Cómo disimular los dientes separados

Descubre cuáles son las opciones para tratar el diastema

Los dientes separados, también conocido como diastema, es una pequeña imperfección en la que se observa una separación entre los dientes. Algo que ocurre más frecuentemente entre los dos dientes centrales incisivos superiores.

El diastema es común durante la infancia hasta la pérdida de los dientes de leche y la aparición de los dientes definitivos. Sin embargo en la época adulta este problema puede deberse a diversos factores como diferencia de proporción de piezas dentales o la pérdida de alguna de ellas. En cualquier caso, el diastema es un problema que puede disimularse de forma efectiva a través de varias técnicas.

    Índice

  1. Retoque con carillas de porcelana o composite

    Retoque con carillas de porcelana o composite

    Las carillas de porcelana son una de las técnicas más efectivas para disimular los dientes separados. Las carillas son unas finas láminas fabricadas en porcelana cementada o composite que se colocan en la parte exterior de la pieza dental. Al tratarse de coberturas dentales, las carillas de porcelana crean un efecto visual que deja ver una dentadura alineada y libre de imperfecciones. De esta forma consiguen cubrir los espacios interdentales.

    Hay que tener en cuenta que las carillas son únicamente una solución estética. El diente que está detrás sigue guardando su posición y aspecto original y no sufrirá ninguna modificación.

    En el caso de las carillas de composite, estas se colocan directamente sobre el diente dándole la forma deseada. Si se trata de carillas de porcelana el proceso es más laborioso, ya que su fabricación debe de hacerse previamente en un laboratorio. Generalmente son necesarias entre dos y tres visitas para su colocación.

  2. Coronas

    Coronas

    Las coronas dentales o fundas, son otra de las opciones alternativas para disimular una distemia. Al contrario que ocurre en el caso de las carillas de porcelana o composite, las coronas ofrecen una solución estética que cubre la totalidad de la pieza dental adaptándose a su forma.

    Por un lado están las coronas provisionales, que son aquellas que se elaboran en la consulta del odontólogo hasta que se fabrican las coronas definitivas. Cuentan con la particularidad de que además de servir para disimular problemas estéticos como los dientes separados, protegen la pieza dental y refuerzan su estructura.

    Las coronas definitivas pueden realizarse en diversos materiales: metálicas, de porcelana, acrílicas… eligiendo entre uno y otro en función del fin con el cual se pretende darles uso.

    Para colocar y adaptar las coronas, es necesario tallar la pieza dental. Posteriormente se colocarán las coronas provisionales y finalmente las coronas definitivas que quedan fijadas a través del método de ajuste-cementado. La duración media de las coronas es de 15 a 20 años.

  3. Ortodoncia Invisalign

    Ortodoncia Invisalign

    Las nuevas tecnologías y adelantos en el ámbito de la odontología han ido mejorando en gran medidas la técnicas dentales, especialmente en el caso de las ortodoncias. Atrás quedaron los antiestéticos brackets metálicos y los aparatos incómodos de aspecto llamativo. Hoy día mejorar la estructura y estética dental es tan cómodo como discreto gracias a las ortodoncias transparentes, también conocidas como Invisalign.

    La ortodoncia Invisalign es un tratamiento que no requiere de brackets sino que está formado por una serie de férulas transparentes hechas con láminas termoplásticas de alta resistencia que pueden quitarse y ponerse fácilmente para realizar acciones como comer o lavarse los dientes. La ortodoncia se fabrica de forma personalizada adaptándose a la morfología de los dientes. Cada dos semanas se va modificando la estructura de modo que los dientes van colocándose de forma gradual hasta alcanzar la posición que deseamos.

    De este modo podremos corregir y disimular la distenia en pocos meses, con la garantía de que luciremos una dentadura perfectamente alineada casi sin esfuerzo.

  4. Implante dental

    Implante dental

    Los implantes dentales son una de las opciones que se barajan en el caso de que los espacios interdentales causados por la diastema sea muy destacada. Hay que tener en cuenta que la opción de poner implantes dentales solo es viable en el caso de adultos, ya que es el momento en el cual ha finalizado la formación dental ósea.

    La colocación de los implantes dentales son la opción más compleja de todas de las que disponemos para disimular los dientes separados, ya que requiere de una intervención quirúrgica más larga que supone la extracción precia de la pieza dental original. En función del tipo de implante el proceso completo que puede durar desde unos días hasta 6 meses.

    El implante dental es un anclaje que se coloca mediante la fijación de un tornillo de titanio actuando como si fueran las raíces de los dientes originales. A partir de ahí se coloca el implante que conformarán nuestra nueva dentadura.

  5. Lucir el diastema

    Lucir el diastema

    A pesar de que para algunas personas el diastema puede suponer un complejo estético, hoy en día se ha convertido en una moda a la que recurren cada vez más pacientes. De hecho existen algunas técnicas que permiten separar los dientes de forma forzada.

    Lucir un diastema ha pasado de ser un complejo a convertirse en una elección que ha llevado a cada vez más pacientes a solicitarla en los centros de estética dental. En cualquier caso, si el diastema se ha producido de forma natural por la morfología dental del paciente no es un problema tenerla, pero sí puede llegar a ser perjudicial separar los dientes forzosamente, un factor que tenemos que tener en cuenta si pensamos modificar la forma de la dentadura.

El diastema tan solo es una asunto que tiene que ver con la perfección dental, pero no resulta un problema para la salud dental por lo que su reparación es una cuestión meramente estética. En cualquier caso la opinión de un especialista es clave para dar con la opción más adecuada y menos agresiva para nuestra salud dental.

¿sabías qué...?

El diastema se ha convertido en el sello de identidad de muchas celebridades tales como Brigitte Bardot, Madonna o Eddie Murphy.