Cuál es la diferencia entre la artrosis y la artritis

Te mostramos los aspectos que diferencian a ambas enfermedades

Es normal que algunos nos confundamos entre la artritis y la artrosis dado que tienen nombres parecidos, y también porque ambas patologías son enfermedades reumáticas crónicas y degenerativas que tienen relación con problemas en las articulaciones y que implican sentir dolor en ellas, si bien la forma en que actúan sobre el tejido articular es diferente. Ambas pertenecen al ámbito de la reumatología y la aparición de ambas dolencias se combate con tratamientos específicos y medicación que no curan pero previenen su avance. La alimentación también juega un papel importante en la prevención y tratamiento de ambas enfermedades ya que una dieta equilibrada y rica en Omega 3 puede ayudar a mejorar la salud de articulaciones y huesos.

Tanto la artrosis como la artritis se engloban dentro del concepto "reumatismo" y ninguna de ellas es curable salvo que en el caso de la artritis, su aparición se deba a una causa concreta que se pueda curar, ya que la deformación de los huesos afectados va avanzando con la progresión de la enfermedad.

    Índice

Tipos de artrosis

Dentro de la artrosis podemos encontrar diferentes clases. Las más frecuentes y conocidas son las siguientes:

  • Gonartrosis: Artrosis en las rodillas.
  • Cervicoartrosis: Artrosis que se produce en las cervicales.
  • Lumboartrosis: Artrosis las vértebras lumbares.
  • Artrosis nodular: Artrosis en las manos, los dedos aparecen deformados.
  • Artrosis de muñeca.
  • Coxartrosis: Artrosis producida en la cadera.
  • Artrosis en los pies.
  • Rizartrosis: Artrosis producida en el dedo pulgar.
  • Artrosis facetaria o interfacetaria en la espalda.
  • Artrosis acromioclavicular: Artrosis producida en el hombro
  • Artrosis erosiva, es la que produce erosiones en el cartílago de la mano.
  • Poliartrosis: Artrosis diagnosticada cuando se produce en más de cuatro articulaciones.
  • Espondiloartrosis: Artrosis que produce un desgaste en los discos de las vértebras de la columna vertebral.

Tipos de artritis

En cuanto a la artritis, existen varias clases (más de 100), siendo las más frecuentes:

  • Artritis psoriásica: Artritis que se presenta en aquellos pacientes que sufren psoriasis en la piel. Aparece inflamación y dolor en ciertas articulaciones afectadas e incluso deformación con el paso del tiempo.
  • Artritis gotosa: Este tipo de artritis se produce por la acumulación de ácido úrico, y produce inflamación y rigidez intensa.
  • Artritis reactiva: Es un tipo de artritis que aparece tras una infección de génito-urinaria o intestinal. Además de dolor e inflamación en las articulaciones, este tipo de artritis puede ocasionar inflamación en los ojos y en la piel. También se puede llamar espondiloartropatía seronegativa.
  • Artritis infecciosa: También conocida con el nombre de artritis séptica, se produce por una acumulación de bacterias en el espacio articular que, de no tratarse a tiempo, puede desencadenar la pérdida parcial de la articulación.
  • Artritis idiopática: Es la conocida como artritis juvenil, que aparece sin una causa aparente a muy temprana edad y es de carácter autoinmune.
  • Artritis deformante o reumatoidea: Es una artritis que afecta al pie y al tobillo y que produce una severa malformación.

Son dos enfermedades que tienen varias características distintas aunque ambas atacan a la salud del sistema óseo por lo que podemos encontrar algunas semejanzas también.

En Spoots te mostramos cuáles son las diferencias entre la artritis y artrosis, así como sus similitudes en diferentes aspectos.

  1. Lugar de aparición de las lesiones: artrosis vs artritis

    Lugar de aparición de las lesiones: artrosis vs artritis

    Si bien tanto la artritis como la artrosis están ligadas a los problemas relacionados con las articulaciones, se manifiestan en forma distinta:

    Artrosis

    El significado de artrosis es: una enfermedad reumática degenerativa que aparece como consecuencia de un desgaste del cartílago, el cual es un tejido elástico (que no posee vasos sanguíneos) y flexible que cubre la superficie de la articulación. 

    Así, podemos determinar que la práctica totalidad de las articulaciones que están en el cuerpo humano son susceptibles de ser afectadas por un desgaste del cartílago y por tanto de la aparición de artrosis siendo más frecuente la rodilla, cadera, manos y columna vertebral o espina dorsal, así como en las piernas, especialmente en la rodilla.

    Artritis

    Por otra parte, la artritis es, en su definición, una enfermedad (también degenerativa) que resulta de la inflamación de la membrana sinovial, que es una capa de tejido de poco espesor que cubre la cápsula articular fibrosa. Esta membrana es la que produce el líquido sinovial, el cual actúa a la vez de lubricante en los cartílagos.

