9 beneficios acerca de la hidroterapia

La hidroterapia puede ayudar a mejorar muchos problemas de salud

La hidroterapia es una alternativa médica muy antigua. Consiste en utilizar agua como terapia. Es definida como la prevención y tratamiento de algunas condiciones por medio del agua. Puede aplicarse de distintas maneras, desde bebiendo vasos de aguas termales, aguas tratadas o naturales en condiciones controladas, hasta haciendo actividades físicas en piscinas, chorros de agua, vapor, irrigación, aplicación de compresas, baños calientes o fríos, etc. 

El origen de la hidroterapia, así como su nombre (hydro: agua; terapia: curación) viene de Grecia. Los griegos consideraban el agua como salutífera, porque podía sanar muchos problemas, tanto bañándose con agua fría, como aplicando agua caliente para algunos problemas, así como bebiendo aguas con azufre.

Actualmente la hidroterapia se utiliza como terapia alternativa para varios problemas de salud.

Conoce a continuación todos los beneficios de la hidroterapia.

    Índice

  1. Sedante y analgésico

    Para las personas con graves problemas de estrés, se organizan sesiones en una especie de bañera grande con agua a temperatura adecuada y chorros de agua sobre distintas partes del cuerpo. La persona debe permanecer medio flotando durante el proceso.

    Como analgésico para personas con dolores de huesos o artríticos, se hace terapia en jacuzzis con agua medicada. De esa manera, al no tener los miembros apoyados en ninguna superficie durante una hora, se siente una sensación de ingravidez, relajación y de liberación de la presión que ocasiona el dolor.

  2. Sistema cardiovascular

    Para estimular el sistema cardiovascular se aplican chorros de agua a distintas temperaturas, insistiendo en el agua muy fría. Esto dilata los vasos sanguíneos superficiales, ayudando a una mejor circulación de la sangre. En el caso de chorros de agua volcánica, las sustancias químicas también ayudan a la mejora del corazón y las arterias.

  3. Dermatología

    La aplicación de compresas o baños en aguas con propiedades minero medicinales, ayudan a varios problemas de la piel. Beber agua sulfatada produce un efecto laxante y diurético que limpia por dentro para depurar las condiciones dérmicas. El agua ferruginosa cura distintas enfermedades de la piel si se aplica en compresas o baños. El agua sulfurosa mejora las infecciones de la piel y las inflamaciones alérgicas.

  4. Problemas en músculos y articulaciones

    En el caso de tendinitis, artritis y demás problemas dolorosos, los baños calientes, con sustancias medicinales pueden aliviar mucho la condición, ya que el agua caliente relaja los músculos y permite la movilidad de aquellos que estaban rígidos o cuyo movimiento producía dolor.

  5. Sistema respiratorio

    En el caso de personas con alergias severas, bronquitis, congestiones, asma o dificultades de respiración, la aplicación de humidificadores o inhalación de vapor de agua hace que se descongestionen las vías respiratorias y que se dilaten los bronquios.

  6. Sistema digestivo

    La hidroterapia se usa en varios problemas del sistema digestivo y gástrico. La hidroterapia de colon, ayuda a limpiar el intestino de restos no expulsados por problemas de estreñimiento. Se irriga el colon con varios litros de agua, en pequeñas cantidades, durante una o varias sesiones, de manera que el intestino queda limpio. El proceso es desintoxicante y depurador.

  7. Problemas traumatológicos

    En el caso de lesiones graves de los músculos o las articulaciones, las terapias en agua permiten trabajar los problemas específicos sin tanta presión y ocasionando menos dolor. Esto hace que la curación sea más rápida y menos problemática. En el caso de los atletas lesionados, la terapia en agua permite comenzar antes la terapia, con lo cual, la recuperación será también más veloz.

  8. Parálisis cerebral

    Algunos niños con parálisis cerebral tienen problemas de coordinación o para caminar. En la terapia hídrica, pueden mejorar estos problemas haciendo ejercicios de bajo impacto en una piscina. En algunos casos, la coordinación es mejor en el agua que fuera de ella, lo que les mejora el ánimo además de proporcionar ayuda a su problema motriz.

  9. Ancianos

    Algunos ancianos sufren de falta de tono muscular. Los ejercicios en una piscina los ayudan a mejorar la hipotonía ya que el agua ofrece resistencia, pero al mismo tiempo no daña las articulaciones. En el caso de ancianos con incapacidad para moverse, estar en el agua los saca de la silla de ruedas y les da cierta relajación tanto muscular como alivio de la dermis.

Antes de aplicar cualquier terapia, es mejor que consultes a tu médico, quien te dirá si la hidroterapia es conveniente para tu condición.

¿sabías qué...?

El término Spa tiene dos orígenes. Uno de ellos se refiere a la Spa, una ciudad en Bélgica donde desde la época de los romanos se acudía a disfrutar de sus aguas termales y magníficos baños. Otro es también una expresión romana, ya que es el acrónimo de Salutem Per Aquam, esto es Salud Por el Agua.

comenta y pregunta