Cómo curar el empacho de forma natural

Remedios naturales y efectivos para sanar los síntomas de una indigestión

El empacho, también llamado indigestión o dispepsia cuenta con el siguiente significado o definición: sensación vaga de malestar en la parte superior del abdomen o el vientre. 

Es una afección muy común tanto en adultos, especialmente durante el embarazo, como en niños o bebés recien nacidos e incluso la pueden sufrir los perros. Aparece generalmente cuando hemos comido demasiado, siendo una de las consecuencias que aparecen cuando probamos alimentos altos en grasas a los que no estamos acostumbrados. El empacho produce síntomas parecidos a los de la gastroenteritis como: náuseas y ganas de vomitar de forma frecuente, lengua sucia de color blanco, dolor de cabeza, fiebre, sensación de estar muy saciado junto con pesadez, cansancio, debilidad y dolor de estómago pudiendo presentarse incluso en conjunto unos con otros típicos de un corte de digestión cuando se está empachado o lo que se conoce comúnmente como "tener el estómago sucio".

No siempre es necesario recurrir a la medicina para aliviar este malestar, así, si te preguntas: "¿Qué puedo hacer para tratar mi empacho desde casa y de forma natural?"  te enseñaremos diferentes prácticas fáciles y remedios caseros que resultarán muy efectivos para curarlo y aliviar la congestión en poco tiempo tanto en adultos como en niños.

    Índice

  1. Tirar el cuerito y medir con cinta

    Tirar el cuerito y medir con cinta

    Es una técnica habitual y muy casera especialmente en algunos países de Sudamérica. La práctica consiste en pellizcar la piel de la espalda en la zona cercana a la cintura y a los lados de la columna vertebral. Se utiliza para curar la indigestión de forma natural pues los pellizcos que se efectúan "tirando el cuerito" estimulan las terminaciones nerviosas y también el movimiento estomacal.

    Otra práctica de este tipo, muy parecida, es la de la medir con cinta. Consiste en hacer una serie de mediciones sobre la boca del estómago en la que se coloca el pliegue de una cinta. Esto lo suele hacer una persona especializada en este tipo de "curaciones", tomando la medida que va desde la mano hasta el codo.

  2. Infusiones para el empacho

    Infusiones para el empacho

    Otro de los remedios para quitar la indigestión de forma natural son las infusiones, muy buenas gran parte de ella para la limpieza del estómago. Existen muchas opciones como por ejemplo:

    • Hierbabuena o anís pues estimulan los nervios que se encuentran cerca de la columna y que están relacionados con el estómago y sus dolencias.
    • Infusión de jengibre, pues esta planta es conocida por ayudar a aliviar problemas relacionados con el sistema digestivo.
    • Té de manzanilla, boldo o menta para favorecer la digestión, actuando como un jarabe para los vómitos.

    A pesar de ser sanas y efectivas, si estás embarazada deberás de consultar previamente con tu especialista, ya que algunas de estas hierbas pueden ser contraproducentes para el feto.

  3. Dieta blanda para el empacho

    Dieta blanda para el empacho

    Si tienes síntomas de una indigestión, controla la alimentación evitando las comidas pesadas y muy grasosas, así como disminuir el consumo de café y bebidas carbonatadas o el chocolate y los dulces lo máximo posible. Además, evita comer grandes cantidades, sino que procura alimentarte con porciones más pequeñas y frecuentes para estimular poco a poco el apetito con alimentos suaves.

    Algunos de los alimentos más adecuados para tratar el empacho y llevar un tratamiento adecuado en casa son:

    • Yogur: Restablece la flora intestinal, evita la acidez estomacal y actúa para cortar la diarrea rápido.
    • Carnes blancas: Son más suaves y más fáciles de digerir que la carne roja. Libre de grasa, ayuda a mejorar de nuevo la digestión.
    • Arroz: Suave y muy nutritivo, excelente fuente de fibra que ayuda a aliviar las molestias gástricas y el dolor de barriga. Funciona muy eficazmente para limpiar el estómago.
    • Plátano: Ayudan a combatir la acidez estomacal y mejora la digestión de forma natural.
    • Jengibre: Posee un importante efecto antibacteriano que ayuda a reducir el empacho y mejorar sus síntomas, siendo uno de los metódos más populares y rápidos.

    La duración de esta dieta dependerá de los síntomas y del estado del paciente pasados unos días desde su padecimiento.

