Diclofenaco: 8 preguntas respondidas

El diclofenaco es un medicamento antiinflamatorio no esteroideo (AINE) que, además de tratar la inflamación, también sirve para combatir el dolor, especialmente el asociado a las articulaciones por causa de la artritis. Sabemos que cuando hay dolor, muchas veces no se puede esperar, por lo que se busca un medicamento que tenga acción rápida y efectiva. La marca comercial de diclofenaco más conocida es Voltaren, si bien este fármaco también puede comercializarse con otros nombres (Cataflam, Difenac, Zorvolex, Zipsor, Solaraze, Clofén).

De manera de poder conocer más sobre el diclofenaco, te mostraremos algunas interesantes preguntas que muchas personas tienen sobre este fármaco, buscando que puedas quedar mucho más informado sobre sus efectos, usos y contraindicaciones.

¿Cuáles son las principales dolencias tratadas por el diclofenaco?

Ya habíamos comentado que el diclofenaco se usa mucho para tratar los síntomas provocados por la artritis, que es una enfermedad que provoca rigidez, inflamación y dolor en las articulaciones, especialmente en los codos, cuello, dedos de las manos, hombros, muñecas o incluso en la espalda o cadera. Entre los tipos de artritis más comunes y conocidos están la artritis reumatoide y la artrosis




Sin embargo, también hay otras dolencias que pueden ser tratadas con el diclofenaco, como lo son los dolores de la menstruación, dolores dentales, gota, migrañas, torceduras y esguinces, además de dolores post operatorios. Como ves, el rango de aplicaciones no es menor, por lo que el doctor será quien decida sobre la factibilidad de prescribir diclofenaco para cada caso en particular.

¿El uso prolongado de diclofenaco produce alguna deficiencia en el organismo?

Si leemos el prospecto del diclofenaco (Voltaren), se dice que su uso prolongado podría afectar ciertas plaquetas que son necesarias específicamente para la correcta coagulación de la sangre, Siendo así, si estás tomando diclofenaco y sufres una herida o corte, entonces su curación podría tomar un tiempo mayor de lo normal. En cuanto a los nutrientes y vitaminas, no se ha visto que su uso implique una deficiencia de ellas en el organismo, por lo que no habría necesidad de recurrir a un suplemento específico.

¿Es posible combinar diclofenaco con otro analgésico?

Esta es una interesante pregunta porque muchas personas buscan aumentar o potenciar el efecto del fármaco, y muchas veces recurren a otros analgésicos en el mercado. Sin embargo, para los otros AINEs (como la aspirina, el ibuprofeno o el naproxeno) esto no es posible ya que la combinación de ellos puede exacerbar los efectos secundarios, especialmente llevando a molestias gastrointestinales. Una excepción dentro de los analgésicos que podrían combinarse con el diclofenaco sería el acetaminofeno (como el Tylenol).

En cuanto a las interacciones con otros tipos de medicamentos, se ha visto que hay una serie de ellos que pueden ser contrapoducentes si se toman en conjunto con el diclofenaco, como por ejemplo, los inhibidores de la ACE (lisinopril), anticoagulantes (warfarin, enoxaparin, dabigatran), bloqueadores de los receptores de angiotensina (losartan, valsartan), entre otros.

¿Posee el diclofenaco efectos adversos severos?

Sí, y no hay que descartarlos. Hay estudios que sugieren que las personas que toman antiinflamatorios no esteroideos (con la excepción de la aspirina), como el diclofenaco, tienen mayor probabilidad de sufrir un ataque al corazón o infarto que las personas que no toman los AINEs. Estos eventos no siempre es posible predecirlos, pues pueden ocurrir sin aviso previo, y es más probable que ocurran en personas que llevan mucho tiempo tomando alguno de los AINEs.

El diclofenaco, junto a los otros AINEs, también puede producir sangrado, úlceras o incluso perforaciones en el intestino o estómago, pudiendo también causar la muerte en el paciente. Estos efectos pueden también aumentar en quienes tienen un largo tratamiento con diclofenaco, así como en quienes abusan del alcohol durante el tratamiento, en las personas de la tercera edad y/o en quienes tienen una salud más débil de lo normal.

