Cómo cuidar el sistema endocrino de forma natural

Mantener nuestro sistema endócrino sano nos evitará muchas enfermedades

Como publicamos en nuestro artículo Sistema endocrino: enfermedades más comunes, el sistema endocrino es uno de los que nos ayudan a mantener el equilibrio en un gran número de nuestras funciones celulares necesarias para mantener una buena salud. Desgraciadamente nuestro estilo de vida, la mala alimentación y la falta o exceso de ejercicio pueden alterar nuestra función endocrina, dejándonos propensos al desarrollo de múltiples enfermedades.

Los mecanismos de regulación de las hormonas son muy eficaces, complejos y delicados, ya que un leve aumento o déficit de la cantidad específica de alguna hormona puede causar trastornos graves.

La importancia de este equilibrio, y como se inician las alteraciones, puede ejemplificarse de la siguiente manera: un aumento en el nivel de glucosa en sangre por encima del nivel saludable, mandará la señal para que el páncreas segregue insulina, esto para disminuir los niveles, sin embargo, si queda algunas moléculas de insulina que no fueron utilizadas, el organismo generará glucosa para compensar y es ahí donde puede iniciar un ciclo vicioso teniendo como resultado hiperglucemia e hiperinsulinemia (características de la diabetes mellitus).

Por esto es importante, que entendamos que no debemos de tomar hormonas o cualquier otra sustancia que afecte al funcionamiento del sistema endocrino sin que haya sido recetado y explicado su uso por un especialista, ya que podemos atrofiar nuestro sistema endocrino y disminuir o anular su adecuada funcionabilidad con repercusiones muy graves en nuestro organismo.




Todos los productos químicos que se utilizan en la industria alimentaria y farmacéutica así como todas las sustancias y desechos tóxicos que contaminan aire, agua y tierra, ponen en serio peligro nuestro sistema endocrino.

Por ello, te damos algunos consejos, que si los seguimos, pueden ayudarnos a mejorar la funcionabilidad de todas las glándulas que componen el sistema endocrino y con ello a mejorar nuestra salud y calidad de vida.

En general lo que debemos de realizar, es:

  • Llevar una dieta saludable
  • Realizar evaluaciones médicas periódicas de nuestros niveles hormonales (si tenemos antecedentes familiares ó personales de enfermedades endocrinas)
  • Reducir situaciones que nos estresen (ya que esto puede alterar los niveles de diversas hormonas).

Además de estas recomendaciones generales, existen algunos alimentos que ayudan a equilibrar nuestras hormonas, por ejemplo:

  1. Albahaca: estabiliza y reduce los niveles de cortisol, disminuyendo el daño que puede ocasionar en tiroides, ovarios y páncreas.
  2. Semillas de Chía: Cuenta con alto contenido de Omega-3  y ácidos grasos, lo cual ayuda a la producción de hormonas. En mujeres ayuda a disminuir calambres menstruales y síntomas de menopausia.
  3. Hígado de bacalao: al igual que las semillas de chía, el hígado de bacalao es rico en omega-3 y ácidos grasos.
  4. Aceite de coco: contiene ácidos grasos de cadena media, que promueven el funcionamiento saludable de la tiroides. Estabiliza los niveles de azúcar en la sangre, mejorar la función del sistema inmune, acelera el metabolismo y promueve la pérdida de peso.
  5. Cerezas: contiene melatonina, una hormona que ayuda a controlar el ciclo sueño-vigilia, mejorando el descanso y con esto el equilibrio hormonal, también contiene fibra que depura y tonifica el organismo.
  6. Chocolate oscuro: funciona como hidratante para la piel, reduce arrugas, gracias a su alto contenido en flavonoles del cacao. Reduce las hormonas del estrés pues contiene endorfinas.
  7. Cúrcuma: beneficia las hormonas sexuales masculinas y femeninas, equilibrando los niveles hormonales de las mismas.
  8. Nueces: aumenta los niveles de melatonina y serotonina.
  9. Higo: esta fruta regular los procesos hormonales, irregularidades en el útero y en ciclos menstruales. Sus hojas, además, contienen muchas hormonas femeninas, por lo que se pueden preparar en infusión para casos como el síndrome de ovario poliquístico.
  10. Levadura de cerveza: es rica en zinc, un mineral que actúa como regulador hormonal natural, y además favorece la síntesis de varias hormonas tiroideas, progesterona y testosterona. 
  11. Caléndula: es un excelente regulador para todo tipo de problemas ginecológicos y de piel. 
  12. Salvia: presenta un alto contenido de estrógenos, por lo que se utiliza en casos de menstruación excesiva y durante la menopausia, y también tienen propiedades para subir el ánimo cuando este es producido por cuestiones hormonales. 

Como vemos, existen muchos alimentos que nos ayudan a mantener en forma nuestro sistema endocrino, que aunque no lo parezca, puede ser el responsable de muchas de las enfermedades o molestias que presentamos hoy en día. Es muy importante que aunque la lista que publicamos es de alimentos naturales, no debemos de consumirlos sin la orientación de un experto, ya que podemos presentar una reacción secundaria no positiva. 

¿sabías qué...?

Según los científicos, el estrés moderado parece ser positivo para el sistema endocrino, pues favorece la segregación de hormonas a altos niveles para que el organismo movilice más energía y se adapte al entorno. Sin embargo, si el estrés es sostenido o tiene lugar frecuentemente, pueden producirse desórdenes endocrinos importantes, como es el caso de la obesidad o la disfunción de las gónadas.