Cómo dar primeros auxilios ante un desmayo o lipotimia

Te mostramos cómo actuar ante un caso de síncope vasovagal, también conocido como desmayo o lipotimia

La lipotimia o desmayo (no existe diferencia alguna entre ambos conceptos) se produce porque ante unas causas determinadas existe una pérdida momentánea parcial o total del conocimiento que se traduce en una disminución del flujo sanguíneo (hipotensión) hacia el cerebro por parte del corazón al debilitarse el ritmo cardíaco (bradicardia). Si una persona se ha desmayado, entonces es de utilidad saber que hacer para prestarle asistencia de primeros auxilios, de forma de que el afectado pueda recuperar la conciencia lo antes posible.

En Spoots te diremos cómo actuar y prestar auxilio inmediato ante un caso de lipotimia.

    Índice

  1. Evitar que se golpee

    Ante la pérdida de conocimiento de forma parcial o total, existe el riesgo de que caiga repentinamente al suelo pudiendo fracturarse o golpearse la cabeza. Esta situación podría gravar enormemente el problema ya que podría existir riesgo de lesiones cerebral en función de la gravedad del golpe. Por lo tanto, ante los primeros síntomas iniciales previos al desmayo (llamados pródromos), como mareos, palidez y desorientación, deberemos procurar sostener a la persona para evitar el riesgo de un golpe.

  2. Chequear sus signos vitales

    Se debe comprobar que el estado de la persona desmayada no sea de extrema gravedad y que sigue respirando. En caso de una pérdida total de conocimiento o presencia de convulsiones, no se le debe dar de comer ni beber y lo más recomendable es llamar a los servicios de urgencia si no recobra el conocimiento en un par de minutos.

    Esto es fundamental puesto que el desmayo podría ser consecuencia de una hipoglucemia en caso de que la persona sea diabética, o de afecciones coronarias que puedan poner en riesgo su salud cardiovascular. En el caso de que se trate de una mujer embarazada, se debe llamar al servicio de urgencias médicas inmediatamente.

  3. Cuidar su posición física

    Si la persona está recostada en el suelo y con consciencia parcial, se debe procurar levantar sus piernas para ayudar a que la circulación sanguínea llegue hasta el cerebro. El ángulo del levantamiento de las piernas adecuado debe ser de 45º.

    En el caso de que la persona quiera vomitar, se debe colocar su cuerpo de lado para evitar un ahogamiento. Si no es posible recostarla, se debe procurar sentarla con la cabeza entre las rodillas de modo que llegue la mayor cantidad de sangre al cerebro.

  4. Procurar un ambiente fresco y ventilado

    Es importante llevar a la persona afectada hacia un lugar con buena ventilación y con una temperatura agradable especialmente en el caso de que este tipo de desmayos se produzcan en una habitación cerrada. Hay que evitar que se aglomere gente alrededor de modo que circule la máxima cantidad de aire posible y procurar que las personas más próximas presten la atención adecuada.

    Una cantidad excesiva de gente junto a la persona afectada por una lipotimia podría dificultar la respiración de aire fresco además de crear una situación de nerviosismo o estrés para quienes están socorriendo a la víctima.

  5. Aflojar la ropa

    Se debe procurar aflojar la ropa del afectado para ayudar a refrescar su temperatura corporal, a menos que el clima esté demasiado frío, poniendo especial atención en despejar el cuello (por ejemplo, desabotonando la camisa). Esto es primordial para asegurarnos de que la parte del tórax queda libre y no se dificulta la respiración.

    Si el accidente ocurre en la calle y el ambiente es demasiado frío, lo mejor es procurar abrigar al afectado o taparlo con una manta térmica para que no se entumezca hasta que lleguen los servicios médicos.

  6. Fomentar la tos

    Después del desmayo, y si la persona que ha sufrido el desvanecimiento está parcialmente consciente o ha recobrado conocimiento, es importante pedirle que tosa varias veces, pues la tos ayuda a estimular el flujo sanguíneo que debe de llegar al cerebro.

    De igual modo hay que incorporar a la persona muy lentamente para evitar que pueda sufrir un nuevo desmayo. Para ello, en primer lugar la mantendremos en posición sentada hasta que vaya recobrando plenamente la consciencia y se vea capacitada para mantenerse en pie, siempre con ayuda.

Es muy importante seguir cada uno de estos pasos para asegurarnos de que contamos con los conocimimientos básicos en el caso de que sea necesario prestar asistencia ante un caso de desmayo o síncope. En cualquier caso, y ante la menor incidencia o sospecha de que pudiera tratarse de algo más grave, es imprescindible avisar a los servicios de urgencias médicas a la mayor brevedad ya que ellos se encargarán de ofrecerle el tratamiento adecuado. Para conocer más sobre el síncope vasovogal o lipotimia, entra en nuestro artículo.

¿sabías qué...?

Cada año, alrededor de 1 millón de personas son atendidas en Estados Unidos como consecuencia de un desmayo o síncope.

comenta y pregunta