Los beneficios del yoga durante el embarazo

Aprende cómo el yoga puede ayudarte durante tus etapas de embarazo

El yoga es una disciplina milenaria que reporta interesantes beneficios tanto a nivel físico como mental. Mediante su puesta en práctica es posible evadirse del entorno hasta encontrar una tranquilizadora paz interior que se refleja en el día a día de cada persona.

El embarazo, una de las etapas más importantes en la vida de una mujer, es un período de intensos cambios físicos como mentales. Descubre cómo el yoga para embarazadas puede ayudarte a vivir este período de forma mucho más relajada y beneficiosa.

    Índice

  1. Mejora el estado de ánimo

    Mejora el estado de ánimo

    El yoga hace que la mujer consiga reducir los niveles de estrés gracias a los ejercicios de relajación. De esta forma es más fácil prevenir los estados emocionales intensos consiguiendo con ello controlar los nervios propios del embarazo. La tranquilidad que produce la práctica del yoga hace que la mujer gane en seguridad y confianza en sí misma, y por tanto esto mejora en gran medida el estado de ánimo y la energía interior.

  2. Ayuda a mejorar la respiración

    Ayuda a mejorar la respiración

    Uno de los principales miedos a los que toda mujer embrazada se enfrenta es el temor a no saber respirar llegado el momento del parto. En la práctica del yoga para embarazadas, se hace uso habitualmente de la técnica de respiración "ujayi", la cual consiste en inspirar de una forma profunda y lenta por la nariz hasta llenar por completo los pulmones y exhalar el aire hasta comprimir el estómago. 

    Gracias esta técnica la mujer aprende a controlar mejor la respiración de forma similar a como se aprende en las clases de educación maternal, lo cual resultará beneficioso a la hora de afrontar las contracciones del parto.

  3. Ayuda a mantener la forma física

    Ayuda a mantener la forma física

    Los cambios físicos que se producen a medida que avanza el embarazo hace que la mujer se sienta cada vez más pesada y menos ágil, lo cual dificulta la movilidad. La práctica del yoga durante el emabrazo ayuda a mejorar el estado físico, lo cual se traduce en una mayor tonificación muscular, flexibilidad y equilibrio, mejorando con ello la circulación sanguínea y el bienestar general de su cuerpo.

  4. Aumenta la energía

    Aumenta la energía

    Además de los beneficios del yoga a nivel físico, éste también mejora enormente el estado mental y emocional. Gracias al poder del yoga, la mujer aprende a canalizar su energía minimizando los estados de ansiedad y mejorando la concentración y la serenidad.

    De esta forma, tras una sesión de yoga te sentirás con una energía desbordante que te ayudará a enfrentarte mejor a todos los cambios que supone el embarazo, así como a mantenerte activa y brillante.

  5. Reduce las molestias del embarazo

    Reduce las molestias del embarazo

    Conforme el embarazo avanza comienzan a aparecer ciertas molestias provocadas por los cambios físicos y hormonales que se producen durante esta etapa. Esto implica la aparición de calambres, hinchazón de piernas, pies y manos o dolor en la parte baja de la espalda. El yoga, resulta muy beneficioso a la hora de reducir este tipo de molestias ya que ayuda a estirar los músculos y mejorar la postura, favoreciendo el riego sanguíneo y activando la circulación. 

  6. Fomenta la relación entre la madre y el bebé

    Fomenta la relación entre la madre y el bebé

    La práctica del yoga implica un pequeño aislamiento del resto del mundo, creando así un pequeño círculo en el que solo estáis tu y tu bebé. Practicando las posturas comprobarás cuales le gustan más y cuales le ponen en movimiento. Mediante la respiración conseguiras transmitirle un agradable estado de relajación, compartiréis un momento único dedicado solo a vosotros, y aprenderás a sentir como se fortalecen los lazos de unión.

El yoga es muy beneficioso tanto durante el embarazo como los días posteriores, ya que ayuda a afrontar los cambios que se producen de forma física y psicológica. No olvides incluir una sesión de yoga en tu agendia diaria, y benefíciate de todo lo que puede ofrecerte.

¿sabías qué...?

El yoga es una técnica con más de 5.000 años de antigüedad cuyo origen se encuentra en la India.