Los beneficios de meditar antes de dormir

¿Problemas de insomnio? Conoce los beneficios de la meditación para dormir bien

Meditar es una práctica muy importante y necesaria en nuestra vida, aunque muchos no lo sepan. En un mundo perfecto, los niños aprenderían a meditar en el colegio, de manera que sea parte de su vida y fuera algo tan natural e importante como lavarse los dientes.

En la meditación nos concentramos en un aspecto: el objeto de la meditación puede ser un dios, la respiración, un mantra, una imagen. El objetivo es que la mente se libere de las ataduras de los pensamientos sin control, y pueda enfocarse tan sólo en el objeto que hayamos escogido. 

La meditación es relajante, ayuda a deshacerse de los problemas que nos han perseguido durante el día y le da un momento de tranquilidad a mentes agotadas.

Se puede hacer en distintos momentos del día, pero los beneficios de meditar antes de dormir son muchísimos. Desde Spoots te invitamos a conocerlos

    Índice

  1. La meditación evita el insomnio

    La meditación puede hacerse con el control de la respiración. Para hacerlo adecuadamente debes de seguir los siguientes pasos

    • Acuéstate en en una posición cómoda y procura un ambiente agradable de manera que no tengas ni frío ni calor
    • Es importante permanecer y mantener el silencio. Si lo prefieres, puedes optar por poner una música adecuada por ejemplo, con sonidos de la naturaleza
    • A continuación debes de centrarte en tu respiración: inspira por la nariz y suelta el aire por la boca contando tus respiraciones del uno al tres
    • Cuando llegues a la tercera vuelve al uno, dos, tres hasta que poco a poco notes un ligero sueño

    Esta práctica de relajación elimina el insomnio.

  2. Meditar, provoca un sueño reparador

    Otra manera de meditar es con la meditación guiada. Puedes hacerla sentada en posición de loto, sentada con la espalda bien derecha o acostada cómodamente en la cama.

    Hay muchas aplicaciones y grabaciones en las que un experto en meditación te irá guiando para que te relajes y sigas solamente su voz. El concentrarse en la voz y seguir sus instrucciones con gran serenidad, hará que te relajes.

    Después de una sesión de meditación, notarás un estado de relajación, tranquilad y en paz, de manera que tu sueño será plácido y reparador.

  3. Al meditar la noche anterior, comienzas el día llena de energía

    El pasar una buena noche hará que comiences el día con energía, ideas nuevas, una creatividad desbordante y una mejor capacidad de enfocarte en tareas.

    Eso también se logra haciendo meditación por la repetición de mantras: por ejemplo, una vez que te pones en la posición más adecuada para ti, puedes concentrarte en repetir la sílaba "Om".

    "Om" es uno de los mantras sagradas del budismo y el hinduismo, significa "unidad con lo supremo" y también "unión de lo físico y lo espiritual". Se dice que el sonido de la palabra "Om" es primordial, divino y poderoso.

  4. Meditar, sana el corazón

    Meditar mejora los niveles de tensión arterial lo cual disminuye las posibilidades de sufrir un infarto o un accidente cerebrovascular. Para ello, es importante practicar la meditación diariamente, ya sea concentrándose en la respiración, en la repetición de mantras o en la concentración guiada.

    Es posible que mientras estés meditando, los pensamientos negativos aparezcan. Cuando esto ocurre, simplemente traslada tus pensamientos hacia otros ámbitos más positivos. Trasládate hacia un escenario que te produzca sensación de paz y de bienestar y concentra tus energías en la meditación postiiva. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

  5. La meditación un analgésico natural

    Efectivamente, la meditación alivia los dolores, aún incluso en aquellas personas que están comenzando la práctica. El hecho de no sufrir dolores es algo que ayuda a que sea aún más fácil tener un sueño profundo y agradable.

    Mientras practicas la meditación, tienes que conservar la calma. Si suena un ruido externo, o alguna idea fija te acosa, simplemente sigue con tus respiraciones. Es normal que al principio de iniciar la concentración, esta cueste un poco, especialmente al principio. Estamos acostumbrados a pensar todo el día, pero con la práctica irás mejorando y te irás concentrando cada vez más profundamente.

  6. Tu mente te lo agradecerá

    Estamos todo el día pensando, tomando decisiones, recordando cifras, eventos, problemas, informaciones. Igual que después de un día atareado quieres descansar, nuestra mente también debería descansar. Pero si bien le damos descanso al cuerpo, nos olvidamos de la mente, que está todo el tiempo en alerta.

    La meditación ayuda a darle a la mente el descanso que necesita, haciendo que se concentre solo en un aspecto a través de la respiración. Eso servirá para reducir las preocupaciones haciendo que reine la tranquilidad y la relajación.

Se supone que la práctica constante de la meditación, ayuda además a mejorar la memoria, fortalecer el sistema inmunitario e incluso aumentar el coeficiente intelectual de los que la practican. De lo que no hay duda es de que es una práctica sin efectos secundarios que además de ayudarte a relajarte, mejorará tu bienestar físico y mental.

¿sabías qué...?

Uno de los objetos que se suelen usar para meditar es un mandala. Un mandala es una representación simbólica espiritual del microcosmos y el macrocosmos. Por lo general son dibujos de círculos o cuadrados simétricos.

comenta y pregunta