Cómo combatir el estreñimiento

Algunos consejos y trucos para librarte de este molesto problema

El estreñimiento es una anomalía que se produce cuando no se eliminan las heces con la frecuencia normal (menos de 3 veces a la semana), provocando que éstas se endurezcan y resequen. Todo esto puede traer consigo dolores e hinchazón abdominal, entre otras complicaciones. 

En este artículo de Spoots vamos a mostrarte algunos consejos sobre cómo combatir el estreñimiento.

    Índice

  1. Comer más fibra

    Es muy sabido que la fibra es la reina para los movimientos intestinales saludables. La fibra es un tipo de carbohidrato que no es particionada o desmenuzada en el intestino como otros alimentos, y viene en 2 tipos: solubre e indisoluble. Antes de embarcarse en una alimentación más rica en fibra, consulte con su médico sobre la cantidad exacta de cada tipo de fibra, puesto que además su cantidad recomendada difiere entre hombres y mujeres, aunque debiera estar entre 20 y 35 g de fibra al día.

    La fibra se encuentra en varios vegetales (brócolis, alcachofas, soya, repollos, coliflores, habas, etc.), frutas (pasas, frambuesas, limones, naranjas, manzanas, peras, etc.), frutos secos (almendras, nuez moscada, higos secos, aceitunas etc.), derivados de cereales (salvado de trigo, avena, semillas de lino, arroz integral, pan integral, etc.) y legumbres (lentejas, garbanzos, judías, etc.).

  2. Bebe líquido

    Bebe líquido

    El no beber agua correctamente hará que el cuerpo recurra a las reservas de agua que existen en el organismo para mantener el correcto funcionamiento de los órganos, haciendo que las deposiciones se sequen y se endurezcan como consecuencia.

    Recomendamos específicamente el agua tibia con limón, que es un remedio natural alternativo más saludable que los laxantes químicos. El limón contiene ácido cítrico, que promueve una buena digestión y la limpieza del colon. El agua tibia con limón temprano en la mañana ayudará a ablandar las endurecidas deposiciones del dia anterior, permitiendo comenzar el dia con un sistema digestivo más preparado.

  3. Tómate tu tiempo en el baño

    A veces la rutina estresante y el poco tiempo que dejamos para descansar no nos permite relajarnos lo suficiente para, en este caso, darnos el tiempo de ir al baño el tiempo que sea necesario. Así mismo, intenta ordenar el horario para ir al baño, de forma de que sea lo más periódico posible, ayudando a tu cuerpo a ordenar sus necesidades digestivas, y no dudes en ir cuando tengas un poco de ganas, aún si esto implica quedarse en el baño un buen tiempo.

  4. Evita la cafeína y el alcohol

    La cafeína y el alcohol fomentan la deshidratación del cuerpo, robándole agua al organismo para funciones vitales de él. Al hacerlo, promoverán la formación de heces más duras y secas. Además estas bebidas acidifican el PH natural de la sangre, lo cual puede traer graves consecuencias en el futuro, como la osteoporosis.

  5. Haz Yoga

    Haz Yoga

    El yoga tiene una serie de beneficios para la salud, como muchos de nosotros ya sabemos, pero en este caso también puede ser de ayuda. El yoga posee algunas posturas que aumentan la presión sobre la pared abdominal, estimulando las contracciones del intestino grueso (proceso que se conoce como peristaltismo intestinal). Así mismo varios de sus ejercicios y posturan activan el sistema digestivo y ayudan a reducir la tensión en él.

  6. Laxantes

    Los laxantes alivirán los síntomas del estreñimiento, pero debieran ser usados sólo en el corto plazo, pues su abuso podría incluso provocar estreñimiento en el futuro. Los laxantes pueden venir en pastillas, jarabe, solución líquida o en cápsulas. Normalmente harán efecto en 1 a 3 días después de consumidos, y no debieran tomarse por más de 1 semana, a menos que lo exprese un médico. 

    Algunos laxantes comunes son el Ex-Lax, Diocto, Colace y Surfak. Cuidado que pueden provocar dependencia.

  7. Consume alimentos probióticos

    Consume alimentos probióticos

    Los alimentos probióticos, también llamados alimentos funcionales, son los que contienen microorganismos vivos. El consumo de alimentos probióticos, como el yogurt, el kéfir y la leche fermentada, disminuyen el tiempo que requiere el tránsito intestinal ya que restaura y equilibra la flora intestinal. Esto lo logra mediante la creación de lactobacilos, que tienen la particularidad de que se adhieren a las paredes intestinales, siendo su función combatir al exceso de bacterias dañinas para el cuerpo (la flora intestinal contiene bacterias buenas y malas).

¿sabías qué...?

El estreñimiento afecta en un mayor porcentaje a mujeres que a hombres, sobre todo en su etapa fértil.