    La inflamación continua de la membrana sinovial podrá afectar la salud del hueso sobre el que se ella se fija, formando erosiones óseas, y así mismo afectará la salud de los cartílagos, los cuales se van desgastando poco a poco. Una vez que un cartílago se ha desgastado puede desaparecer con el tiempo. Esto provoca que las zonas afectadas aparezcan deformes, las articulaciones se inflaman y se produce la llamada como rigidez matutina como consecuencia de un largo período de inactividad que provoca una rigidez articular muy dolorosa en manos, pies, cadera, rodillas y la columna vertebral.

    Además la artritis se distingue por la presencia de nódulos especialmente en los dedos de las manos, ya que las articulaciones se deforman. Esto se origina en una etapa más avanzada de la enfermedad.

    La artrosis también se conoce como osteoartrosis u osteoartritis (falta de cartílago o cartílago dañado e inflamado que provoca la fricción entre los huesos). También se conoce otra forma de esta enfermedad conocida como poliartritis o poliartrosis cuando se produce en casi todo el cuerpo.

  2. Zonas del cuerpo afectadas: artrosis vs artritis

    Zonas del cuerpo afectadas: artrosis vs artritis

    Las lesiones en la artritis y artrosis también se presentan en diferentes partes del cuerpo:

    Artrosis

    Las manifestaciones más comunes son: la artrosis de caderas, artrosis cervical, artrosis lumbar (parte baja de la espalda), artrosis degenerativa en la columna vertebral, artrosis de rodilla y artrosis en las manos, especialmente en los dedos. Cuando se produce en numerosas articulaciones, las cuales aparecen inflamadas, hablamos de una artrosis generalizada. Si solo se produce en una zona del cuerpo hablamos de artrosis localizada.

    Artritis

    En la artritis las principales clases de artritis que se pueden diagnosticar aparecen en zonas afectadas muy específicas como son las manos, rodillas, caderas y pies.

  3. Prevalencia en la población afectada: artrosis vs artritis

    Prevalencia en la población afectada: artrosis vs artritis

    El porcentaje de la población afectada de una y otra enfermedad también varía. En la artritis, la prevalencia alcanza alrededor de entre un 0,5%-1,5%, mientras que la prevalencia de artrosis en la población es mucho mayor, dividiéndose según la zona afectada (datos en España):

    • Artrosis de la mano: 5-7%.
    • Artrosis de la rodilla: 10-12%.
    • Artrosis de mano o columna: 15-17%.

    De hecho, la artrosis es la enfermedad articular actual con mayor prevalencia en España y en muchos otros países. La prevalencia de la zona afectada varía según la situación geográfica. Por ejemplo, en China se da con más frecuencia la artrosis de rodilla que en las personas caucásicas, pero la artrosis de cadera puede afectar a casi un cuarto de la población europea, con mucho menor prevalencia en gran parte del país asiático.

    Ambas enfermedades están relacionadas con el envejecimiento, sin embargo y de forma muy excepcional podemos hablar de artrosis infantil, que si bien no afecta de la misma forma que ocurre en el caso de los pacientes adultos, si que se produce una lesión en el cartílago articular que predispone a sufrir en el futuro una enfermedad de este tipo o al desarrollo de una enfermedad degenerativa progresiva temprana que comienza a una edad muy precoz.

  4. Manejo del dolor asociado: artrosis vs artritis

    Manejo del dolor asociado: artrosis vs artritis

    El manejo del dolor difiere de una dolencia a otra. Así podemos diferenciar los siguientes aspectos:

    Artrosis

    En el caso de la artrosis, el dolor en las articulaciones puede disminuir o parar totalmente con un buen tratamiento que consiste en la ingesta de medicamentos (analgésicos, antiinflamatorios o fármacos de otro tipo) o el reposo (aunque no muy prolongado) de fiebre. 

    El dolor en la artrosis tiene un componente mecánico, lo que implica que ciertas posturas o ejercicios pueden hacer que empeoren los síntomas.

    La artrosis se enfoca el tratamiento mucho más en el ámbito no farmacológico, esto es, buscando incorporar hábitos que alivien las articulaciones y eviten prácticas que la sobrecarguen (como cargar mucho peso), junto a la práctica de ejercicios que no impacten las articulaciones. Es decir, se trata de prevenir los síntomas iniciales y de una vez que la enfermedad se diagnostica en sus primeros síntomas, afrontarla y tratarla de forma natural con el uso de tratamientos naturales e incluso remedios caseros, para mejorar la calidad de vida del paciente a pesar de que no haya curación ni una solución definitiva.

    Artritis

    En el caso de la artritis el reposo no atenúa el dolor sino que éste puede empeorar e incluso puede aparecer un cansancio extremo acompañado de fiebre. En la artritis el dolor tiene un componente de tipo inflamatorio que va aumentando conforme la enfermedad avanza y es más grave y severa.

  5. Tipo de lesión en el hueso: artrosis vs artritis

    Tipo de lesión en el hueso: artrosis vs artritis

    El tipo de lesión en función de la dolencia se observa de la siguiente forma:

    Artrosis

    Por un lado en la artrosis observamos la presencia de osteofitos (también llamados picos de loro) en la radiografía, que son depósitos de sales cálcicas que se manifiestan en las salidas de los huesos, pudiendo estas formaciones óseas irregulares dañar los tejidos cercanos. Hay 4 tipos de osteofitos: central, marginal, capsular y periostico. Generalmente por si solos no duelen, pero cuando lo hacen es señal de que están ejerciendo presión sobre un nervio.

