Clamidia: cómo prevenirla

No dejes que un descuido afecte tu salud sexual y la de otros

Gracias a la liberación sexual que se ha tenido en los últimos años, hemos sidos capaces de vivir nuestra sexualidad de manera libre, sin embargo, la falta de educación sexual que tenemos puede llevar a que suframos de infecciones que pueden poner en riesgo nuestra salud y la de nuestras parejas.

Una de estas enfermedades que son más comúnes de lo que creemos, es la clamidia. Por ello, te vamos a dar información y algunas recomendaciones para que aparte de vivir tu sexualidad libremente, la vivas de forma responsable.

    Índice

¿Qué es la clamidia?

Es una infección de transmisión sexual, que puede infectar tanto a los hombres como a las mujeres, puede causar daños graves y permanentes en el aparato reproductor de una mujer y hacer más difícil o imposible que quede embarazada en el futuro. También puede provocar un embarazo fuera del útero que puede poner en riesgo la vida de la mujer.

La transmisión puede darse mediante el contacto entre los órganos genitales o entre el órgano genital y las mucosas en la boca o en el recto. La infección produce una bacteria que predomina en la mucosa de los órganos genitales, la uretra y el recto. 

¿Qué síntomas produce la clamidia?

La mayoría de los infectados con clamidia no padecen molestias, por lo que no saben que están infectados. La clamidia puede desarrollarse sin síntomas durante mucho tiempo, varios años quizá. Por lo tanto, la clamidia recién detectada no tiene por qué significar infidelidad.

Tanto hombres como mujeres pueden sentir escozor al orinar, y en raras ocasiones molestias en las articulaciones. Puede existir variación en el flujo vaginal o leves hemorragias durante el coito o entre las menstruaciones. 

¿Cómo evitar el contagio de clamidia?

Cualquier persona que tenga relaciones sexuales puede contraer una infección por clamidia mediante relaciones sexuales anales, vaginales u orales sin protección. No obstante, las personas jóvenes sexualmente activas tienen mayor riesgo de contraer esta infección, debido a factores conductuales y biológicos entre las personas jóvenes.

A continuación vamos a enumerar los puntos más importantes a tener en cuenta para prevenir el contagio de clamidia:

  1. Evitar relaciones sexuales sin protección

    Evitar relaciones sexuales sin protección

    La única manera segura de evitar el contagio es no estar expuestos al virus, evitando las relaciones sexuales sin protección, ya que se puede contagiar mediante sexo vaginal u oral sin protección. 

    Si alguien está infectado con clamidia, la bacteria estará en su semen o en sus fluidos vaginales aunque no presente síntomas, esto quiere decir que también es posible que te contagies si tomas los fluidos corporales con tus manos y después los pasas a tus genitales o dentro de tu cuerpo.

  2. En una relación monógama, realizar pruebas médicas

    En una relación monógama, realizar pruebas médicas

    Esto para estar seguro que ningún integrante de la pareja esta infectado antes de empezar a tener relaciones sexuales sin protección, siempre que exista el compromiso y la convicción de tener una relación monógama mientra estén juntos. 

  3. Usar condón de látex cada vez que tienes relaciones sexuales

    Usar condón de látex cada vez que tienes relaciones sexuales

    Aún cuando el condón es una protección de barrera, esto no elimina por completo el riesgo de adquirir la enfermedad, pero si se reducirá en gran medida.

  4. Conocer a las personas con las que se tiene contacto sexual

    Conocer a las personas con las que se tiene contacto sexual

    Si bien este punto es algo muy subjetivo, el conocer a las personas con quienes tenemos relaciones sexuales nos dará una idea de sus preferencias y costumbres sexuales y si estas son de riesgo.

  5. Limitar las parejas con las que se tienen relaciones sexuales

    Como hemos visto, entre menor parejas sexuales y más conocimiento de sus costumbres y hábitos sexuales tengamos, el riesgo de contraer la enfermedad disminuirá. Si bien, aún cuando solo tengamos una pareja sexual y esta tiene la infección el riesgo es muy alto de contraerla.

  6. Evitar lavado vaginal

    Evitar lavado vaginal

    Los lavados vaginales alteran las bacterias naturales y saludables de la vagina, y pueden hacer que la disminución del número de estas, haga más susceptible a la mujer de adquirir la infección si entra en contacto con la bacteria.

Las enfermedades de transmisión sexual son una realidad que solamente mediante educación y concientización podremos combatir, por ello, seamos responsables de nuestra vida y salud sexual, así como de las parejas que entran en contacto con nosotros. Aquí te ofrecemos información y sería importante que la compartieras con amigos y familiares.

¿sabías qué...?

Chlamydia (del griego χλαμυς / χλαμυδως, khlamýs / khlamýdös: "capa" o "encapotado") es un género de bacterias gramnegativas perteneciente a la familia Chlamydiaceae, orden Chlamydiales, filo Chlamydiae.