8 cosas que no debes hacer antes de dormir

Las cosas que NO debes hacer para poder conciliar el sueño fácilmente

Aunque tengamos momentos en los que dormir es una tarea sin dificultad alguna, siempre habrá momentos en que la hora de ir a la cama es sinónimo de ansiedad. Todos conocemos los beneficios de una buena noche de descanso y las consecuencias de dormir mal o incompleto. Por lo tanto, ¿qué podemos hacer para garantizar una buena noche de sueño?

Antes que nada, es importante que tengas una cosa en mente: para dormir bien y sin interrupción tienes que estar relajado. Para lograr esto debemos convertir tu habitación en un ambiente pacífico y sin desorden, y en la hora de ir a la cama en un momento de relajación y descanso. Una de las condiciones de poder conciliar el sueño es poder desconectarte de las preocupaciones, las responsabilidades y la actividad de todos los días.  

Spoots te da 8 ejemplos de actividades nocivas para conciliar el sueño, ¡intenta evitarlas!

    Índice

  1. Usar el celular o la computadora

    Científicos estadounidenses han demostrado que la luz de las tabletas, teléfonos inteligentes y computadoras suprime los niveles de malatonina, alterando así tu reloj biológico. Si es absolutamente indispensable que uses algunos de estos artefactos antes de dormir, puedes atenuar la pantalla lo más posible, o descargarte la aplicación F.lux, que le otorga un color más cálido a la pantalla. 

    Además, es importante que te separes del mundo exterior cuando llegue la hora de dormir. Dile adiós al trabajo, a los mensajes de texto y a las redes sociales porque ha llegado la hora de descansar. 

  2. Comer en exceso

    Estás a punto de irte a dormir: no necesitas grandes cantidades de alimento para sobrevivir hasta el desayuno. Intenta eliminar las carnes, los granos y las cremas pesadas. Puedes comerte una ensalada, un sándwich o una omelette con vegetales. Si te vas a la cama con el estomago muy lleno, estás arriesgando tener una pesadilla y despertarte antes de lo previsto sintiéndote muy mal del estómago. 

  3. Tener discusiones o conversaciones difíciles

    Resérvatelo para el día siguiente. Las peleas nocturnas son el peor aliado del sueño. Terminarás yéndote a la cama triste, cansado y preocupado. Tu mente agitada no te dará paz y no harás más que dar vueltas. Si consigues dormirte el descanso puede que no sea profundo y que se de de forma entrecortada. Si sabes que se aproxima una discusión o conversasión áspera antes de dormir, evitala como sea. 

  4. Tomar cafeína

    No, el café no es tu amigo en la noche. Es delicioso y te encantaría tomarte uno al terminar de trabajar. Pero eso sería una muy mala decisión. Si piensas que cambiando del café al té estás a salvo, piensa dos veces. La mayoría de los tés contienen altos índices de teína, otro estimulante de la misma familia. Y aunque el efecto del té no sea tan potente e inmediado en nuestro cuerpo, sí es más duradero que el de una taza de café. Mejor opta por infusiones que ayuden a conciliar el sueño

  5. Ver películas de terror o acción

    Terminar el día viendo algo relajante es, efectivamente, algo positivo. Sin embargo, si vas a pasar hora y media gritando cada vez que el asesino empiece a perseguir a los personajes de la película que estás viendo, lamento decirte que no vas a dormir nada bien. Elige esa película de Chaplin que siempre has querido ver. Te hará feliz y dormirás como un bebé una vez haya terminado. 

  6. Beber mucho líquido

    Si lo haces es probable que te levantes durante la noche reiteradas veces para ir al lavabo. Además cuando estás por dormir tu cuerpo no necesita demasiado líquido, ya que estará bastante inmóvil durante la noche. Procura beber 2 horas antes de ir a la cama.

  7. Llevarse el trabajo a la cama

    Puede que te parezca una buena idea llevarte la carpeta de archivos que debes revisar a la cama. Pero tu cama debe ser un lugar que te haga pensar en descanso, no en trabajo. De la misma forma, intenta no pensar en trabajo o en la agenda del día siguiente cuando estés acostada. Tu mente podrá empezar a vagar y a perderse en preocupaciones. 

  8. Comer azúcar

    Además de ser un estimulante del sistema nervioso, tu metabolismo no la procesará adecuadamente y es probable que se absorban las calorías provocando todo aquello que las mujeres odian: exceso de grasas y celulitis.

¿sabías qué...?

Tanto en Asia, como Europa y Estados Unidos se utilizaba el opio para dormir. Esta práctica siguió hasta mediados del siglo XX en muchos países, y sigue siendo vigente en algunas regiones de Asia.

comenta y pregunta