Cáncer de mama: controles, prevención y síntomas

Todo lo que debes saber sobre uno de los cánceres más frecuentes en mujeres

El cáncer de mama es hoy en día uno de los tipos de cáncer más común en mujeres en todo el mundo, y es la segunda causa de muerte por cáncer en las mujeres. 

Es importante que antes de hablar de cáncer de mama o seno, conozcamos que es el cáncer y los factores que ayudan a su desarrollo.

El cáncer se origina cuando las células comienzan a crecer sin control, este crecimiento descontrolado puede extenderse de una área específica del cuerpo a otra. Ahora que sabemos esto, podemos definir al cáncer de seno como un tumor maligno que se origina en las células del seno. Un tumor maligno, es un grupo de células cancerosas que pueden crecer invadiendo los tejidos circundantes o que pueden propagarse a áreas distintas del cuerpo. Aún cuando el cáncer de mama se conoce más en mujeres, los hombres también pueden padecerla.

Los tumores en el seno pueden ser benignos (no cancerosos) o malignos (cancerosos).




El tipo más común de cáncer de seno es el carcinoma ductal. Este cáncer empieza en las células que revisten los conductos del seno. Casi 7 de cada 10 mujeres con cáncer de seno tienen carcinoma ductal. El segundo tipo más común de cáncer de seno, es el carcinoma lobulillar. Existen mujeres que desarrollan una mezcla de los tipos de carcinoma ductal y lobulillar o tienen un tipo menos común de cáncer de seno.

El síntoma más común del cáncer de seno es una nueva masa o protuberancia. Una masa no dolorosa, dura y con bordes irregulares tiene más probabilidad de ser cáncer, aunque los tumores cancerosos pueden ser sensibles a la palpación, blandos y de forma redondeada. Incluso pueden causar dolor. 

La mayoría de las protuberancias o masas en el seno no son cancerosas, sino benignas. A pesar de eso, en algunos casos puede ser necesario hacer una biopsia, esto es, tomar una muestra del tejido de la mama y observarla al microscopio para confirmar que no se trata de cáncer.

Otros posibles síntomas de cáncer de mama:

  • Hinchazón de parte o de todo el seno (aunque no se sienta una protuberancia definida)
  • Irritación o hendiduras en la piel
  • Dolor en el seno o en el pezón
  • Retracción (contracción de los pezones)
  • Enrojecimiento, descamación o engrosamiento de la piel del seno o del pezón
  • Secreción del pezón que no sea leche materna

Algunas veces un cáncer de seno se puede propagar a los ganglios linfáticos de las axilas o alrededor de la clavícula y causar una protuberancia o inflamación ahí, aun antes de que el tumor original en el tejido del seno sea lo suficientemente grande como para poder palparlo.

Pruebas que se realizan para su diagnóstico

Una vez que el Médico ha detectado alguna posible tumoración y necesitan realizarse algunos estudios como:

  • Pruebas de receptores de hormonas
  • Prueba HER2
  • Biopsia

Existe un tipo de cáncer llamado cáncer de seno triple negativo, en donde las células malignas, no tienen receptores de estrógenos, no tienen receptores de progesterona, no tienen gran cantidad de HER2. Esto es por lo que es importante que si nuestro Médico detecto algo anormal en nuestro examen de mama, se nos realice una biopsia.

Aún cuando el cáncer de mama se presenta mayormente en mujeres, es importante que también los hombres conozcan los posibles síntomas, ya que anualmente aumentan los casos de hombres que lo desarrollan. Todo esto por la alimentación y el estilo de vida que estamos llevando.

Es importante conocer nuestro cuerpo y hacer caso cuando nos de señales de que algo no es normal. Si detectamos el cáncer de seno a tiempo, tenemos más probabilidades de poder ganar la batalla contra esta, cada vez mas frecuente enfermedad. Explorate y acude a tu Médico a revisiones periódicas y cuando tu detectes que algo no anda bien.

¿sabías qué...?

Una investigación de la Universidad de Minnesota detalla que el ejercicio cambia la forma en cómo el cuerpo maneja el estrógeno, el cual es uno de los detonadores del cáncer de mama.

comenta y pregunta