    Artritis

    Cuando se realiza una radiografía, en la artritis se observan normalmente signos de erosiones en los bordes de las articulaciones.

  6. Causas de aparición de la enfermedad: artrosis vs artritis

    Causas de aparición de la enfermedad: artrosis vs artritis

    Las causas que hacen aparecer la artritis y la artrosis también difieren. 

    Artrosis

    En el caso de la artrosis, el origen de su aparición puede deberse a la obesidad, el sobreesfuerzo por ciertas actividades que recarguen mucho las articulaciones (como cargar mucho peso), factores genéticos, lesiones deportivas o por el mero envejecimiento del cartílago (con la edad). En otras ocasiones no hay una causa conocida que explique su aparición, es lo que se conoce como artrosis primaria.

    Existe un tipo poco común de artrosis: la artrosis erosiva caracterizada precisamente por la aparición de erosiones en los cartílagos cuyas causas podrían ser desde problemas con las hormonas hasta trastornos de tipo metabólico.

    Otro caso especial es el de la artrosis reumatoide o artrosis reumatoidea, una artrosis autoinmune de la cual se desconocen las causas y que se caracteriza por una acción errónea del sistema inmunitario que actúa atacando el tejido sano.

    Artritis

    En el caso de la artritis, las causas más comunes son las infecciones (sea por virus, bacteria u hongos, que pueden derivar a una articulación) en este caso hablamos de artritis séptica, el exceso de peso o un mal funcionamiento del sistema inmunológico (que lo lleva a atacar por error células de algunas articulaciones) y su respuesta a los agentes externos. También es posible que se den algunos casos de artritis traumática o postraumática, producida por una fractura de articulación o bien por el exceso de presión ejercido sobre las articulaciones que provoca un traumatismo.

    En ambos casos, las mujeres son más propensas a sufrir la enfermedad que en el caso de los hombres.

  7. Progresión de la enfermedad: artrosis vs artritis

    Progresión de la enfermedad: artrosis vs artritis

    Si bien tanto la artrosis como la artritis conllevan una destrucción del tejido articular existen ciertas diferencias:

    Artrosis

    En la artrosis pueden pasar muchos años desde el inicio de la degeneración articular hasta que se presenten sus síntomas más intensificados, de hecho, aunque es poco frecuente, también es posible que ambas enfermedades afecten a personas jóvenes, aunque una artrosis juvenil no es lo más habitual. 

    Además hay que tener en cuenta que la artrosis es una enfermedad degenerativa por lo que no es posible curarla, pero para la cual se pueden buscar remedios que alivien sus síntomas especialmente cuando se encuentra en su fase más aguda.

    Artritis

    En el caso de la artritis la degeneración es muy rápida, por ello, el diagnóstico precoz en la artritis es mucho más importante para detener su progresión lo antes posible, ya que la aparición de un brote además de que puede durar varios días e incluso semanas, duele, y puede ser señal de que la enfermedad está avanzando o de que el tratamiento no es efectivo.

    En cualquier caso hay que tener en cuenta que tanto en el caso de la artrosis como en el caso de la artritis, estamos hablando de enfermedades que no tienen cura, pero que gracias a la aplicación de algunos tratamientos o remedios farmacológicos y naturales es posible sobrellevar como por ejemplo: la ingesta de suplementos de colágeno o las inyecciones de ácido hialurónico para la artrosis así como el uso de medicina naturista para combatir los problemas que causa la artritis.

Existe cierta tendencia a confundir tanto la artritis con la artrosis como la artritis con la osteoporosis. Lo cierto es que se trata de enfermedades muy distintas ya que en el caso de la osteoporosis, hablamos de la pérdida de masa ósea cuyas consecuencias son la aparición de dolores y fragilidad que provoca la fractura de los huesos. En cualquier caso, determinadas pruebas como las radiografías ayudarán al especialista a detectar cualquiera de estas enfermedades.

Si quieres saber más del tema, consulta algunos artículos interesantes que te informarán más sobre la artritis y la artrosis:

Y recuerda que la visita al médico es fundamental para contar con toda la información acerca de este tipo de enfermedades. Además el profesional nos indicará todos los tratamientos disponibles para calmar y aliviar el dolor cuando empieza a ser menos llevadero, evaluará el avance de la enfermedad y hará las pruebas necesarias para diagnosticar las posibles deformaciones o desgastes de articulaciones y huesos para tratar el problema con la terapia adecuada.

En el caso de aquellos tipos de artrosis o artritis que tengan un componente hereditario, el profesional de este campo nos informará acerca de la mejor forma de prevenirla o evitar su aparición temprana al controlar cada una de las etapas.

¿sabías qué...?

Las lentejas son un muy buen alimento para ayudar a la prevención de la artritis reumatoide así como a su tratamiento, gracias a sus propiedades antiinflamatorias.