10 buenas razonas para vacunarse

¿Por qué decir SÍ a las vacunas?

Las vacunas no son más que preparados de "antígenos", atenuados vivos o muertos, esto quiere decir que los microorganismos que nos inyectan están modificados para que no sean dañinos a nuestro cuerpo, así al momento de entrar a nuestro organismo, el cuerpo lucha contra un virus, bacteria, etc., débil y crea defensas para una próxima infección y está preparado para cualquier exposición.

Actualmente se le tiene mucho miedo al a vacunación, si bien se han suscitado casos muy delicados, debemos de entender que muchos factores son los que pueden modificar la respuesta a una vacuna y que en relación riesgo-beneficio es más seguro arriesgarnos a vacunarnos que arriesgarnos a contraer una enfermedad que puede llegar hasta a matarnos. Por ello, te contamos 10 razones por las que es bueno vacunarse, eso sí, siempre hay preguntar posibles efectos secundarios y contraindicaciones.

    Índice

  1. Podemos evitar una enfermedad o disminuir su fuerza

    Como se mencionó anteriormente, las vacunas ayudan a nuestro sistema inmunológico, creando defensas al estar en contacto con virus o bacterias sin fuerza. Esto nos ayuda, ya que creamos defensas contra estos microoganismos, y al volver a estar expuestos, nuestro cuerpo lo eliminará mucho antes de que se desarrolle y se manifieste la enfermedad o si se llegan a manifestar los síntomas no serán graves.

  2. Crean Inmunidad colectiva

    Otra ventaja de la vacunación, es la de la Inmunidad Colectiva, esto quiere decir, que si en una comunidad, localidad, estado, país, etc, el número de personas que se vacunan es alta, protege a las personas que no pueden ser vacunadas, ya sea por un sistema inmunológico muy deteriorados, personas ancianas, entre otros, tengan menos riesgo de contagio, pues la mayor parte de la población al estar vacunada va a tener menos riesgo de contraer una enfermedad y por ende de transmitirla.

  3. Disminución de costos en salud

    Aunque la salud nos gustaría no medirla en dinero, debemos entender que tanto en los programas de salud, como en las finanzas personales, una vacuna que puede costar entre 200 y 1000 pesos, es menor a que gastemos en dias de hospital, dias de incapacidad y gastos de complicaciones por dichas enfermedades. También es importante señalar que no tenemos una regulación acerca de la incapacidad por cuidar a un hijo, por ello, si un escolar se enferma, va a causar una ausencia laboral del padre, lo cual va a repercutir en la economía familiar.

  4. Evita secuelas graves

    Todavía en 1988, la poliomelitis seguía siendo la causante de la parálisis de 350,000 niños en 125 países, actualmente solamente es endémico en 4 de ellos, esto ha disminuido abismalmente la presencia de parálisis por polio en niños. De 2000 a 2007, se disminuyó en un 78% la mortalidad por sarampión en el mundo.

  5. Las vacunas evitan anualmente y en todo el mundo cerca de 6 millones de muertes

    Contrario a lo que se cree, según cifras de las OMS y Asociaciones en pro de la vacunación, se evitan al rededor de 6 millones de muertes alrededor del mundo gracias a las vacunas. Si bien es cierto que existen riesgos y efectos secundarios, estos sólo se presentan en personas con caracteristicas y enfermedades muy específicas, por ello, es importante que antes de vacunarse acudan con un especialista de la salud y comenten todas sus dudas.

  6. Existen estudios que avalan su seguridad

    Aún con el auge que se ha manejado sobre el riesgo de las vacunas, numerosas asociaciones y Organismos alrededor del mundo están comprometidos a tener cada vez más seguridad en nuestras vacunas para evitar los efectos secundarios que se puedan presentar. Uno de los organismos aparte de la OMS, que se encarga de monitorear a las vacunas es el GAVI, el cual supervisa y realiza estudios de seguridad y efectividad de todas las vacunas alrededor del mundo. Si tienes dudas de los resultados y de los avances sería importante que revisaras su página. Es más probable presentar un trastorno grave por una enfermedad prevenible mediante vacunación que por una vacuna.

  7. Disminución de ausentismo laboral y escolar

    Muchas de las vacunas se han inventado, si no es que todas, contra enfermedades que causan una fuerte lesión en nosotros, ya sea aguda o crónica. Actualmente gracias a esa Inmunidad colectiva que existe, estamos menos propensos a que podamos contagiarnos de cualquiera de ellas, sin embargo, si dejamos que nuevamente estas enfermedades vuelvan a surgir, debido a los daños físicos que nos pueden causar, va a presentarse un aumento en las ausencias de los trabajadores, ya sea por enfermedad propia o de algún miembro de la familia, lo que se traduce en un descenso de la productividad y economìa de una empresa y una familia.

  8. Las vacunas no causan autismo

    En 1998 se publico un artículo donde se presentaba un estudio y una posible relación entre ciertas vacunas y la presencia de autismo, si bien no se pudo sustentar adecuadamente y no se pudieron comprobar los resultados, no ha existido algún otro estudio que nos pueda sustentar la relación de algún tipo de vacuna, con la presencia de autismo. Hacemos énfasis nuevamente, es importante que al vacunarse, pregunte efectos secundarios y contraindicaciones.

  9. Es mejor que nuestro cuerpo esté listo para la batalla

    Las vacunas interactúan con el sistema inmunitario para producir una respuesta similar a la que produciría la infección natural, pero no causan la enfermedad ni exponen a la persona inmunizada a riesgos de posibles complicaciones. En cambio, el precio de la inmunización por infección natural podría ser el retraso mental provocado por Haemophilus influenzae tipo b (Hib), defectos congénitos debidos a la rubéola, cáncer del hígado derivado del virus de la hepatitis B, o muerte por sarampión.

  10. Evitar la reaparición de enfermedades antiguas

    Si bien las enfermedades prevenibles mediante vacunación son actualmente poco comunes en muchos países, los agentes infecciosos que las provocan siguen circulando en algunas partes del mundo. En un mundo sumamente interconectado, esos agentes pueden atravesar las fronteras geográficas e infectar a cualquier persona no protegida.

Sabemos que existe una gran controversia alrededor de este tema de la vacunación, por ello, tratamos de informarte y de pedirte que cualquier decisión que tomes sobre vacunar o no vacunar a tu familia la medites e investigues en páginas serías y artículos escritos por profesionales de la salud. Y te recordamos, si bien muchas de las enfermedades para las cuales existen vacunas ya no existen en muchos países, siguen esperando una debilidad para volver a tomar fuerza. 

¿sabías qué...?

La primera vacuna para la viruela fue creada en 1796, por el médico rural Edward Jenner.

comenta y pregunta