Cómo curar quemaduras de sol

Aprende cómo prevenir y curar estos peligros del sol

A casi todo el mundo le gusta tomar el sol. En pequeñas dosis y siguiendo unas precauciones básicas es una actividad sana que vivifica y nos da energía y ganas de vivir. El problema es que el sol desprende mucho calor y rayos ultravioletas y es fácil quemarse la piel cuando uno se expone a él sin tener cuidado.

Las quemaduras del sol están producidas por los rayos ultravioletas (UVB y UVA), y al igual que las causadas por el fuego pueden variar en intensidad desde tercer a primer grado. Son más peligrosas de lo que mucha gente cree y si se sufren muchas veces y con gran intensidad, pueden derivar en enfermedades graves como el melanoma (también llamado cáncer de piel).

Vamos a ver a continuación algunos consejos para prevenir y tratar las quemaduras solares:

    Índice

  1. Prevención: Cremas solares

    Prevención: Cremas solares

    Para prevenir las quemaduras habrá que evitar la exposición continuada al sol, sobre todo en las horas del día en las que más calienta (de 12 de la mañana a 4 de la tarde) y tomarlo siempre usando la protección solar adecuada a nuestro tipo de piel:

    • Factor 30-50 pfs: en las primeras exposiciones solares del año, aunque nuestra piel sea de pigmentación morena.
    • Factor 50 pfs: siempre, cuando nuestro tono de piel sea bastante blanco y delicado o si somos pelirrojos.
    • Factor 50 + pfs: en los bebés y niños. Hay que tener en cuenta, además, que los bebés y niños pequeños nunca deben estar bajo el sol de forma directa. Si estamos en la playa o en una piscina ellos deberán estar protegidos debajo de una sombrilla y lo ideal es que se bañen con trajes especiales que protegen su aún delicado cuerpo. No hay que olvidar nunca ponerles un gorro ya que la cabeza es la parte del cuerpo que antes se calienta.

    También es importante aplicar la crema de forma correcta: Una media hora antes de la exposición solar y por todo el cuerpo. Después habrá que repetir la operación cada una o dos horas, sobre todo si nos estamos bañando.

    Al terminar el día deberemos hidratar el cuerpo, lo mejor es hacerlo con una crema after sun.

  2. Tratamiento de las quemaduras: compresas de leche

    Tratamiento de las quemaduras: compresas de leche

    Aplicar encima de las quemaduras compresas de leche fresca entera nos aliviará enseguida ya que el ácido láctico tiene propiedades calmantes.

  3. Compresas de infusiones frías

    Compresas de infusiones frías

    Usando la misma técnica de las compresas del remedio anterior, también podemos aplicar diferentes hierbas en infusión: té negro, manzanilla y hierba de San Juan, también han demostrado su utilidad para curar quemaduras.

  4. Aloe vera

    Aloe vera

    La planta de aloe vera es una maravilla de la Naturaleza con múltiples propiedades. Para las quemaduras solares vamos a centrarnos en sus propiedades emolientes, calmantes y cicatrizantes.

    Podemos aplicarnos sobre la piel quemada un gel de aloe vera al 99%, que podremos encontrar en farmacias, parafarmacias y herbolarios. También, si tenemos la planta en casa, podemos cortar algunas hojas, hacerles un corte transversal con un cuchillo y aplicar directamente sobre la piel la pulpa, mucho mejor si antes ha estado un rato en la nevera.

    La sensación de frescor es increíble y en un par de días aplicando el aloe de forma regular nuestra piel se habrá regenerado como por arte de magia.

  5. Beber mucha agua

    Beber mucha agua

    Mantener el cuerpo hidratado es fundamental cuando nos hemos quemado por el sol, ya que este provoca una fuerte deshidratación.

    Si empapas un paño con una mezcla de agua y vinagre, y te la aplicas en la zona a tratar, la mezcla atrapará el calor de la quemadura y la piel quedará fría.

  6. Remedio de clara de huevo y aceite de oliva

    Remedio de clara de huevo y aceite de oliva

    Mezcla de una clara batida a punto de nieve con un chorro de aceite de oliva y lígalos bien. Después aplícatelo y ayudarás a extraer el calor, además de hidratar y evitar la descamación de la piel gracias a las propiedades del aceite de oliva.

¿sabías qué...?

Debes usar ropa ligera y de colores claros para repeler el sol; en cambio los colores oscuros y negros lo atraen.