Cómo comer semillas de Lino (linaza) para bajar de peso

Descubre cómo se consumen las semillas de lino para que puedas aprovechar sus múltiples beneficios

Una de las propiedades por las que se caracterizan las semillas de lino es por sus facilidad para ayudar a perder peso. La razón por la que las semillas de lino, o linaza, se utilizan para perder peso es gracias, por un lado, a su alto porcentaje en fibra que contribuye a arrastrar los residuos tóxicos del tracto digestivo así como por su riqueza en ácidos grasos omega 3 necesarios para que los lípidos sean transportados a través de la sangre hasta los músculos, donde serán quemados.

Las semillas de lino admiten múltiples formas de preparación indicada para todo tipo de dietas de adelgazamiento. A continuación detallamos cada una de ellas.

    Índice

  1. En batidos o zumos

    Una de las formas de disfrutar de las propiedades adelgazantes de las semillas de lino es ingiriéndolas a través de batidos y de zumos, lo cual nos permite además beneficiarnos de las ventajas nutricionales que nos aportan otros alimentos. Los batidos y zumos de semillas de lino se elaboran principalmente con harina de linaza o semillas de lino trituradas y pueden acompañarse o bien de yogurt desnatado, o bien de frutas de temporada. Al comenzar a consumir los batidos se añade una cucharada de linasa es de suma importancia beber grandes cantidades de agua de modo que el arrastre de lípidos y residuos sea aún más eficaz. Esta forma de consumo hace que las semillas de lino sean muy eficaces contra el estreñimiento.

    Lo ideal es consumir el batido o el zumo en ayunas, antes de desayunar, ya con las semillas lino molidas, ya que de este modo la limpieza se realiza de una forma mucho más efectiva y aprovechamos en un mayor porcentaje todas las propiedades del lino.

  2. Como aderezo de ensaladas

    Otra de las formas de consumir las semillas de lino es como acompañamiento de comidas, especialmente de las ensaladas. Además de potenciar el sabor de estos saludables platos, estaremos beneficiándonos de sus propiedades en especial de su capacidad para eliminar grasa.

    La mejor forma de consumir las semillas de lino molido junto con las ensaladas es machacándolas con un molino de café, de modo que su contenido en ácidos omega 3 se aproveche en su práctica totalidad. Se pueden esparcir, o bien mezclar con otro tipo de aderezos como por ejemplo aceite de oliva o zumo de limón. 

  3. Solas

    Muchas personas optan por tomar las semillas de lino de forma aislada sin necesidad de añadirlas a nigún tipo de comida o de bebida. Para aprovechar todas sus propiedades es necesario molerlas antes de consumirlas o bien masticarlas bien antes de tragarlas. 

    10 gramos diarios de semillas de lino es suficiente para beneficiarnos de todas las propiedades que las caracterizan, pudiendo tomarlas en ayunas media hora antes de desayunar. También se pueden consumir las semillas de lino tostadas, ya sea solas o añadiéndolas a ensaladas o yogures.

  4. En forma de agua de semillas

    El agua de semillas de lino es una de las opciones que nos ayudarán a complementar una dieta de adelgazamiento sin necesidad de moler las semillas para aprovechar sus propiedades. Para preparar el agua de semillas de lino es necesario poner a hervir un litro de agua mineral y añadirle dos cucharadas de semillas que podremos acompañar de zumo de limón o de miel.

    Debemos dejar que hierva entre 2 y 3 minutos y reposará unos minutos más. Debemos colar la mezcla para, posteriormente consumirla caliente o a temperatura ambiente. El agua adquirirá una textura un tanto espesa que resulta muy útil como laxante para eliminar grasa y otros residuos causantes de retenciones e hinchazón. Lo ideal es tomarla en ayunas.

  5. En forma de suplemento

    Las personas que siguen una dieta para bajar de peso pueden aprovechar las propiedades adelgazantes de las semillas de lino tomándolas en forma de suplementos que podremos encontrar como perlas, cápsulas o pastillas en tiendas especializadas. 

    Esta forma de tomar las semillas de lino está indicada especialmente en el caso de aquellas personas que no toleran el sabor o la textura de la linaza al natural, ya sea como aderezo de platos, zumos o batidos, o tomándolas de forma aislada, o bien en aquellos casos en el que las semillas de lino generen problemas digestivos al tomarlas al natural.

Las semillas de lino son grandes aliadas a la hora de perder varios kilos, y así, aprovechando las diversas formas en las que podemos consumir la linaza conseguiremos perder peso, limpiar nuestro organismo y mejorar nuestro aspecto de forma saludable.

En caso de querer consumir semillas de lino durante el embarazo, consulta antes con tu médico.

¿sabías qué...?

Al machacar las semillas de lino es importante consumirlas en un plazo máximo de 24 horas ya que en el caso contrario pueden adquirir un sabor amaargo.

comenta y pregunta