Cuáles son las consecuencias a la salud de la anorexia nerviosa

Te mostramos los peligros de la anorexia para el cuerpo

La anorexia nerviosa (o simplemente "anorexia") es un desorden psiquiátrico de gran complejidad, también siendo catalogado como una enfermedad mental. Entre los síntomas de la anorexia nerviosa están la incapacidad de mantener un peso corporal normal, un desorden alimenticio severo y, el más conocido de todos, un miedo extremo a ganar peso aun cuando la persona presente una contextura muy delgada en muchos casos.

Las formas o hábitos que tienen las personas que sufren de anorexia nerviosa para impedir la ganancia de peso pueden ser la abstinencia a comer, la reducción drástica de calorías ingeridas o la auto-inanición, en casos más extremos. En cuanto a hábitos asociados a su distorsionada manera de ver su cuerpo están el vómito inducido, el abuso de laxantes o hacer ejercicios de forma radical. 

Por lo tanto, esta distorsión en la forma en que ven su propio cuerpo es la marca registrada de esta enfermedad mental, pues siempre piensan que tienen sobrepeso, aun cuando su apariencia sea precisamente todo lo contrario. Es una enfermedad muy peligrosa, pudiendo llevar a un gran deterioro de la salud, y en algunos casos, incluso con riesgo de muerte. Sin embargo, hay esperanza, pues es posible recuperar a alguien con anorexia nerviosa, por lo que los padres y persoans cercanas al enfermo deben informarse bien sobre las mejores maneras de hacerlo.

En este artículo de Spoots veremos en detalle los problemas a la salud ocasionados por la anorexia nerviosa, de forma de concientizar a quienes son cercanos a quienes sufren de este desorden mental, para tomar cartas en el asunto lo antes posible, al ser una enfermedad que afecta básicamente a todo el cuerpo.

    Índice

  1. Problemas en los huesos

    Debido a que sufrir anorexia nerviosa implica necesariamente una dieta pobre en calorías y minerales, esto lleva a que el crecimiento irregular de quienes sufren esta enfermedad (en su mayoría adolescentes en plena etapa de crecimiento) pueda causar problemas en la formación de los huesos, aumentando la probabilidad de sufrir enfermedades óseas como consecuencia.

    Normalmente, una persona alcanza su masa ósea máxima a la edad de 30 años, pero un adolescente que sufre o ha sufrido de anorexia nerviosa probablemente no alcanzará este máximo peak determinado por nuestra configuración genética, evidenciando una propensión a tener un crecimiento corporal incompleto y posibles fracturas óseas a lo largo de su vida.

    Sobretodo en el caso de las mujeres (pero también en el de los hombres), las probabilidades de sufrir osteoporosis aumentan notablemente como consecuencia de una nutrición deficiente, un peso corporal muy bajo y una producción de estrógenos disminuida como causa de estos hábitos. Esta propensión a desarrollar osteoporosis no se limita a mujeres de la tercera edad, ya que se ha estimado que cerca de la mitad de las mujeres que han sufrido anorexia nerviosa desarrollan esta enfermedad ósea, lo cual lleva a una discapacidad parcial en sus movimientos y caída de los dientes, además del riesgo de tener fracturas, que ya habíamos mencionado.

    Asimismo, cerca de uno 90% de la mujeres (o sea, casi todas) que han sufrido anorexia desarrolla osteopenia, una afección que se catacteriza por una disminución en la densidad mineral ósea y que implica que el cuerpo no puede producir tejido óseo nuevo con la misma rapìdez con la que reabosrbe el tejido viejo. Hay que notar que la osteopenia es una condición precursora de la osteoporosis.

  2. Problemas en la salud del corazón

    El sistema circulatorio y la salud del corazón no quedan al margen de los riesgos asociados a una malnutrición o dieta deficiente. Como causa de la falta de nutrientes, el músculo del corazón podría debilitarse y reducir su tamaño como consecuencia.

    La auto-inanición o abstinencia a alimentarse adecuadamente causa deshidratación en el cuerpo, lo que desbalancea a los electrolitos, lo cual a su vez lleva a tener un ritmo cardíaco irregular. Los electrolitos son esenciales para la producción de la "electricidad natural" del cuerpo, que ayuda a la salud de los dientes, articulaciones, huesos, riñones y corazón, además de ayudar a mantener los niveles de azúcar en la sangre y de oxigenar las células.

