¿Cuándo se deben sacar las muelas del juicio?

Descubre todos los datos necesarios acerca de la extiracción de las muelas del juicio

Las muelas del juicio, son conocidas por ser las últimas piezas dentales en aparecer, y a la vez unas de las más molestas que puden presentarse a partir de los 16 años. Muchas personas nunca llegan a saber de ellas, otras sin embargo pueden llegar a experimentar dolor intenso y algunas molestias que inducen a su extracción para evitar sufrir otro tipo de problemas.

Una de las particularidades de las muelas del juicio es que en realidad éstas no ejercen ninguna función, por lo que su extracción no afectará a la función de masticación ni a la salud del resto de piezas dentales.

¿Por qué producen dolor?

Las muelas del juicio son conocidas entre otras cosas por el dolor que causan cuando deciden salir. Sin embargo existen ciertas personas que no experimentan dolor alguno, aunque no son los casos más habituales. 




En general, el dolor ante la salida de las muelas del juicio se suele generar debido a que la muela va cortando la encía lo cual puede provocar inflamación de la zona, enrojecimiento e incluso pequeñas infecciones. Realmente el dolor no se produce en la muela, sino en la encía que la rodea. Esta molestia es conocida con el nombre de pericoronaritis.

¿Cuando resulta conveniente extirpar las muelas del juicio?

El crecimiento de las muelas del juicio, y la aparición de dolor es una señal de que las muelas no están creciendo de forma debida, bien porque no tienen espacio o porque no están colocadas correctamente, porque hayan quedado atascadas con el hueso en el momento de salir o cuando supone una interferencia con aparatos como prótesis o correctores dentales.

Existen varios síntomas indicativos de que una muela del juicio puede haber quedado impactada o atrapada. Podremos detectarlo cuando:

  • Notamos dolor al abrir la mandíbula
  • Cuando el dolor aparece en el momento de masticar hacia el lado en el que se encuentran las muelas
  • Cuando las encías presentan un aspecto que denota hinchazón produciéndose dolor al abrir la boca

¿Qué complicaciones presenta una muela del juicio impactada?

Entre los principales problemas que pueden presentarse cabe destacar:

  • Dolor
  • Piezas dentales que se desplazan de su posición habitual
  • Infección por la acumulación de restos de alimentos que generan bacterias alrededor de la zona en la que comienza a subir la muela del juicio
  • Quistes
  • Presión de la muela del juicio sobre la muela situada junto a ella, al ejercer presión sobre la raíz o la corona. Este fenómeno se conoce con el nombre de rizólisis y si no se trata a tiempo puede provocar el daño irreparable de la muela afectada

El momento adecuado para llevar a cabo la extirpación de las muelas del juicio es en la adolescencia, ya que durante esta etapa las muelas no están completamente desarrolladas y no han crecido en su totalidad. Así la operación resulta más sencilla y surgen menos complicaciones.

 

¿Cómo se extraen las muelas del juicio?

A la hora de extraer las muelas del juicio, se pueden llevar a cabo dos métodos en función de la posición o los posibles problemas que éstas puedan ocasionar:

  • Por un lado se procede a una extracción simple de las muelas del juicio cuando éstas no están atrapadas, o impactadas pero su salida puede ocasionar problemas a las piezas dentales que están junto a ellas. En este caso se aplica, generalmente, anestesia local en el área sobre la que se va a proceder a operar, y se atraviesa la encía para proceder a su extracción. Se pondrán los puntos necesarios y se seguirá el protocolo que el dentista estime oportuno para detener el sangrado y favorecer la cicatrización de la zona.
  • Por otro lado, se procede a la extracción a través de cirugía de las muelas del juicio, cuando éstas se encuentran impactadas por el hueso que se encuentra bajo la encía. En esta situación es conveniente aplicar anestesia local en la zona sobre la que se va a operar y anestesia general. Posteriormente se procede a hacer una incisión sobre la encía para extraer la muela y se sutura la herida.

Tras la intervención la herida puede sangrar durante varias horas. Para ayudar a cortar la hemorragia es conveniente morder una gasa que ayude a comprimir la herida hasta que la aparición de sangre desaparezca. Una correcta limpieza bucal y la medicación prescrita por el especialista serán suficientes para garantizar una rápida recuperación que llevará al paciente a poder llevar una vida normal en pocos días.

La mejor forma de prevenir problemas relacionados con la aparición de las muelas del juicio, es sometiéndose a una revisión general que incluirá una radiografía. De esta forma el especialista podrá aconsejarnos acerca de la necesidad o no de seguir un procedimiento para extirparlas, o bien valorar que su erupción no conllevará problemas.

¿sabías qué...?

El nombre de "muelas del juicio" se debe al hecho de que aparecen cuando la persona ya es adulta, y por tanto se la considera una persona en sus plenas facultades para "mantener el juicio" de forma debida.