Bruxismo: Síntomas y tratamiento

Identifica cuáles pueden ser las causas del bruxismo y cómo puedes solucionarlo

El bruxismo es una parafunción oral caracterizada por el apriete y rechinamiento dentario durante el sueño o vigilia, existiendo una controversia respecto a su etiopatogenia y criterios diagnósticos. 

Tomando en cuenta la evidencia que existe sobre este padecimiento, se considera de origen multifactorial, de los cuales se distinguen los llamados factores periféricos (morfológicos) y factores centrales (patofisiológicos y psicológicos), siendo estos últimos los que se consideran en la actualidad con mayor injerencia en la génesis del bruxismo.

Factores Periféricos

Pueden distinguirse dentrl de este grupo las anormalidades ya sea en la oclusión dental o en la anatomia orofacial. En un estudio reciente, se analizaron múltiples características oclusales tanto estáticas como dinámicas (mordida profunda, mordida cruzada, mordida abierta, interferencias mediotrusivas y láterotrusivas, entre otras), observando solo diferencias significativas entre sujetos con y sin bruxismo al considerar las interferencias mediotrusivas.




Otros estudios encontraron que una forma más rectangular de la arcada se asociaba a un mayor grado de atrición dental (desgaste lento gradual y fisiológico del esmalte al contacto de diente con diente durante la masticación) en combinación con una tendencia rotacional anterior, altura fácil anterior disminuida y un ángulo interincisal mayor en paciente con Bruxismo

Factores Centrales (Psicológicos)

Un estudio demostró que bruxistas comparados con no bruxistas muestran ansiedad psíquica y física aumentada, tendencia a desarrollar alteraciones psicosomáticas y menor socialización.

Factores Centrales (Fisiopatológicos)

Se ha sugerido que el bruxismo de sueño estaría relacionado principalmente con factores patofisiológicos, entre los que destacan: disturbios del sueño, química cerebral alterada, el uso de ciertos medicamentos y drogas ilícitas, tabaco, consumo de alcohol, factores genéticos y ciertos traumas y enfermedades.

Síntomas

El frote dental y el apretamiento constante y prolongado durante el sueño pueden manifestar diferentes signos y síntomas como dolor miofascial en cara y cuello, con dolor a la función y palpación, aumento del tono e hipertrofía muscular, además de un desgaste dental anormal, modificaciones o daño periodontal, aumento en la movilidad dental y molestia temporomandibular.

A lo largo del tiempo se han utilizado diferentes métodos para evaluar el bruxismo nocturno; los métodos más utilizados en odontología son los cuestionarios, examen clínico, evaluación del desgaste en el guarda oclusal. 

La Academia Americana de Medicina del Sueño, propone criterios para diagnosticar la existencia de bruxismo nocturno y determinar su gravedad. Se establece como criterio mínimo de diagnóstico la queja de rechinamiento o apretamiento dental, acompañado de algún signo o síntoma como desgaste anormal dental, producción de sonidos o la presencia de molestia muscular en maxilares y cuello.

Tratamiento

El tratamiento del bruxismo se trata fundamentalmente en el uso de la férula de relajación muscular o de Michigan. La función de la férula de relajación es doble:

  • Proporcionar un contacto oclusal óptimo entre ambas arcadas.
  • Porteger los dientes de fuerzas anormales que puden lesionarlos y/o desgastarlos.

La gran ventaja de estas férulas es la mejora de la sintomatología, se ha encontrado una disminución de hasta un 70-90% de casos en donde ha sido el caso. 

El éxito o fracaso del tratamiento medianto una férula oclusal depende sobre todo de tres factores:

  • La correcta confección de la férula
  • El ajusta de la misma
  • La colaboración del paciente (es fundamental ya que la férula sólo es eficaz cuando la lleva el paciente en la boca).

Otra modalidad de tratamiento es el tratamiento del estrés emocional, ya que el aumento del estrés emocional puede afectar la función muscular incrementando la actividad en reposo, aumento el bruxismo o ambas. El aumento del estrés emocional activa también el sistema nervioso simpático que puede ser por sí sola una causa de dolor muscular.

También se utilizan analgésicos, compresas calientes, ultrasonido, masaje superficial y profundo, todo esto dirigido a disminuir el dolor del paciente.

Como vemos, el bruxismo puede tener muchas causas, pero el resultado es el mismo, desgaste en nuestros dientes y dolor facial, por ello es importante que identifiquemos nuestros síntomas y poder disminuir sus consecuencias, eso sí, siempre con la supervición de un médico o dentista.

¿sabías qué...?

Desde tiempos antiguos en la historia de la humanidad se ha venido haciendo referencia al bruximo, y tal vez la primera referencia se encuentra en los textos del Antiguo Testamento, cuando se habla del crujir y rechinar de dientes como castigo eterno.