Cómo combatir la artrosis naturalmente

Te mostramos en Spoots cómo tratar la artrosis de forma natural

La artrosis, también llamada osteoartritis, es una enfermedad degenerativa que implica un desgaste y posterior inflamación del cartílago, siendo una de las dolencias reumáticas más comunes. La artrosis genera una serie de molestos síntomas como dolor articular, inflamación, rigidez de la articulación y crujidos, entre otros.

Es esencial poder detectar esta enfermedad en su etapa temprana para evitar su avance, el cual afectará enormemente la calidad de vida del afectado.

En Spoots te contamos cómo combatir la artrosis naturalmente.

    Índice

  1. Evitar el sobrepeso

    Evitar el sobrepeso

    Uno de los métodos naturales más recomendados para tratar la artrosis es evitar el sobrepeso, esto es, manteniendo un peso corporal equilibrado. Una dieta saludable y equilibrada es fundamental para esto, especialmente en las personas que sufren obesidad, lo cual conlleva un exceso de peso en las articulaciones y el cartílago, lo que conlleva un mayor desgaste en sus tejidos.

    Algunos estudios incluso han cuantificado esta relación, declarando que un sobrepeso de un 20% puede multiplicar por 10 la probabilidad de desarrollar artrosis de rodilla. Así también, cerca de la mitad de los pacientes con artrosis tienen algún grado de obesidad, pero más de tres cuartas partes de ellos no realizan ningún ejercicio físico.

  2. Dieta saludable

    Dieta saludable

    Una alimentación saludable y balanceada es importante para la salud de los huesos y de los músculos, lo que viene bien también a quienes sufran de artritis. Ésta debe ser rica en alimentos antioxidantes, frutas, verduras y omega-3 pero baja en grasas saturadas. Entre los antioxidantes, se recomiendan alimentos que contengan las vitaminas C y E. En particular, la vitamina C fomenta la producción del colágeno, el cual es una proteína de gran importancia en la salud de los huesos y articulaciones.

    Entre las frutas, destaca la zanahoria (por su aporte en betacarotenos), la piña (por ser antiinflamatoria, con presencia de bromelina) así como las naranjas y limones, ricos en vitamina C. En cuanto a la hidratación, es importante tomar 2 litros de agua al día.

    Sobre los alimentos a evitar, procura dejar de lado los azúcares, las harinas blancas, carnes rojas en exceso y lácteos altos en grasa.

  3. Ejercicio físico con moderación

    Las personas que sufren artrosis deberá estar consciente de que no podrá realizar las mismas actividades físicas que una persona normal, para evitar un mayor desgaste articular. Sin embargo, se alienta a quienes sufren de artrosis a realizar ejercicios de forma regular, pero de forma suave y moderada. Algunas opciones pueden ser el yoga, pilates o bien la natación. Se deben evitar especialmente los movimientos que generen dolor o crujido en las articulaciones.

  4. Evitar posturas inadecuadas

    Evitar posturas inadecuadas

    Algunas personas tienen hábitos posturales inadecuados, y en el caso de las personas con artrosis, esto es esencial de corregir. Se debiera evitar las posturas que generen dolor, al dormir o al estar sentado, por ejemplo. Procura no estar mucho tiempo de pie así como estar en cuclillas, lo cual produce un esfuerzo adicional en las articulaciones de las rodillas. Por último, no subas escaleras de forma frecuente y evita caminar con mucho peso en tus espaldas.

  5. Masajes con aceites esenciales

    Existen varios remedios caseros naturales para tratar la artrosis, que pueden ser tomados en cuenta para intentar disminuir los síntomas.

    Se puede realizar masajes en la zona articular afectada, con el fin de disminuir la inflamación. Normalmente, se prescriben masajes que contengan aceites esenciales que puedan diluirse en un aceite base, el cual puede ser el aceite de oliva. Los aceites esenciales que se recomiendan para mezclarse con el aceite base son el aceite de jengibre, almendras, romero o eucalipto.

  6. Infusiones

    También se pueden tomar infusiones un par de veces al día, las que pueden ser de jengibre, romero, ortiga o cúrcuma. La ortiga, por ejemplo, tiene propiedades diuréticas que ayudan en la eliminación de líquidos en las articulaciones que se encuentran inflamadas. Por otra parte, el romero tiene propiedades antioxidantes, lo que es beneficioso para disminuir el desgaste del cartílago junto a la articulación inflamada.

  7. Compresas

    Compresas

    Las compresas son otro de los buenos remedios naturales contra la artrosis. Puedes aplicar un gel frío en una compresa y aplicarla en la zona articular inflamada por cerca de 15 minutos, para luego calentarla un poco y aplicarla una segunda vez. Esta combinación de frío y calor es muy beneficiosa para reducir la inflamación.

    Las compresas pueden también incluir algunos remedios naturales. Podemos primeramente destacar la margarita, por su contenido de flavonoides y propiedades antiinflamatorias. Se puede hervir 100 g de margaritas secas en un litro de agua y luego dejar reposar por algunos minutos, antes de filtrar y aplicar en la compresa. Lo mismo puede hacerse con la violeta, la cual también es un antiinflamatorio natural. En lo que respecta a la cúrcuma, dado que también ayuda a combatir la inflamación, se recomienda hacer una pasta con su polvo y agua caliente, para luego aplicarlo en la compresa, una vez que se haya  enfriado.

Si quieres profundizar más sobre la artrosis, te presentamos algunos artículos interesantes:

¿sabías qué...?

En España, la artrosis llega a afectar a alrededor del 10% de la población.