8 formas de curar un resfriado con remedios naturales

Remedios caseros para acabar con el resfriado común

Ya sea en verano o en invierno, los virus aprovechan la oportunidad de atacar cuando nuestro sistema inmunológico se debilita un poco, tanto en adultos como en niños. Es una enfermedad viral leve del aparato respiratorio cuyas causas se encuentran principalmente en la presencia de ciertos agentes patógenos presentes en el aire a través de las gotitas de la respiración. A pesar de que el resfriado es muy contagioso no presenta mayor gravedad pero sí genera síntomas muy molestos, y si además viene acompañado de fiebre, generalmente no podemos hacer otra cosa que reposar.

Algunos de los típicos síntomas gripales o de un resfriado son: dolor de cabeza, dolor de oído por la acumulación de mucosidad, goteo de la nariz y nariz congestionada, estornudos, dolor de garganta, dolores musculares, ojos llorosos, pérdida de olfato y gusto y malestar general. El resfriado generalmente dura entre 3 y 10 días, y aunque no hay medicación para "curarlo", sí existen muchisimas medicinas naturales e incluso hierbas que prometen combatir los síntomas y actuar como antigripal para así hacernos sentirnos mejor rápidamente.

Para aquellos que pasan de los medicamentos y no quieren químicos en sus cuerpos, hoy en Spoots les mostraremos algunas formas naturales de combatir el resfriado.

    Índice

  1. Agua templada para la fiebre

    Agua templada para la fiebre

    Beber agua fresca produce un efecto termorregulador, por lo tanto, si tu resfriado viene acompañado de fiebre, conseguiremos que la fiebre alta baje más rápidamente. Además, beber agua es indispensable ya que además no deja de aportarnos muchos beneficios, entre ellos su capacidad para eliminar todas las toxinas que están recorriendo nuestro cuerpo y para que la piel respire mejor.

    Si tienes mucosidad, también te ayudará a expulsarla y evitarás deshidratarte. Procura que el agua esté algo templada (no demasiado fría), para así no tener complicaciones en tu garganta.

  2. Menta para los síntomas del resfriado

    Menta para los síntomas del resfriado

    La menta fresca es una de las plantas que mejor puede aliviar los síntomas más molestos del enfriamiento. Consigue menta fresca, pícala y colócala en un cuenco a un lado de ti, en la mesilla de noche. El aroma fresco conseguirá despejarte las vías respiratorias, de manera efectiva y sencilla.

    También puedes mojarlas en agua fría para que ayude a desprender el aroma o añadirlas a una olla de agua caliente para hacer vapores y hacer que penetre mejor hacia la zona de los pulmones y de las vías respiratorias, a modo de descongestionante natural cuando hay muchos mocos. Ayuda a descongestionar la nariz y por tanto a respirar mejor al disolver la mucosidad.

  3. Miel y limón para la garganta

    Miel y limón para la garganta

    A pesar de que el agua fría es buena para la garganta, la miel te ayudará a aliviar la picazón y a limpiarla de las bacterias que se posen allí. Es un gran desinfectante natural, y si le añades el limón se convierte también en un buen bactericida.

    Si tienes tos o garganta inflamada, puedes suavizarla con una cucharada de miel e incluso te servirá para aliviar y mejorar cualquier problema de afonía y eliminar el picor de garganta y la ronquera. También puedes hacer una infusión de limón y miel con agua tibia e incluso hacer gárgaras con este jarabe para calmar la garganta irritada.

  4. Jengibre para aliviar el resfriado

    Jengibre para aliviar el resfriado

    La infusión de jengibre hace maravillas y es un remedio infalible. El jengibre es una raíz con increíbles propiedades que puedes aprovechar cuando padeces un resfriado. Es un gran antiséptico y además posee efectos energizantes.

    Su aroma es fuerte y algo picante, pero merece la pena consumirlo y añadirlo a otras infusiones porque actúa muy rápido y es uno de los métodos más eficaces que encontraremos para aliviar y cuidar un resfriado persistente. No le eches azúcar o edulcorante ya que estos neutralizan sus efectos benéficos. Sin embargo puedes probar a añadirle una pizca de canela y unas gotitas de limón.

  5. Frutas y verduras para prevenir el resfriado

    Frutas y verduras para prevenir el resfriado

    Alimentarte a base de frutas y verduras en esos días en los que estás fuera de combate es una de las mejores opciones a las cuales recurrir al notar los primeros síntomas del resfriado. Son excelentes alimentos antigripales, muy buenos para tratar los resfriados ya que están llenos de vitaminas y minerales que harán que tu cuerpo se recupere antes, coja más fuerza y luche con más fiereza contra el resfriado. Es especialmente popular la ingesta de zumo de naranja por su aporte en vitamina C.

