Cómo desintoxicar el cuerpo naturalmente

Te ayudamos a eliminar toxinas del cuerpo en forma natural incorporando una serie de hábitos saludables.

“Mente sana en cuerpo sano”, así lo indica el saber popular y por eso es que hoy nos dedicamos a desintoxicar el cuerpo de forma natural para así recuperar energía y vitalidad.

Mucho se habla de la desintoxicación del organismo pero… ¿qué significa con exactitud? Se trata de eliminar toxinas y bacterias del cuerpo que se han acumulado a lo largo del tiempo y como consecuencia de la ingesta de comidas, del consumo de agua y del contacto cotidiano con el ambiente.

Si te sientes cansado, sin energía y con falta de vitalidad, puedes poner en práctica algunos consejos para eliminar estos residuos acumulados y así limpiar el organismo.

    Índice

  1. Alimentos desintoxicantes

    Alimentos desintoxicantes

    Revisar la dieta es esencial para desintoxicar el cuerpo en forma natural. Hay alimentos que ayudan a eliminar las toxinas naturalmente y son muy recomendables: limón, ajo, col, remolacha, perejil. Además aprende a incorporar más alimentos alcalinos a tu dieta (verduras, frutas, legumbres) y disminuir los ácidos (dulces, carnes, lácteos).

  2. Beber agua

    Beber agua

    El agua es fuente de salud, vital a la hora de barrer con todo lo malo del organismo. Es una gran forma de limpiar el cuerpo en forma natural y por eso un ítem esencial para lograr buenos resultados. Hay que beber al menos 2 litros de agua al día para así limpiar el cuerpo y eliminar las impurezas. El agua ayuda a que los riñones y el hígado trabajen bien al tiempo que mantiene la piel joven y bien hidratada.

  3. Buen sueño

    Buen sueño

    El sueño es esencial para el metabolismo y el equilibrio del cuerpo. Si bien no tiene acción directa con el proceso de desintoxicación, colabora a la hora de lograr la armonía y la recuperación del organismo. Lo ideal son entre 7 y 8 horas diarias, que suelen ir disminuyendo a medida que pasamos de la adultez a la vejez.

  4. Realizar ejercicio

    Realizar ejercicio

    Es uno de los grandes recursos para desintoxicar el cuerpo en forma natural pues el organismo libera toxinas acumuladas al ponerse en movimiento, siempre a través de la transpiración. 

  5. Consumo de fibras

    Consumo de fibras

    Los alimentos ricos en fibras ayudan al buen funcionamiento del aparato digestivo y así el cuerpo funciona como un reloj suizo, desechando todos sus desperdicios. Por eso, se recomiendan alimentos como las lentejas, los frijoles y los cereales integrales.

  6. Eliminar café, alcohol y tabaco

    Eliminar café, alcohol y tabaco

    Se trata de sustancias que generan toxinas y no colaboran con el proceso de purificación del organismo. Evita consumirlas para así ayudar al funcionamiento del hígado y los riñones. Puedes reemplazar el café por algunos tés de hierbas, como el de regaliz o el de diente de león. En cuanto al cigarrillo, es el momento para dejarlo pues no sólo afecta los pulmones sino que deja una huella feroz en el cuerpo. La nicotina contiene miles de sustancias nocivas que se irán eliminando si abandonas el tabaco.

  7. Masajes

    Masajes

    Ciertos masajes ayudan a desintoxicar el cuerpo. Deben ser realizados por profesionales de la salud pues son masajes específicos en los que se presionan ciertas zonas clave del organismo, lugares en los que las toxinas tienden a acumularse. A nivel energético son también muy beneficiosos, ya que al estimular en determinados puntos, se desbloquean zonas relacionadas también con nuestro estado emocional.

  8. Limpieza con agua salina

    Limpieza con agua salina

    Si bien la sal no es recomendable en muchos casos (personas hipertensas, obesidad, diabetes, etc.), a su vez es un gran agente desinfectante y limpiador, y por eso puedes consumirla mezclada con agua cada mañana para así depurar tu cuerpo. Toma un vaso temprano en la mañana con el estómago vacío y esto ayudará a que tus intestinos eliminen los residuos. Hazlo sólo por algunas semanas, para dar tiempo a que el cuerpo se limpie, y luego aparta la sal, bebiendo sólo el vaso de agua templada.

¿sabías qué...?

Además de elegir los alimentos adecuados, lo primordial para emprender una dieta desintoxicante es asegurarte que todo aquello que consumas provenga de producciones ecológicas, es decir sin pesticidas, herbicidas, antibióticos o algún otro veneno, además de evitar los vegetales transgénicos. De esta forma te aseguras completamente que estás limpiando tu organismo y no estás ingiriendo más toxinas.