¿Qué cosas debo informar al doctor antes de tomar diclofenaco?

Sabemos que el doctor debe estar al tanto de nuestra condición médica, para poder decidir informadamente si conviene recetar diclofenaco o cualquier otro fármaco AINE. En específico, coméntale a tu doctor si eres alérgico a la aspirina, al diclofenaco, a cualquier otro AINE o bien a algunos de los ingredientes inactivos que se encuentran en el diclofenaco; si tienes o has tenido úlceras, sangrado intestinal o estomacal, o cualquier otro tipo de desorden hemorrágico; si tienes presión arterial alta, diabetes o colesterol alto; si tienes lupus; si tienes insuficiencia hepática o renal; si tienes frecuentemente inflamación en los pies, manos, rodillas o en la parte baja de las piernas; si estás embarazda, en planes de estarlo o bien en el periodo de lactancia; si tienes anemia o porfiria; si tienes alguna enfermedad gastrointestinal específica (como la enfermedad de Crohn); si vas a someterte a una cirugía (aunque sea de tipo dental); si tienes tendencia a sufrir retención de líquido; si tienes asma u otros tipo de insuficiencia respiratoria o si eres fumador compulsivo.

¿Cuáles son sus principales efectos secundarios?

Como todos los medicamentos AINEs, el diclofenaco puede producir efectos secundarios en algunos pacientes, los cuales debieran tender a disminuir con el decorrer de las primeras semanas. En el sistema gastrointestinal, podemos destacar a la constipación, diarrea, acidez, gases, dolor abdominal y calambres. En la cabeza, los más comunes son el dolor de cabeza y el pitido en los oidos, además de la sensación de mareos y náuseas. También puede presentarse alteraciones de las transaminas (enzimas hepáticas).

Por otro lado, el diclofenaco podrá aumentar la presión arterial, por lo que debes chequeártela regularmente con tu doctor. Debes informarle inmediatamente a tu doctor si percibes algunos síntomas como: aumento de peso repentino, cambios de humor, dolor al tragar, pérdida de apetito severa, aumento de la frecuencia cardíaca, urina con sangre, dolor en la espalda, dolor al urinar, fatiga sin causa aparente o edema (inflamación de los pies o manos). Lee nuestro artículo que amplía el tema, llamado: Diclofenaco: Precauciones y contraindicaciones.

¿Cuál es la diferencia entre el diclofenaco sódico y el diclofenaco potásico?

Muchas veces habrás ido a la farmacia y habrás visto que existen estas 2 opciones de diclofenaco, y en distintas presentaciones. Pues bien, la principal diferencia entre ellos es que el diclofenaco potásico se absorbe más rápidamente en el cuerpo, mientras que el diclofenaco sódico permanece por más tiempo en el torrente sanguíneo. Siendo así, se recomienda el potásico para tratar el dolor y el sódico para tratar la inflamación. Ambos tienen el mismo principio activo, solo variando la sal en que son presentados.

¿Se tomar otro medicamento conjuntamente para proteger el estómago del diclofenaco?

Así es, si bien no es obligatorio hacerlo. En personas con un sistema gastrointestinal delicado o que haya sufrido alguna enfermedad que afecte a esa zona del cuerpo, el médico puede prescribir misoprostol junto al diclofenaco para reducir el riesgo de daño en el estómago y/o intestinos. Sin embargo, estos protectores gastroduodenales solo reducen el riesgo de complicaciones, no los anulan. 

El saber cómo tomar diclofenaco es esencial para poder reducir el riesgo de sufrir complicaciones gastrointestinales o de tipo cardíaco. Recuerda leer el prospecto que viene dentro de la caja, sabiendo que debes seguir al pie de la letra las indicaciones del doctor, especialmente la duración del tratamiento y la dosis diaria.

¿sabías qué...?

El diclofenaco en gel, también conocido como Voltaren Emulgel, es ideal para atacar inflamaciones superficiales, reduciendo notablemente los riesgos asociados a la versión en tabletas, al no ser el medicamento ingresado a través del torrente sanguíneo.

comenta y pregunta