Calcio alto en sangre: síntomas y causas

Conoce cuando tu cuerpo te dice que el calcio está elevado

El calcio es el ión más importante del metabolimo mineral de nuestro cuerpo. El cuerpo de un adulto contiene aproximadamente 1000gr de Calcio, de los cuales, la mayor parte de este se localiza en el hueso (99%) y solo el una mínima cantidad se encuentra extraóseo (1%), el cual es de gran importancia fisiológica.

El calcio puede circular en plasma, encontrarse dentro de la célula y formando el esqueleto. Al circular en el plasma, lo hace tanto de forma libre o unido a proteínas. La parte que se encuentra libre es la encargada de actuar en el organismo y se encuentra bajo control hormonal, permaneciendo invariable. Por otra parte, el calcio que se encuentra unido a proteínas, va a disminuir en los casos en los que se presente una hipoalbuminemia (disminución de proteínas).

La concentración de calcio que se encuentra en la sangre es el resultado del equilibrio entre la entrada y salida de calcio de tres órganos: el intestino, el hueso y los riñones. Su regulación es dada por: la paratohormona (PTH) y la 1,25-dihidroxivitamina D. 

Ahora que sabemos un poco de cómo se maneja el calcio en nuestra sangre y una de sus formas de control, definamos que es la hipercalcemia.




Hipercalcemia

Se va a diagnosticar cuando constatamos en dos o más ocasiones un valor de calcemia superior a 10.5mg/dl, o bien cuando las manifestaciones clínicas son evidentes, en este caso, una sola medición elevada es suficiente para establecer el diagnóstico. 

Los valores normales de calcio son de 8.5 a 10.5mg/dl ó 1.8 a 2.6 mmol/l. Pudiendo encontrar niveles más elevados a las 20 hrs y los mínimos entres las 2 y las 4hrs, esto por la fuerte influencia que ejerce el ritmo circadiano en sus valores.

Causas

Se va desarrollar cuando el flujo de calcio desde el hueso y/o intestino excede la capacidad de eliminación renal del mismo. El incremento en la absorción intestinal de calcio puede ocurrir en presencia de vitamina D exógena o endógena. Sin embargo las causas más comunes de hipercalcemia, representando el 90% de los casos son:

  • Resorción ósea excesiva
  • Hiperparatiroidismo primario
  • Hipercalcemia maligna (asociada a cáncer)

La disminución de la excreción renal de calcio es el mecanismo implicado en la aparición de hipercalcemia con el uso de diuréticos tiazídicos o cuando existe una reducción de líquidos extracelulares.

Raramente la hipercalcemia puede ser secundaria a anormalidades metabólicas de los receptores de calcio.

Síntomas

Las manifestaciones clínicas van desde pacientes asintomáticos o con síntomas leves, hasta pacientes con estados de obnubilación y coma. Esto dependerá de los niveles de calcio y de la rapidez de la elevación.

Los pacientes con hipercalcemia leve (, pueden ser asintomáticos o reportar síntomas no específicos como: estreñimiento, fatiga, ansiedad y depresión. Los pacientes con calcio sérico entre 12-14mg/dl, que han tenido un aumento crónico del mismo, por lo general lo toleran bien, mientras que los pacientes con un aumento agudo del calcio, pueden tener síntomas como poliuria (ir muchas veces a orinar), polidipsia (mucha sed), deshidratación, anorexia, náuseas, debilidad muscular, síntomas neuropsiquíatricos y cambios en el sensorio. La pancreatitis y la úlcera péptica ocurren con menor frecuencia. El aumento de la excreción renal de calcio puede terminar en nefrolitiasis e insuficiencia renal aguda o crónica. En pacientes con hipercalcemia severa (>14mg/dl), frecuentemente hay progresión de los síntomas descritos, y aparecen arritmias cardíacas y estados de letargia, confusión, estupor y coma.

Diagnóstico

Para poder realizar su diagnóstico, es necesario realizar pruebas de laboratorio, en las que se busca determinar los valores, y hacer una diferenciación entre las causas más comunes de hipercalcemia. También se toman en cuenta el hecho de que se presente alguno o varios de los síntomas antes descritos.

Tratamiento

Los pacientes con hipercalcemia asintomática o con síntomas leves y calcemia >12mg/dl, no requieren tratamiento inmediato. Los pacientes con calcio sérico entre 12 y 14 mg/dl, que tengan una elevación aguda pueden tener síntomas gastrointestinales y cambios del sensorio, los cuales requieren tratamiento como hipercalcemia severa, el cual será intrahospitalario y de hidratación inicialmente.

Una vez controlado el cuadro, se debe indagar sobre la fuente de la elevación de calcio en la sangre para poder ofrecer un tratamiento definitivo.

Como se comento anteriormente, el calcio es un metabolito muy importante que regular muchos procesos fisiológicos de nuestros cuerpo, es por ello que si tu tienes antecedentes familiares de hipercalcemia (aumento de niveles de calcio en sangre), formación repetitiva de piedras (renales), acudas periódicamente a hacer revisiones de los niveles de calcio en sangre. También si han presentado algunos de estos síntomas, acudir para valoración medica y tratamiento.

¿sabías qué...?

El calcio es el 4to componente más abundante del cuerpo, después del agua, proteínas y grasas.