcohol en exceso se puede llegar el momento en que se llegue al estado de coma.

  8. Daño en hipocampo

    Es el área que controla la memoria. Beber una gran cantidad de alcohol podría provocar un lapso en blanco, y hacer que se olvide lo sucedido en un periodo de tiempo. Beber alcohol a largo plazo puede causar daños permanentes a nivel de memoria, de leves a graves y puede impedir el aprendizaje.

El alcohol es una droga legal, que desafortunadamente ha ganado terreno social, incrementando riesgo de sufrir accidentes, además de los efectos aquí presentes. Es muy importante que si tu crees que necesitas ayuda para disminuir tu consumo, te acerques a los centros especializados para evitar daños irreversibles. 

Los daños que hemos presentado en esta ocasión, son solamente en cerebro, pero el alcohol daña muchos otros orgános del cuerpo, así que evitemos su consumo en exceso.

¿sabías qué...?

Las bebidas fermentadas existen desde los albores de la civilización egipcia, y existe evidencia de una bebida alcohólica primitiva en China alrededor del año 7000 a. de C. En la India, una bebida alcohólica llamada sura, destilada del arroz, fue utilizada entre los años 3000 y 2000 a. de C. 

comenta y pregunta