Beneficios del agua con limón

Descubre todas las ventajas que el agua con limón aporta a tu salud

Nadie creería que un gesto tan simple como es exprimir un limón en un vaso de agua, podría reportar tal cantidad de beneficios a nuestro organismo y a nuestro estado de salud en general. Y es que además de tener un color atrayente y un aroma inconfundible, el limón es uno de los cítricos más apreciados por sus múltiples cualidades.

Tan solo es necesario tomar un vaso de agua tibia con limón en ayunas cada mañana para comenzar a experimentar una serie de mejoras que incidirán directamente en un importante bienestar físico y mental. 

    Índice

  1. Depura el organismo

    Depura el organismo

    El agua con limón es una de las bebidas más saludables de las que podemos beneficiarnos gracias entre otros a sus poderosos efectos depurativos.

    Cuando tomamos un vaso de agua con limón en ayunas, el limón actúa arrastrando las toxinas que quedan acumuladas en el organismo y favoreciendo el deshecho a través de la orina.

    Por otro lado al ingerir jugo de limón estamos purificando nuestra sangre lo cual se traduce en una sangre más oxigenada y limpia que se transmite a cada uno de nuestros órganos para ayudar a su buen funcionamiento.

  2. Fortalece el sistema inmunológico

    Fortalece el sistema inmunológico

    El limón actúa directamente sobre el sistema inmunológico fortaleciéndolo frente al ataque de virus y bacterias y aliviando los efectos producidos por las infecciones reduciendo su incidencia e impidiendo su avance. Es por ello que el agua con limón se ha convertido en el remedio más efectivo contra resfriados, procesos catarrales y gripes.

    El limón, además de ser muy rico en vitamina C, y vitaminas del grupo B y E posee una alta concentración en minerales, concretamente: potasio, magnesio, calcio y fósforo, cobre, cinc, hierro y manganeso, mejorando las funciones que llevan a cabo los glóbulos blancos.

  3. Alcaliniza el pH de la sangre

    Alcaliniza el pH de la sangre

    El agua con limón produce un efecto alcalinizante en el organismo. Es muy importante que el pH presente en la sangre se encuentre por encima de 7 con el fin de garantizar que todo funciona de forma correcta creando una barrera muy eficaz contra el ataque de virus y bacterias.

    Para conseguirlo nada mejor que recurrir al agua con limón gracias a la cual podremos conseguir un nivel de pH equilibrado y evitaremos los riesgos que conlleva que el nivel de pH propicie un cuerpo ácido, propenso a infecciones.

  4. Mejora la hidratación

    Mejora la hidratación

    Mantener un organismo bien hidratado es esencial para garantizar un buen estado de salud. En este sentido nada mejor que recurrir al agua de limón para calmar la sed, ya que además de estar hidratándonos por dentro de forma saludable ayudando a que nuestro cuerpo funcione mejor, se metabolicen mejor las grasas y aseguremos el buen funcionamiento tanto de los órganos como de las células, estamos dotando al organismo de una importante fuente de vitaminas.

    Por otro lado la ingesta de agua con limón proporciona un efecto remineralizante, por lo que nos beneficiaremos de multitud de propiedades a la vez que disfrutamos de una correcta hidratación tanto por dentro como por fuera.

  5. Ayuda a desintoxicar el hígado

    Ayuda a desintoxicar el hígado

    El hígado es el principal órgano del cuerpo encargado de eliminar las toxinas y deshechos que se van acumulando a través de la ingesta de alimentos o medicamentos. Garantizar un buen estado de salud del hígado es fundamental para que funcione al 100%.

    Cuando el hígado filtras las toxinas, estas pasan al torrente sanguíneo para su posterior eliminación, sin embargo durante este proceso las toxinas se transforman en radicales libres, causantes del envejecimiento prematuro y la aparición de enfermedades.

    En este sentido el agua con limón actúa mejorando el funcionamiento del hígado, y contrarrestando los efectos negativos de los radicales libres a la vez que favorece su eliminación.

  6. Favorece la pérdida de peso

    Favorece la pérdida de peso

    Si te planteas perder esos kilos que sobran, nada mejor que recurrir al agua con limón. El limón es un cítrico muy recomendable para estimular la eliminación de grasas gracias a la presencia de ácido ascórbico que mejora la función de filtro de toxinas y eliminación de grasas que ejerce el hígado.

    Por otro lado, el limón es un excelente diurético que ayuda a eliminar más rápidamente la acumulación de líquidos que da lugar a un aumento de peso. Además al acompañar la ingesta de limón con agua se produce un efecto saciante que evita la comida entre horas y por tanto la ingesta de más calorías de las necesarias.

  7. Facilita la digestión

    Facilita la digestión

    El agua con limón es un gran aliado para mejorar los procesos digestivos, especialmente después de una comida copiosa que produce sensación de pesadez estomacal, ardor o nauseas.

    Al ingerir agua con limón, se estimula la producción de bilis por parte del hígado, necesario para favorecer una correcta digestión. De igual modo se produce una mayor eficacia en la eliminación de toxinas ingeridas favoreciendo el tránsito intestinal y por tanto haciendo frente al estreñimiento. De este modo los deshechos no quedan acumulados y  favorece un organismo más sano y limpio.

    Este remedio resulta especialmente efectivo cuando consumimos el limón con agua caliente

  8. Mejora el aspecto de la piel

    Mejora el aspecto de la piel

    Además de ser conocida por sus efectos a nivel interno, el agua con limón también ejerce importantes efectos beneficiosos a nivel externo. Por un lado su riqueza en vitamina C estimula la producción de colágeno y ayuda a afinar las primeras arrugas.

    Por otro lado, el limón aplicado sobre la piel a modo de tratamiento favorece su uniformidad evitando la aparición de manchas, ayuda a regenerar la piel más rápidamente cuando existen cicatrices y su potente ácido cítrico actúa como exfoliante para eliminar células muertas.

    Es importante aplicar el limón con agua ya que por si solo el ácido del limón podría resultar muy agresivo para la piel. El agua rebajará la agresividad del ácido sin inhibir todos los efectos beneficiosos del limón para la piel.

El agua con limón forma parte también de la conocida como "dieta depurativa del limón" que consiste en la ingesta gradual de limones, comenzando por uno al día y terminando con entre 8 y 10 limones diluídos en agua en ayunas. Alcanzado el máximo punto se procede a disminuir de forma gradual durante los día siguientes la ingesta de limones hasta llegar a dos o un limón al día con agua. Esta dieta depurativa ayuda a limpiar el organismo y a mejorar notablemente el estado de salud.

¿sabías qué...?

Las razones principales por las cuales conviene tomar el limón reducido con agua son: porque la acidez podría dañar el esmalte dental y para mejorar la tolerabilidad por parte del organismo.