Causas de apendicitis en niños

Descubre cuáles son los factores que provocan apendicitis en niños

El apéndice es un pequeño tubo que se ubica en el comienzo del colon, concretamente en la parte inferior derecha del vientre. A día de hoy no se le conoce ninguna función específica, sin embargo, cuando está muy inflamado es necesario acudir al médico ya que en el caso contrario podría llegar a estallar.

A pesar de que es una dolencia poco frecuente en el caso de los niños, lo cierto es que puede aparecer especialmente a partir de los dos años, y con mayor frecuencia en la adolescencia. A continuación vamos a ver en qué consiste esta enfermedad  y cuáles son las principales causas de aparición de apendicitis en niños.

¿Qué es la apendicitis?

La apendicitis es una inflamación del apéndice que se produce por diversas causas, pudiendo provocar molestia abdominal e hinchazón. Es indispensable tratar la apendicitis en cuanto aparezcan los primeros síntomas, ya que en el caso de que la apendicitis siga evolucionando, tenderá a necrosarse y, por tanto, a descomponerse dentro del cuerpo, lo cual puede dar lugar a infecciones severas, entre otras complicaciones. Es lo que se conoce con el nombre de peritonitis, una afección que puede llegar incluso a poner en peligro la vida del paciente.




Causas de la apendicitis

Existen diversas causas que pueden propiciar la aparición de la apendicitis. Veamos cuáles son:

  • Hiperplasia de folículos linfoides: Se considera como la causa de apendicitis más frecuente. Los folículos linfoides son una acumulación de linfocitos que cumplen una función de defensa del organismo al actuar contra agentes infecciosos. Cuando son atacados, pueden responder inflamándose, lo que provoca la hinchazón del apéndice y su posterior obstrucción.
  • Fecalitos o apendicolitos: probablemente sea la segunda causa más frecuentes de aparición de apendicitis. Esto se debe a la acumulación de materia fecal o bien otro tipo de compuestos, como por ejemplo, un cálculo. Asimismo, pueden también acumularse bacterias, moco o restos celulares que en un momento dado provocan la obstrucción del apéndice y, por tanto, su inflamación. Esta acumulación se concentra en el intestino grueso, pasaje de la materia fecal hacia el ano.
  • Tumores: es la causa menos frecuente de aparición de apendicitis, y se diagnostica por la presencia de un tumor en el apéndice o bien en el colon.
  • Residuos alimenticios: Cuando los alimentos quedan obstruidos en el intestino, su normal irrigación queda comprometida.

Cuándo acudir al pediatra

Existen ciertos signos que pueden alertarnos de la necesidad de acudir con urgencia al pediatra para diagnosticar una posible apendicitis:

  • Por un lado hay que prestar especial atención a la presencia de dolor abdominal, especialmente en la parte inferior derecha del abdomen.
  • A menudo el dolor provocado por la apendicitis puede venir acompañado de náuseas, fiebre (no superior a 38°C) y vómitos. Es común confundir estos síntomas con la presencia de una gastroenteritis. Sin embargo cuando el dolor resulta persistente y no desaparece pasada una hora e incluso cuando la fiebre va en aumento es necesario acudir al centro médico, para evitar complicaciones.

El tratamiento para el dolor del apéndice no es otro que realizar una intervención quirúrgica para proceder a su extirpación.

Las complicaciones más graves de una apendicitis pueden surgir aproximadamente entre 48 horas y 72 horas después de los primeros síntomas. El diagnóstico prematuro es fundamental para evitar complicaciones como la peritonitis que se produce cuando ocurre una perforación del apéndice que a su vez provocaría un absceso con acumulación de pius que se disemina por el abdomen.

Debes saber que la apendicitis afecta en mayor probabilidad a niños de entre 11 y 20 años, siendo muy poco común en bebés. Además, debes saber que no es una enfermedad contagiosa.

¿sabías qué...?

Aproximadamente un total de 250.000 personas se someten cada año en todo el mundo a una intervención quirúrgica para extirpar el apéndice.