    En casos más extremos, la persona que sufre de anorexia puede experimentar arritmia cardíaca, lo cual es una condición más severa que abre las puertas a mayores riesgos de sufrir un infarto. Este debilitamiento del corazón y disminución de su tamaño puede empeorar como respuesta al ejercicio, notándose además un pulso y presión arterial disminuidos.

  3. Sistema inmunológico más débil

    Se ha comprobado que cerca de un 50% de los anoréxicos tiene un bajo conteo de glóbulos blancos, algo conocido como leucopenia en el lenguaje clínico, mientras que un tercio de ellos sufre de anemia. Ambas condiciones pueden fácilmente debilitar al sistema inmunológico, haciendo que la persona más propensa a desarrollar enfermedades. 

    Muchos anoréxicos tienen una deficiencia de zinc, que afecta al normal funcionamiento delsistema inmunológico, por lo que es común que deban tomar suplementos de este mineral, entre otros. Para saber cómo fortalecer al sistema inmune por medio de hábitos saludables, te podrá ser interesante leer nuestro compelto artículo sobre el tema.

  4. Consecuencias psicológicas

    Al ser la anorexia nerviosa una enfermedad mental, aun cuando se traduzca en un deterioro físico, es natural pensar que también podrá causar problemas en la psicología o comportamiento de la persona en el corto y largo plazo. De hecho, de entre todos los trastornos psiquiátricos, la anorexia es la que se asocia con la más alta tasa de suicidio.

    Algunas de las principales manifestaciones psicológicoas típicas de una persona anoréxica, además de las tendencias suicidas, son la depresión, ansiedad, impulsividad, cambios de humor repentinos y agotamiento físico sin causa aparente. Todo esto, sumado a una necesidad nunca satisfecha en cuanto a su imagen física, repercuten en la salud mental de la persona, disminuyendo su autoestima frente a los demás, que conlleva un aislamiento social de la persona.

    Además, la persona anoréxica no tendrá problemas en mentir o inventar excusas para no atender eventos sociales de cualquier tipo, lo cual también podrá incidir enormemente en su desempeño profesional, lo que podría incluso aumentar aún más su inseguridad.

  5. Infertilidad en la mujer

    Muchas mujeres que tienen una dieta extrema de pobreza nutricional experimentarán una detención en su menstruación, en muchos casos antes de sufrir los efectos típicos de disminución del peso. Ya que la mayoría de las mujeres que sufren de anorexia lo hacen durante la adolescencia, esto podrá tener consecuencias en los años venideros, complicando sus opciones de tener hijos normalmente.

    Muchas mujeres con anorexia buscan en clínicas de fertilidad la solución a su problema de maternidad, sin haber recuperado la normalidad en su desorden alimenticio y peso corporal. Aun en mujeres que podrían haberse recuperado totalmente de la anorexia nerviosa o bulimia (otrs tipo de desorden alimenticio), las probabilidades de tener un aborto espontáneo o necesidad de una cesárea son mayores.

    Otras complicaciones que la anorexia puede traer en la salud reproductiva es la aparición de amenorrea (incapacidad de menstruar bien) en las mujeres, disfunción eréctil en los hombres y una disminución de la libido en general.

  6. Problemas gastrointestinales

    El sistema digestivo también podrá verse afectado, en cualquiera de sus partes, por el efecto de una alimentación en extremo deficiente. Ya que esta forma de auto-inanición disminuye notablemente el metabolismo de la persona, las toxinas no serían eliminadas eficientemente del sistema, todo lo cual provoca que la persona se sienta "hinchada" después de cada comida.

    Entre las principales complicaciones al tracto digestivo, causadas por la anorexia, podemos nombrar a la constipación (normalmente por causa del abuso de laxantes o falta de fibra en la dieta), vaciado gástrico demorado, perforaciones intestinales, hemorragias internas. pancreatitis, gastritis, ampliación de las glándulas salivales e hinchazón de lesófago, entre otros.

    Asimismo, también la anorexia puede favorecer la aparición de gastroparesis, una complicación estomacal que causa daño en los músculos o nervios del estómago y que puede causar náuseas, vómitos, dolor abdominal, digestión lenta, vaciado gástrico (esto es, que el estómago tarda mucho en vaciar su contenido) y sensación de hinchazón en la persona.

¿sabías qué...?

Se estima que cerca de un 1% de la población general desarrollará anorexia en su vida, y esta probabilidad baja a la mitad en referencia a las personas que finalmente lograrán un diagnóstico clínico a su condición.

comenta y pregunta