Ecografías en el embarazo: cómo interpretarlas

La ecografía en el embarazo es una prueba prenatal muy importante ya que ofrece mucha información acerca de la evolución del embarazo. Gracias a este estudio, los médicos pueden evaluar el desarrollo intrauterino del bebé, pero también es importante porque los papás pueden ver el desarrollo de su hijo, y escuchar sus latidos antes de nacer.

Es importante que conozcamos qué datos es posible ver en la ecografía para que la próxima vez que vayamos con nuestro médico, podamos entender mejor cuando nos explican la imagen donde vemos al próximo integrante de la familia y llevemos un mejor control del embarazo.

¿Qué datos se valoran en la ecografía del embarazo?

Permite, entre otras cosas, detectar malformaciones, evaluar el desarrollo anatómico del feto, su crecimiento, su posición, calcular su edad gestacional, oír sus latidos, evaluar la salud de la placenta, evaluar el volumen y estado del líquido amniótico, estimar el peso del bebé, y se pueden detectar alteraciones tanto del feto, como de los componentes del saco gestacional.




¿Qué tipos de ecografía existen?

La ecografía 2D o bidimensional es la más extendida, pero ya existen ecografías 3D, la cual ofrece imágenes tridimensionales con aspecto de volumen y la llamada 4D, que además añade el complemento de ver al bebe en movimiento en tiempo real.

¿Cómo se realiza la ecografía?

Es una técnica sencilla, inocua e indolora, no implica radiación ni exposición, por lo que se trata de una práctica segura tanto para la embarazada y el feto. Sin embargo, aún cuando no se han demostrado efectos adversos para ninguno de los dos, se recomienda sólo realizar la ecografías que nuestro médico considere necesarias.

¿Cada cuánto es recomendable realizarse una ecografía?

Como comente anteriormente, no se han encontrado efectos adversos ni para ninguno de los dos, se recomienda realizar una ecografía cada trimestre, el médico valorará si fuera necesario realizar una ecografía entre trimestre para descartar alguna enfermedad del binomio.

En ocasiones también se realiza una en las primeras semanas de gestación que suele ser vaginal, para realizar la confirmación del embarazo. Esto se realiza en algunos hospitales públicos, pero si acudes a un hospital privado, muy probablemente se realice una ecografía cada mes para que los padres vayan viendo el desarrollo de su bebé.

¿Qué podemos identificar en las ecografías?

Si se realiza la ecografía vaginal de confirmación de embarazo, podemos evaluar el tamaño del feto, observar la cantidad de embriones y el sitio de implantación del embrión para descartar un posible embarazo ectópico.

Primera ecografía

Generalmente se realiza en la semana 12 de gestación, en ella permite confirmar si existen uno, dos o más embriones, conocer la posición del útero, escuchar los latidos cardíacos y medir nuevamente al feto para determinar si se ajusta al tiempo real de gestación. También se realiza la medición del pliegue nucal, el cual es el marcador ecográfico precoz más sensible y específico para confirmar o descartar Síndrome de Down.

Segunda ecografía

La segunda exploración por ultrasonido se realiza en la semana 20 de gestación, semana 20 de gestación. En ella, se sigue evaluando el correcto crecimiento del feto, se valora el latido cardíaco, los movimientos del feto, su morfología y se observan sus órganos internos. Es en esta ecografía, donde se comprueba con más fiabilidad si existe alguna malformación por lo que suele ser una exploración más exhaustiva y detallada. También se controla el nivel de líquido amniótico, el funcionamiento de la placenta y del cordón umbilical.

Es aquí donde se puede determinar el sexo del bebé, si es que la posición lo permite.

Tercera ecografía

La tercera ecografía se suele realizar entre la semana 33 y 35 de gestación. Es ya la última ecografía antes del nacimiento del bebé, por lo que sirve principalmente para obtener información acerca de cómo se desarrollará el parto.

Además de valorar el estado del feto, su crecimiento, los latidos cardíacos y los movimientos, sirve para conocer su posición dentro del útero, si ya esta en posición, si ya se encuentra encajado, si está de nalgas, etc.

A estas alturas, por el crecimiento, solo se pueden ver algunas partes de su cuerpo.

¿Qué son todas las letras que vienen en la ecografía?

Si bien ahora sabemos qué podemos identificar en cada ecografía, dejamos una lista de las principales abreviaturas y su significado para que les sea más fácil su interpretación.

CRL: Distancia de la coronilla al extremo inferior de columna vertebral.

DBP: Diámetro biparietal. Es la distancia de un lado a otro de la cabeza, se expresa en milímetros.

LMP: Determina la fecha de última menstruación de la mamá.

FEP: Fecha estimada de parto.

CC ó HC: Perímetro craneal del bebé, expresado en milímetros.

CA ó AC: Perímetro abdominal, expresado en milímetros.

FL ó LF: Mide la longitud del fémur.

PEF: Peso Estimado Fetal.

MCF: Mide los movimientos cardíacos fetales.

GF ó GM: Hacen referencia al sexo del bebé.

LA: Líquido Amniótico.

Como podemos ver, gracias a la ciencia y la tecnología, es posible que evaluemos la situación del binomio en todo el proceso del embarazo, y es importante que sepamos qué es lo que podemos evaluar en cada una de las ecografías para que la próxima vez que veamos una podamos preguntar a nuestro médico, si todo se encuentra en orden para que el embarazo tenga un término favorable para ambos.

¿sabías qué...?

Existe entre un 2 y 3% de error en la determinación del sexo de feto por ecografía, sin embargo es importante que se repita después de 2 o 3 semanas para aumentar el porcentaje de certeza.

comenta y pregunta