Cómo curar una picadura de avispa

Te enseñamos la mejor forma de actuar ante las picaduras de avispa

La llegada de los meses más cálidos del año es sinónimo de la llegada de los insectos especialmente en el campo o en las zonas donde prolifera el césped y donde hay humedad. Y con ello las temidas picaduras de avispa que causan temor especialmente en el caso de personas alérgicas.

En un principio, y siempre que la persona no sea alérgica, la picadura no debe de ser peligrosa pero si muy molesta. Afortunadamente existen ciertas pautas y remedios que nos pueden ayudar a minimizar los síntomas de una picadura de avispa eficazmente.

    Índice

  1. Intentar sacar el aguijón

    Las avispas se distinguen por no perder el aguijón una vez que pican, sino que pueden picar varias veces conservándolo. Sin emabrgo en el caso de que se desprenda es importante saber actuar para extraerlo. El aguijón de una avispa tiene el aspecto de una pequeña astilla de color negro. Es de un tamaño muy pequeño sin embargo en su interior se encuentra el veneno que produce el dolor y las reacciones alérgicas.

    La forma más recomendable de extraer el aguijón de una avispa es con ayuda de los dedos apretando poco a poco para que el aguijón salga por sí solo. Si utilizamos unas pinzas corremos el riesgo de que exprimamos aún más el aguijón lo que provocará que salga aún más veneno.

    Una vez que hemos extraído el aguijón debemos de asegurarnos de que no ha quedado ningún pequeño trozo en el interior, de modo que podamos proceder a desinfectar y limpiar la herida.

  2. Colocar hielo para calmar el dolor

    El hielo nos ayudará a bajar la hinchazón provocada por la picadura de la avispa. Es suficiente con colocar los cubitos de hielo envueltos en un paño de algodón unos diez minutos para comenzar a notar alivio. Si no tienes hielo cerca, también puede valer aplicar una compresa de agua muy fría.

    A continuación puedes aplicar un poco de miel sobre la picadura. La miel contribuye a calmar el dolor y además, dadas sus características bactericidas, ayuda a desinfectar la picadura de avispa y a evitar posibles infecciones.

  3. Aplica un algodón con vinagre

    El vinagre es un excelente remedio para tratar las picaduras de avispa debido a que contribuye a neutralizar el veneno ya que éste es muy alcalino. De este modo el vinagre ayuda a minimizar su efecto.

    Puedes utilizar cualquier tipo de vinagre que tengas cerca. Aplícalo con ayuda de un algodón empapado cuando extraigas el aguijón, y repite la operación varias veces. Recuerda que no debes rascarte en ningún momento ya que podrías infectar la herida e intensificar el dolor y los síntomas que produce la picadura.

  4. Limón para neutralizar el veneno

    El limón es otra de las soluciones que te servirán para neutralizar los efectos del veneno de la avispa, que recordemos cuenta con un pH muy alcalino en comparación con el limón que es extremadamente ácido.

    Para aplicarlo, corta una rodaja de limón y sujétala con ayuda de un trozo de cinta adhesiva a la zona en la que tienes la picadura. Deja actuar varios minutos y retíralo. Si no tienes limón cerca, también te servirá utilizar una rodaja de cebolla ya que el efecto será muy similar.

  5. Aplicar jugo de áloe vera

    De entre todas las propiedades que caracterizan al fabuloso Áloe Vera, una de ellas es su capacidad para tratar las picaduras de avispa. Concretamente la pulpa de esta planta nos servirá para actuar directamente sobre la zona afectada. Tan solo debemos extraerla y apretarla de modo que salga todo el líquido.

    A continuación frotamos la picadura con el jugo de Áloe Vera. En poco tiempo notaremos un importante alivio del dolor y la hinchazón disminuirá de forma significativa. Por otro lado y dadas las características antisépticas de esta planta podremos prevenir una posible infección de la herida.

  6. Toma un antihistamínico oral

    Las picaduras de avispa son unas de las más molestas ya que producen dolor, escozor e inflamación. En algunos casos es recomendable incluso tomar un antihistamínico oral para calmar los síntomas: las cremas o sprays con benzocaína son una buena opción. También para quitar la picazón y el enrojecimiento puedes usar la hidrocortisona al 1%. Viene en crema y puede resultar altamente eficaz.

    En cualquier caso, deberás consultar previamente con un especialista en medicina para que nos recomiende qué tipo de antihistamínico resulta más adecuado en cada caso.

  7. Controla su evolución y visita al médico si es necesario

    Finalmente, y si los síntomas no remites, será necesario acudir a un centro médico para recibir atención urgente. Existen ciertos síntomas asociados a una reacción anafiláctica que nos alertarán acerca de la necesidad de acudir a un centro médico urgentemente como por ejemplo:

    • Ansiedad
    • Dificultad para respirar (Disnea)
    • Presión en el pecho
    • Tos
    • Vómitos
    • Diarrea
    • Alambres abdominales
    • Incontinencia urinaria

Las picaduras de avispa, si no hay reacción alérgica, suelen ser molestas pero no graves, y desaparecen a los pocos días sin mayores consecuencias. Sin embargo se ha demostrados que una segunda picadura de avispa puede ocasionar una reacción mucho más grave que la primera por lo que será necesario tomar medidas preventivas para evitarlas.

¿sabías qué...?

Si no tienes ninguno de los remedios anteriormente mencionados a mano, puedes optar por echar un poco de barro sobre la picadura. Eso sí, no elimines el aguijón durante la aplicación del barro, ya que podrías provocar una infección.

comenta y pregunta