Cómo corregir eficazmente los pezones invertidos

Descubre las técnicas existentes para corregir problemas en el pezón

Los pezones invertidos son aquellos que se retraen hacia el interior en lugar de sobresalir hacia afuera como un pezón normal. Es común tanto en hombres y mujeres, y puede ocurrir o bien desde el nacimiento como una condición natural o bien a consecuencia de otro problema de salud.

La mayoría de las veces tener pezones invertidos no se considera más que un problema estético, que en el caso de las mujeres suele preocupar a la hora de amamantar al bebé. Sin embargo existen ciertas técnicas que pueden ayudar a corregir los pezones invertidos. En Spoots te enseñamos cómo hacerlo.

    Índice

  1. Técnica Hoffman

    Técnica Hoffman

    La técnica Hoffman está indicada para el tratamiento de los pezones que están planos o invertidos y ayuda a que éste sobresalga hacia afuera. Resulta especialmente recomendable en el caso de aquellas mujeres que quieren dar el pecho. El procedimiento es muy sencillo y solo requiere de unos minutos al día:

    • En primero lugar debemos de colocar dos dedos, uno en cada uno de los laterales de la areola estirándola hacia afuera. Se van realizando movimientos rotatorios hacia un lado y hacia otro formando un círculo completo.
    • A continuación lubricamos la yema de del dedo índice y pulgar con un poco de aceite de rosa mosqueta y vamos rotando el pezón desde la base hacia un lado y hacia otro.
    • Finalmente terminaremos los ejercicios de Hoffman cogiendo el pezón con dos dedos y haciendo movimientos de estirar y retraer varias veces.
  2. Dispositivo Niplette

    Dispositivo Niplette

    Existe un dispositivo especial conocido con el nombre de Niplette, que sirve para tratar los pezones invertidos de forma muy eficaz. 

    El dispositivo actúa de la misma forma que una jeringa que va aplicando una succión sobre el pezón de forma permanente pero sin provocar dolor. Esta succión provoca un estiramiento de la piel que hace que poco a poco estos se vayan modificando propiciando que el pezón salga hacia afuera sin efectos secundarios y sin molestias de ningún tipo. Se puede usar bajo la ropa ya que es muy discreto, y es eficaz tanto en el caso del hombre como en el caso de la mujer.

    Lo ideal es llevarlo aproximadamente entre un mes y tres meses, tanto de día como de noche ya que se puede utilizar siempre y cuando no se duerma boca abajo. El uso regular del dispositivo Niplette asegura la corrección del pezón invertido.

    El dispositivo Niplette está comercializado por la marca Avent, y tiene un precio aproximado de 40 euros.

  3. Jeringuilla

    Jeringuilla

    Uno de los métodos más conocidos para estimular y hacer que el pezón sobresalga hacia afuera es el de la jeringuilla. Para ponerlo en práctico tan solo es necesario contar con una jeringa de plástico. Los pasos son los siguientes:

    • Corta un trozo de la parte por la cual se realiza la succión, es decir, de la punta, hasta que quede del mismo tamaño que la parte trasera.
    • A continuación colocamos el émbolo desde el cual se tira, por el lado que acabamos de cortar.
    • Seguidamente hay que colocar la jeringa sobre el pezón y realizamos una succión desde el émbolo. De este modo el pezón sobresale hacia afuera.
  4. Cirugía

    Cirugía

    La cirugía cosmética es la solución definitiva cuando alguno de los remedios anteriores no resulta eficaz, siempre y cuando el pezón no tenga un grado muy pronunciado de retracción. En estos casos es necesario recurrir a una prótesis que permite que el pezón quede sujeto de modo que no puede retraerse de nuevo hacia adentro.

    Por lo general este tipo de cirugía suele hacerse con anestesia local y no suele conllevar grandes complicaciones. Sin embargo el implante pude ser rechazado por la persona, es por ello que solo se utiliza esta opción como un último recurso si el resto de alternativas no resultan eficaces.

Cuando los pezones invertidos aparecen de forma espontánea, sin que anteriormente se hubiese dado esta circunstancia, pueden ser un indicativo de que hay un problema subyacente que lo provoca. En determinadas ocasiones, puede ser motivo de aparición de cáncer de mama. Ante la más mínima sospecha es necesario acudir a un especialista para descartar cualquier tipo de enfermedad.

¿sabías qué...?

Cuando el ser humano es tan solo un feto, incluso cuando aún no se ha determinado el sexo biologicamente, los pezones ya forma parte de la anatomía que formará al futuro bebé.