Consejos para combatir la artritis reumatoide

Te damos algunos consejos para tratar la artritis reumatoide en tu vida diaria

La artritis reumatoide es una enfermedad reumática que conlleva una inflamación de la membrana sinovial de las articulaciones y que afecta la calidad de vida de quienes la padecen, al manifestarse como dolor en las articulaciones, limitación de movimiento, fatiga y otros. Si bien es una enfermedad que no tiene cura, igualmente existen muchos hábitos en la vida diaria que pueden incorporarse para que el cuerpo esté mejor preparado a enfrentarla y así poder hacerla más llevable, además de seguior el tratamiento tradicional o alternativo dado por un especialista.

En Spoots te decimos cómo combatir la artritis reumatoide en tu vida diaria.

    Índice

  1. Buen descanso y calidad de sueño

    Buen descanso y calidad de sueño

    La artritis reumatoide puede manifestarse bajo la forma de una fatiga general del cuerpo que quita energías en la persona que la padece, y esto también provoca una mayor sensación de sueño, por lo que un buen dormir (mayor al de una persona normal) será esencial para poder descansar bien, recomendándose tener entre 8-10 horas de sueño y de buena calidad (por ejemplo, en un ambiente oscuro). Además, se debe procurar que la rutina diaria no genere episodios de estrés, que también puede quitar energía emocional y física en la persona.

  2. Evitar sobrecargas físicas

    Hay que evitar las ocupaciones o trabajos que signifiquen esfuerzos físicos que generen sobrecargas (como los que implican subir muchas escaleras o cargar peso), así como que impliquen estar mucho tiempo de pie o realizar movimientos repetitivos con las manos. En las tareas domésticas, se debe procurar no realizar esfuerzos en las manos como retorcer la ropa u otras tareas.

  3. Alimentación saludable

    Si bien no existen estudios concluyentes sobre el efecto de la alimentación en pacientes con artritis reumatoide, sí se sabe que el exceso de peso es un factor de riesgo, además de que se recomienda incorporar alimentos con ácidos grasos omega-3, dadas sus propiedades antiinflamatorias. Una dieta saludable, por otra parte, deberá asegurar una cantidad equilibrada de proteínas, vitaminas, calcio y otros minerales.

  4. Hacer ejercicios

    Hacer ejercicios

    Actualmente se enfatizado con base en varios estudios que el ejercicio físico moderado puede ayudar a darle mayor flexibilidad a las articulaciones, fortalecer sus músculos cercanos (llamados ejercicios isométricos) y dar energía a la persona, sin dejar de lado sus beneficios para el sistema cardiovascular, el cual en parte puede ser afectado por la presencia de la artritis reumatoide. Lo idea es practicar ejercicio todos los días por no menos de media hora. Algunos deportes recomendados con poco o ningún impacto en las articulaciones son la natación y el ciclismo.

  5. Suplementos

    Si bien es importante adquirir los nutrientes, minerales y vitaminas a través de una alimentación con base en verduras y frutas, también es posible ingerir calcio y vitamina D (que ayuda en su absorción) por medio de suplementos. Así mismo, se ha visto que los pacientes que consumen metotrexato sufren de una edficiencia de ácido fólico, por lo que también se debe consultar con el doctor la necesidad de tomar suplementos de B6 para reducir los síntomas de inflamación asociados a la artritis reumatoide.

    Por último, un estudio en la American Journal of Epidemiology de 2003 concluyó que tomar vitaminas antioxidantes (como la C y la E) conlleva un menor riesgo de padecer la enfermedad pero otro estudio más reciente no concluyó que hubiera una relación.

  6. Evita el tabaco

    Evita el tabaco

    El tabaco o cigarro tiene numerosos perjuicios para la salud; eso no es novedad. En lo que respecta a los huesos, el tabaco fomenta la pérdida de masa muscular, lo cual hace a la persona más propensa a desarrollar osteoporosis así como de sufrir fracturas por el debilitamiento óseo. Así mismo, está también directamente relacionado a una mayor propensión a desarrollar artritis reumatoide, y en el caso de tenerla, empeora los síntomas.

    El tabaco afecta a los sistemas respiratorio y cardiovascular, pero también afecta el sistema inmune, ya que tendría efectos inflamatorios e inmunosupresores en él. Así también, su humo tiene alta concentración de radicales libres, que están asociados a la aparición de varios tipos de cáncer.

Si quieres conocer algunas terapias alternativas para combatir la artritis reumatoide, entra en nuestro artículo. También puedes ver en Spoots los tratamientos tradicionales para combatir la artritis reumatoide.

¿sabías qué...?

Se estima que más de 50 millones de personas en Estados Unidos han sido notificadas por un doctor de tener alguna forma de artritis, fibromialgia, gota o lupus.