Cómo detectar el Glaucoma

Has tenido problema de vista, te duelen los ojos o los sientes duros... podría ser glaucoma

Nuestros ojos son unos de nuestros órganos que nos conectan con el mundo exterior, muchas veces no se valoran hasta que enfrentamos alguna dificultad para ver o somos sometidos a tratamientos que necesitan el reposo de nuestros ojos.

Actualmente, gracias a las enfermedades como la diabetes y la hipertensión, nuestros ojos se han visto atacados por el daño que estas enfermedades les producen.

Una de estas afecciones oculares importantes, es el glaucomaque si bien la diabetes y la hipertensión son causas muy frecuentes, puede producirse por muchas otros factores que debemos de tomar en cuenta. Pero primero expliquemos un poco qué es el glaucoma.

Qué es el glaucoma




El glaucoma, es una enfermedad ocular que se caracteriza por aumento de la presión ocular, excavación y degeneración del disco óptico y típico daño de fibras retinales provocando característicos defectos en el campo visual.

El glaucoma es la 2da causa de ceguera en el mundo, mediante la destrucción progresiva de todas la fibras nerviosas de la papila óptica, que es cuando se produce la ceguera.

El nivel de presión ocular tiene un valor promedio en la población de 16 mmHg, pudiendo ser normal valores de hasta 18.5mmg, por lo que valores sobre 21mmHg se consideran de riesgo. Existen 4 tipos fundamentales de glaucoma, que se diferencian en cuanto a su patogenia, manifestaciones clínicas y formas de tratamiento.

Casi todas las formas de glaucoma se deben a un obstáculo en el drenaje del humor acuoso.

Tipos de glaucoma

Los tipos de glaucoma son: glaucoma congénito, glaucoma secundario, glaucoma primario de ángulo estrecho y glaucoma primario de ángulo abierto.

En la forma más común de glaucoma (glaucoma primario de ángulo abierto), el aumento de la presión por acumulación de líquido se produce muy lentamente. En general, no se presentan síntomas molestos o dolorosos. Pero con los tipos menos comunes de glaucoma, los síntomas pueden ser más graves.

Síntomas de glaucoma

  • Vista borrosa
  • Dolor de cabeza y en ojos
  • Nauseas y vómito
  • Aparición de círculos de colores alrededor de las luces brillantes
  • Pérdida repentina de la vista

El glaucoma afecta a personas de todas las edades, desde bebés hasta adultos mayores, pero aunque todas la personas corren riesgo de desarrollar glaucoma, las personas con mayor riesgo incluyen: personas mayores de 60 años, familiares de personas con glaucoma, personas de ascendencia africana, personas con diabetes, personas que utilizan gran cantidad de esteroides y personas con presión ocular elevada.

Aún se desconoce la razón por la cual los canales de drenaje del ojo dejan de funcionar de manera apropiada. Lo que se ha descubierto hasta hoy, es que el glaucoma no se desarrolla ni por leer con poca luz, por la dieta, por usar lentes de contacto ni por realizar otras actividades normales.

También se sabe que no es contagioso, no pone en riesgo la vida y rara vez ocasiona ceguera si se detecta a tiempo y se utiliza el tratamiento correcto.

Es importante que nos realicemos un chequeo periódicamente con el oftalmólogo, más si presentamos alguno de los síntomas ó si tenemos algún antecedente de los que señalamos. La preveción es importante, y puede evitar que nosotros o nuestros familiares pierdan la vista.

¿sabías qué...?

La labor del oftalmólogo Albrecht von Graefe (1828- 1870) supone un punto de inflexión en el entendimiento y tratamiento quirúrgico de esta patología. En su pequeña clínica berlinesa, fundada en 1851, se inicia el tratamiento quirúrgico del glaucoma.