Qué es la dieta disociada

Te enseñaremos de qué se trata esta dieta disociada y cómo seguirla

Si quieres bajar de peso pero lo tuyo no es pasar hambre, entonces la dieta disociada es una excelente opción. En ella se pone énfasis en la correcta combinación de diversos alimentos, esto es, no debes mezclar alimentos que no sean compatibles entre ellos. 

Te comentaremos a continuación todo sobre esta dieta para que puedas intentar seguirla correctamente, pero no olvides consultar a un especialista antes de embarcarte en ella.

¿En qué consiste?

Esta dieta es más que un simple método para adelgazar ya que sigue una pauta alimentaria muy particular que debe ser seguida al pie de la letra por la persona. Básicamente nos dice que nuestro cuerpo no digerirá de la mejor manera si ingerimos en una misma comida los 3 grupos de alimentos: azúcares, proteínas y grasas. Si lo hacemos, gran parte de los nutrientes que ingeramos se convertirán en grasa.




¿Cómo se dividen los alimentos?

Esta dieta divide los alimentos en 3 clases principales:

  • Glúcidos (pan, pasta, trigo, chocolate, azúcar, arroz, zanahoria, cebolla, semillas)
  • Proteínas (todos los alimentos de procedencia animal más los frutos secos)
  • Neutros (verduras, manquequilla, proteínas crudas y aceites vegetales)

Por lo tanto, según esta dieta, en una comida no se deben mezclar alimentos de estas 3 categorías. Por ejemplo, no podràn mezclarse carnes (proteínas) con carbohidratos (glúcidos), a excepción de los huevos. Sin embargo, hay algunas otras reglas que deben seguirse con cuidado.

Reglas báscias de la dieta disociada

En la misma comida, comer sólo un alimento concentrado o más alimentos entre sí "compatibles" (por lo general, pertenecen a la misma categoría).

No se unen en la misma comida alimentos ricos en proteínas con los demás sobre la base de hidratos de carbono, sobre todo si tienen alto contenido de azúcar.

El azúcar debe ser cambiado por el edulcorante, o bien dejado de lado. Una buena opción es la stevia.

Se debe evitar a toda costa el alcohol y las bebidas gaseosas.

Evitar la combinación de fuentes de proteínas de diferente naturaleza (por ejemplo, la carne o el pescado con legumbres y productos lácteos).

Comer carbohidratos complejos y azúcares en comidas separadas.

Las frutas deben comerse siempre por separado, esto es, entre comidas.

Se pueden mezclar las legumbres con todo tipo de comidas, salvo las frutas.

El equilibrio del cuerpo se ve perturbado por el estilo de vida moderna, que favorece la acumulación de toxinas para comprometer el funcionamiento de todo el organismo. Para defenderse de las trampas de esta condición peligrosa, se debe aumentar el consumo de frutas, verduras, batidos y caldos vegetales que promueven la desintoxicación del organismo.

Si bien la dieta disociada alienta el consumo de alimentos de origen vegetal, también advierte de los peligros de una dieta demasiado rica en productos de origen animal y que puede llevar a sufrir enfermedades cardiovasculares, metabólicas y ciertos tipos de cáncer.

El consumo de hidratos de carbono debe ser máximo durante las primeras etapas del día y disminuyendo progresivamente a medida que te acercas a la cena. 

La cena debe ser rica en alimentos ricos en proteínas, y excluir casi por completo los hidratos de carbono, con excepción de aquellos complejos contenidos en las verduras o pequeñas cantidades de granos enteros.

¿Cuándo se deben ingerir los alimentos?

La dieta disociada divide la ingesta diaria de alimentos en: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Algunas consideraciones a tener en cuenta:

  • Los hidratos de carbono sólo deben tomarse en el desayuno y el almuerzo.
  • Las proteínas sólo deben consumirse en la cena.
  • Los frutos secos podrán ingerirse en la merienda o a media mañana, pero no junto a las frutas.
  • No se pueden mezclar hidratos de carbono. Por ejemplo, arroz con papas está prohibido.
  • No debes saltarte comidas, ya que tu cuerpo sentirá la falta de los nutrientes y por ende afectar tu metabolismo.

 

Ventajas

  • Esta dieta no limita la cantidad de calorías consumidas (si bien no hay que abusar), por lo que hay mayor libertad en la cantidad ingerida.
  • Te permite comer alimentos de todos los grupos.
  • Al tener libertad en las cantidades, resulta más fácil de seguir en ese aspecto.

Desventajas

  • Al ser esta dieta de una programación alimenticia tan aprticular, no debe seguirse por tiempos prolongados.
  • No hay literatura científica que respalde integralmente.
  • No se garantiza que el peso perdido no se recupere al volver a la alimentación normal. 

Esperamos que esta información te haya servido para estar informado sobre esta dieta. No olvides consultar a uno o más especialistas si tienes interés en intentarla.

 

¿sabías qué...?

Hay algunos estudios que dicen que las mujeres que leen la composición y la proveniencia de los alimentos pesan menos que el resto.

comenta y pregunta