Consejos para tratar la psoriasis

Aprende acerca de la psoriasis y sus tratamientos

La psoriasis es una enfermedad de la piel que causa descamación e inflamación, presentando dolor, hinchazón, calentamiento y coloración. Regularmente las células de la piel crecen desde las capas más profundas y reemplazan constantemente las células muertas de la superficie, este proceso se llama renovación celular y tarda aproximadamente 1 mes. Con la psoriasis, la renovación celular ocurre en sólo unos pocos días, lo que provoca que las células nuevas suban demasiado rápido y se acumulen en la superficie.

En la mayoría de los casos la psoriasis causa parches o placas de piel gruesa, enrojecida y con escamas plateadas, las cuales producen picor o dolor. Estas placas se pueden encontrar en codos, rodillas, cuero cabelludo, parte baja de la espalda, cara, palma de las manos y plantas de los pies.

    Índice

  1. ¿Cómo se trata la psoriasis?

    El tratamiento para la psoriasis depende de:

    • La gravedad de la enfermedad
    • El tamaño de las placas de psoriasis
    • El tipo de psoriasis
    • La reacción del paciente ante ciertos tratamientos

    Es importante conocer que los tratamientos para la psoriasis no funcionan igual para todo el mundo, el médico debe de cambiar el tratamiento si este no funciona, si provoca una mala reacción o si deja funcionar.

    La psoriasis es una enfermedad crónica, muy dependiente de factores ambientales y psicológicos, que no llega nunca a ser curada sino sólo controlada o blanqueada. Se ha demostrado el empeoramiento de las formas pustulosas con el consumo de tabaco, sobre todo en mujeres y dosis dependiente y, en algunos trabajadores relacionan una mala evolución clínica con la ingestión de alcohol.

    Antes de realizar tratamiento médico, no debemos olvidar que la simple y frecuente lubricación cutánea con emoliente, de tipo crema agua/aceite, puede mejorar considerablemente las lesiones y disminuir las molestias del paciente.

    Los emolientes actúan creando una capa oleosa oclusiva que hidrata la capa córnea, impide la evaporación del agua y previene la formación de fisuras. Los más utilizados son los aceites minerales y sintéticos con el amplio grupo de los polioxietilenglicoles, se venden como cosméticos llamadas cremas hidratantes.

  2. Tratamientos tópicos

    Existen multitud de preparados tópicos que pueden ser más útiles en un paciente que en otro, algunos pueden ser irritantes y otros necesitan una dedicación diaria importante ya que deben ser aplicados 2 ó 3 veces al día.

    Los tratamiento tópicos sólo están indicados en formas leves que afecten a menos del 10% de la superficie corporal. Los tratamientos tópicos incluyen: corticosteroides, alquitranes, ditranol, derivados de la vitamina D y retinoides.

    Describimos las características de los corticosteroides ya que son los fármacos más utilizados para el tratamiento ambulatorio de la psoriasis, sobre todo en zonas donde otros pueden irritar. 

    Los corticosteroides tópicos se clasifican según su potencia en:

    • Clase I (Muy potentes): Diflucortolona valerato 0.3%, clobetasol propionato 0.05%, Halcinónido 0.1%, Halobetasol propionato 0.05%.
    • Clase II (Potentes): Beclometasona 0.025%, Betametasona 0.05%, Budesonida 0.05%, Diflucortolona 0.1%, Metilprednisolona 0.1%, Mometasona 0.1%.
    • Clase III (Potencia moderada):  Beclometasona 0.025%, Betametasona 0.05%, Hidrocortisona 0.1%.
    • Clase IV (Potencia baja): Fluocortina butilo 0.75%, hidrocortisona 1%, Metilprednisolona0.25%.

    Para evitar efectos secundarios indeseables, se pueden utilizar los potentes, los primeros días para luego continuar con corticosteroides más suaves, siempre por un periodo limitado.

  3. Tratamientos sistémicos

    Existen varias alternativas de tratamiento sistémico, de uso exclusivo dermatológico, los cuales incluyen: fototerapia, fotoquimioterapia, retinoides, ciclosporina y metrotexato.

  4. Tratamientos naturales

    Existen algunos tratamientos naturales que nos pueden ayudar a mejorar la salud de nuestra piel, sin embargo siempre debemos de explicarle a nuestro médico que es lo que estamos tomando o aplicando para que no se presenten efectos adversos importantes.

    A continuación te presentamos algunos tratamientos que te pueden ayudar a mejorar los síntomas de la psoriasis: 

    • Harina de avena: Hervir 100 gr de harina de avena en 5 lts de agua por 4 minutos. Esta solución deberá añadirse al agua con la que nos bañamos y dejarla actuar por 15 minutos.
    • Aguacate: Licuar la pulpa del aguacate con 1/4 de taza de infusión de flores de manzanilla y aplicarlo sobre las zonas afectadas.
    • Aceite de árnica: Se debe de aplicar sobre zonas afectadas todos los días. 
    • Aceite de coco: Es uno de los mejores tratamientos caseros para la psoriasis.

Ten en cuenta que el principal objetivo del tratamiento para la psoriasis es la hidratación de la piel, sin embargo, si tienes dudas es muy importante que consultes con un médico.

¿sabías qué...?

La psoriasis se ha asociado a problemas de salud como depresión, diabetes, artritis y enfermedades cardíacas.

comenta y pregunta