    Es cierto que se habla de una dieta blanda para que tu estómago no tenga que esforzarse, por lo tanto conviene tomarlas en recetas caseras como sopas, cremas, purés, o cocidos. Los vegetales te aportarán energía y para un futuro no olvides ingerir muchas verduras y frutas regularmente en tus comidas o entre ellas, para tener un sistema inmunológico fuerte y prevenir enfermedades infecciosas.

  6. Vapor de agua como descongestivo

    Vapor de agua como descongestivo

    El vapor es otro de los remedios caseros para ayudar a quitar el catarro ya que es bueno para abrir los poros de tu cuerpo y descongestionar las cavidades nasales evitando la molesta sensación de tener la nariz tapada, e incluso aliviando el problema de la tos seca o con flemas.

    Además, el vapor actúa ayudando a expulsar las toxinas presentes en tu organismo a través de los vahos. Para esto, puedes tomarte unos baños de agua caliente con algunos aceites esenciales (como la menta), o bien aspirarlo en la ducha.

    Una tercera posibilidad es inhalarlo a partir de una olla de agua hirviendo, con una toalla sobre tu cabeza. Puedes complementarlo agregando hojas de eucaliptoenebro, tomillo, orégano o menta para tener un mejor efecto descongestionante y expectorante, faciitando la expulsión de mocos al destapar oídos y nariz.

    Una vaporizador o un humidificador también puede ser una buena herramienta para descongestionar y aliviar el taponamiento.

  7. Ajo contra los virus asociados al resfriado

    Ajo contra los virus asociados al resfriado

    Otro de los trucos para aliviar el resfriado es utilizar ajo. El ajo es un excelente tratamiento natural contra el resfriado, la gripe y otras infecciones del sistema respiratorio, dados sus componentes antivíricos. Entre ellos destacamos la vitamina C, la cual ayuda a combatir de mejor forma los cuadros virales asociados al resfriado.

    Así mismo, el ajo es un interesante descongestivo dado el contenido de zinc, el cual también ayuda a amainar algunos síntomas típicos como el dolor de cabeza o la congestión de las vías nasales. Se puede consumir de forma cruda junto a la ensaladas o comidas, o bien combinándolo con jugo de limón. También es posible hacer una infusión de ajo, agregándole un poco de leche para inducir mejor el sueño y dormir mejor.

  8. Cebolla para acabar con los mocos y la tos

    Cebolla para acabar con los mocos y la tos

    El clásico y uno de los más populares remedios consistente en ponerr media cebolla cortada en la mesita de noche, sirve para aliviar la tos asociada al resfriado y es sin duda uno de los remedios más efectivos y saludables a los que podemos recurrir, sobretodo en el caso de tos infantil.

    La cebolla es una excelente medicina casera y uno de los mejores descongestionantes de nariz y de pecho, especialmente para la irritación de las vías altas, que podremos encontrar con facilidad en la cocina. La razón se encuentra en los vapores que la cebolla desprende al ser cortada, los cuales se caracterizan por sus propiedades antiinflamatorias que actúan desinflamando y despejando la congestión.

Con estos consejos rápidos y soluciones simples podrás salir adelante así como frenar y sobrellevar mejor tu constipado naturalmente. Sin embargo recuerda que además de seguir estos prácticos remedios y de la ingesta de antibióticos en el caso de ser necesario, es importante mantener una serie de hábitos saludables para curarse antes. Entre ellos recuerda:

  • No fumar, y evitar aquellos espacios cargados de humo y de sustancias contaminantes.
  • No compartir vasos ni cubiertos, así como toallas u otro tipo de enseres para evitar el contagio a otras personas.
  • Toma suplementos de propóleo y equinácea antes de la temporada de resfriados para mejorar las defensas y proteger el organismo.
  • Es importante mantener una buena higiene corporal especialmente en las manos, para evitar contagiar los ojos por ejemplo.
  • Hay que evitar las situaciones estresantes, ya que se ha demostrado que el estrés provoca un debilitamiento del sistema inmunológico, haciéndolo más susceptible al contagio.

Es importante prestar especial atención a la evolución de los resfriados y catarros en ancianos, bebés y niños, para evitar posibles complicaciones. Un resfriado mal curado puede derivar en otro tipo de enfermedades más graves como por ejemplo una bronquitis,que conviene evitar, por lo que asgurarnos de sanar y acabar con el resfriado completamente es básico para no tener recaídas.

¿sabías qué...?

Se estima que el resfriado se contagia muy fácilmente, de hecho puede trasmitirse a otra persona cuando se encuentra a partir de 2 metros de distancia del afectado.