  4. Limón para las molestias del empacho

    Limón para las molestias del empacho

    El limón es algo que no debe de faltar en la cocina ya que además de contar con muchas propiedades para la salud es altamente digestivo así es que puedes añadir el jugo en un vaso de agua hirviendo y tomarlo luego de las comidas para evitar el empacho o bien tomar un vaso de agua con limón para sentirte más aliviado. También puedes agregar un poco de bicarbonato de sodio al jugo.

    El efecto del limón ayuda principalmente a reducir la acidez estomacal, por lo tanto evitaremos o reduciremos en gran parte el dolor de estómago y además, aliviaremos las náseas provocadas por la indigestión. Además, si vomitas o sientes ganas continuas de hacerlo, el limón te ayudará a aliviar las molestias.

  5. Aplicar calor sobre el estómago

    Aplicar calor sobre el estómago

    Una técnica bastante antigua es aplicar un paño caliente o una bolsa de agua caliente sobre el abdomen, ayudado por un ligero masaje circular en esa zona.

    El efecto que se produce al aplicar calor en la tripa provoca que se activan los receptores del calor localizados en la zona abdominal, los cuales tienen la capacidad de bloquear químicamente la transmisión del dolor al cerebro, al igual que como lo haría un analgésico.

  6. Tomar agua caliente

    Tomar agua caliente

    Se cree que el beber agua caliente es uno de los tips más efectivos para ayudar a aliviar la indigestión, lo cual en parte explica los beneficios de la infusión para este mismo malestar, pero al hacerlo, asegúrate de dejar pasar un tiempo antes de acostarte para disminuir el riesgo de sufrir un reflujo.

    El agua caliente es un excelente remedio para ayudar a eliminar toxinas del cuerpo, además evita que la grasa de los alimentos que comemos se adhiera a las paredes del estómago, facilitando y agilizando así que la digestión suceda más rápidamente.

  7. Consumir unas gotas de vinagre de manzana

    Consumir unas gotas de vinagre de manzana

    El vinagre de manzana no sólo sirve para aderezar ensaladas, sino que es una de las medicinas naturales utilizadas para muchas dolencias, como la inflamación de las articulaciones, dolores de cabeza y congestiones alimenticias entre otros. 

    Añade una cucharadita de vinagre de manzana en media taza de agua con un poco de miel y disuelve. El vinagre de manzana e una de las soluciones curativas que mejor ayudará en la digestión de la comida en caso de no tener suficiente ácido en su estomago, previniendo y mejorando los síntomas provocados por un empacho.

  8. Masticar hinojo para las molestias estomacales

    Masticar hinojo para las molestias estomacales

    El hinojo es una de las plantas medicinales que resultan más útiles para tratar el problema del empacho y el estómago inflamado y que nos ayudará a aliviar los espasmos gastrointestinales, calmar los calambres y favorecer las digestiones pesadas. Des esta forma podremos evitar las molestias de una indigestión y evitar las náuseas y los gases.

    Cuando sientas que tu estómago se ha resentido por una comida en mal estado o por un exceso de ella bastará con masticar y tragar una cucharada de hinojo, verás como esta medicina, es una de las recetas caseras más rápidas que existen a la hora parar las molestias y acabar con los empachos.

En España, un 40% de la población ha sufrido de dispepsia al menos una vez en su vida y lo cierto es que la indigestión es un problema mucho más común de lo que pensamos cuyas causas provienen en muchos casos de una mala digestión. Sin embargo siguiendo unos buenos hábitos alimenticios conseguiremos aliviar las molestias y favorecer la digestión naturalmente.

Sin embargo en algunos casos, además de recurrir a remedios naturales y una dieta blanda, una vez hecha su aparición la indigestión alimentaria, debamos recurrir a ciertos medicamentos para aliviar los síntomas.

¿sabías qué...?

Además existen otro tipo de prácticas menos convencionales que aseguran un efecto muy positivo a la hora de curar los problemas de estomago causados por una mala digestión. Consisten en la prevención del empacho a través de la palabra o la oración. Una civilización japonesa utiliza el siguiente proverbio desde hace más de 3.000 años: “La comida que tomo es una bendición para mi cuerpo y voy dejar de comer antes de sentirme lleno”. Tan solo debes de aprender estas palabras y pronunciarlas antes de cada comida.