Cómo curar la tos con flema

Remedios saludables para curar en poco tiempo la tos con flema

La tos a pesar de resultar bastante molesta para quien la padece, es uno de los mecanismo más eficaces que utiliza el organismo para despejar las vías respiratorias y favorecer la entrada de oxígeno. Es por ello que resulta muy importante favorecer la expulsión de las flemas cuando la tos hace aparición para acelerar el proceso de curación ante un proceso de infección.

Afortunadamente podemos servirnos de multitud de productos presentes en nuestra vida cotidiana, los cuales nos ayudarán a eliminar la flema y favorecer que mejore la curación de la tos. A continuación repasamos los remedios más efectivos para acabr con la tos con flema o tos productiva.

    Índice

  1. Jarabe de miel y cebolla

    Preparar un jarabe casero a base de miel y cebolla es, además de muy fácil, uno de los remedios más efectivos para expulsar las flemas a través de la tos. Por un lado contamos con la cebolla, excelente alimento que además de contener multitud de virtudes se caracteriza por sus propiedades expectorantes que ablandan y facilitan la eliminación de las flemas.

    Por otro lado, la miel favorece que el esfuerzo producido por la tos sea más suave evitando la irritación de la garganta y suavizándola. Además sus propiedades anti bacterianas favorecen una rápida curación.

    Para preparar el jarabe casero de miel y cebolla debemos de cortar una cebolla pequeña y colocarla en un recipiente que nos permita cubrirla de miel. Tapamos el recipiente y dejamos que repose como mínimo 8 horas. Es necesario tomar entre 1 y 3 cucharadas dos veces al día rebajadas con un poco de agua.

    Es importante tener en cuenta que la miel está contraindicada para niños menores de 12 meses, por lo que conviene evitar este remedio en su caso.

  2. Infusión de regaliz

    El regaliz es una de las plantas consideradas como más efectivas para tratar los problemas e infecciones relacionadas con la garganta. Sus principales virtudes se centran en que además de ser antiinflamatoria, es bactericida y actúa suavizando la mucosa para favorecer su expulsión, por lo que además de poder disfrutar de su agradable sabor nos ayudará a acelerar el proceso de curación.

    La mejor forma de consumir esta planta es preparando un té de regaliz. Para prepararla debemos de poner a cocer una cucharada de raíz de regaliz seca en una cantidad de agua equivalente a una taza. Dejamos que repose y tomamos como máximo tres veces al día.

    Hay que tener en cuenta que el regaliz en altas dosis puede producir hipertensión, por lo que es conveniente no sobrepasar el máximo de tazas diarias.

  3. Té de jengibre

    El jengibre es uno de los mejores escudos para hacer frente a las infecciones que causan procesos gripales, infecciones de vías respiratorias y especialmente para curar y aliviar la tos con flema.

    El jengibre ayuda a mejorar la tos intensa y reduce a cantidad de flemas acumuladas facilitando su expulsión y acelerando la curación.

    Para disfrutar de este excelente remedio podemos tomar el jengibre en forma de infusión, para ello picaremos finamente un trozo de raíz de jengibre hasta llenar algo menos de media taza y herviremos en un litro de agua durante 10 minutos. Retiramos y endulzamos con miel para aprovechar el efecto suavizante y bactericida en la garganta. Podemos tomar entre tres y cuatro tazas diarias de este remedio.

  4. Agua y líquidos

    Tomar líquidos y beber una abundante cantidad de agua es uno de los remedios más sencillos y sin embargo más efectivos para acabar con la tos con flema. Mantenerse bien hidratados tanto por dentro como por fuera es la clave para hacer que las flemas se vayan disolviendo y dejen de estar adheridas a las paredes de la garganta.

    Beber varios vasos de agua al día, incorporar zumos, y caldos nos ayudará a aliviar los síntomas y favorecer la expulsión de las molestas flemas a través de la tos, facilitando este proceso. Una media de entre 12 y 15 vasos de líquidos al día son la dosis adecuada para acelerar el proceso de expulsión y curación.

  5. Vapores de tomillo

    El tomillo es una de las plantas medicinales mejor valoradas dentro de los remedios caseros para combatir la tos con flema. La principales virtudes del tomillo se centran en sus características antisépticas, expectorantes y anti espasmódicas que ayuda a limpiar las vías respiratorias de forma efectiva eliminando el exceso de mucosidad.

    Una de las formas de aprovechar el tomillo para eliminar las flemas es aspirando los vahos de su cocción. Para ellos pondremos a cocer dos cucharadas soperas de tomillo en una la grande con agua hirviendo y aspirar cubriendo la cabeza con una toalla durante unos minutos. Notaremos una importante mejoría en poco tiempo.

  6. Cúrcuma

    La cúrcuma es una especia muy variada en el mundo culinario que además se caracteriza por contar con múltiples propiedades. Una de ellas es su propiedad antiséptica que ayuda a eliminar aquellas bacterias causantes de la infección que provoca la secreción de moco o flemas, ayudando a  despejar las vías respiratorias y las fosas nasales.

    Podemos añadir cúrcuma molida en un vaso de leche caliente antes de ir a dormir. Se notará una importante mejoría a partir de la mañana siguiente. Podemos potenciar las propiedades  de la cúrcuma junto con la leche añadiendo una cucharada de miel, que además de suavizar la garganta nos ayudará a mejorar el efecto bactericida de la cúrcuma.

  7. Limón

    El limón resulta muy efectivo para eliminar las flemas gracias a su acidez natural, que ayuda a descomponerlas y hacer que estas sean expulsadas con mayor facilidad. Por otro lado, el limón cuenta con interesantes beneficios para aliviar el malestar producido por el proceso que desencadena la acumulación de flemas, ya que además de ser anti bacteriano tiene un alto contenido en vitamina C que supone una importante inyección para combatir procesos catarrales.

    Podemos utilizar el limón para eliminar la tos con flemas de diversas formas. Una de ellas es mezclando dos cucharadas de jugo y una cucharada de miel en un vaso de agua tibia. Debemos de beber esta mezcla al menos tres veces al día.

    Otra forma de aprovechar las propiedades del limón consiste en hacer gárgaras con la mezcla de tres cucharadas de zumo de limón y un vaso de agua tibia. Es necesario hacerlas al menos durante 30 segundos para comenzar a notar los resultados.

  8. Jugo de uva

    El jugo de uva funciona como un efectivo y rápido expectorante natural que además ayuda a limpiar las vías respiratorias dejándolas limpias de flemas. La uva actúa directamente haciendo que las flemas sean menos pegajosas y más blandas por lo que será más fácil evitar que queden adheridas y se facilitará su expulsión.

    Para que las propiedades de las uvas sean más efectivas es tomarla en jugo al cual podemos añadir un poco de miel para suavizar y eliminar las bacterias causantes de las flemas, gracias a las propiedades bactericidas de la miel.

La tos con flema es necesaria para ayudar a expulsar la infección. Sin embargo una tos persistente puede causar irritación, molestias y dolor en garganta y pecho. A pesar de que los remedios naturales para aliviar la tos con flemas pueden ayudar a mejorar los síntomas, un tratamiento adecuado prescrito por un especialista es imprescindible para combatir la infección que provoca el exceso de mucosidad.

¿sabías qué...?

La tos puede ayudar a restablecer el ritmo del corazón en el caso de aparición de arritmias. Al toser fuertemente se equilibra la frecuencia cardíaca lo que resulta de gran ayuda para que la persona afectada gane tiempo al acudir al hospital.

comenta y pregunta