Cuáles son los beneficios de un abrazo

Conoce los efectos positivos de los abrazos

Los abrazos esconden algo más que una simple muestra de afecto, pues también tienen muchos beneficios para la salud mental y física. ¿Te gustaría conocerlos?

Todos en algún momento hemos sentido la necesidad de dar y recibir un abrazo, ya sea para expresar nuestro cariño o sentirnos especiales. Si pensabas que el abrazo sólo es un simple acto protocolar, entonces prepárate para sorprenderte con los últimos descubrimientos que la ciencia ha demostrado.

Estos son los beneficios terapéuticos que nuestro cuerpo experimenta cada vez que recibimos un abrazo.

    Índice

  1. Disminuye la ansiedad y el estrés

    El contacto físico que supone un abrazo puede reducir la producción de cortisol, una hormona que genera el estrés en el cuerpo. Al disminuir la cantidad de cortisol hay un aumento de serotonina y dopamina, dos hormonas ligadas con la felicidad. Esto hará que nuestros cuerpos bajen la tensión, enviando señales de tranquilidad al cerebro.

    Así mismo, se ha comprobado que el abrazar regularmente a los niños les ayudará, entre otras cosas, a desarrollar una vida con menos estrés en su adultez.

  2. Disminuye la presión arterial

    Cada vez que abrazamos a una persona nuestro sistema nervioso libera la hormona oxitocina, encargada de reducir la presión arterial y mejorar el sistema inmune, además de generar sensaciones de conexión y confianza con el otro. Las muestras de afecto favorecen enormemente a la producción de glóbulos blancos, responsables de prevenir muchas enfermedades, y nos hacen sentir menos solos.

  3. Mejora el estado de ánimo

    Mejora el estado de ánimo

    Los abrazos son estimulantes, nos dan tranquilidad y equilibran nuestro sistema nervioso creando en nosotros un buen estado de ánimo. Es por eso que en los momentos de mayor vulnerabilidad los abrazos son un modo de recobrar la motivación para superar cualquier obstáculo.

  4. Rejuvenece el cuerpo

    Un abrazo es capaz de prolongar la vida de las células del cuerpo, reduciendo las posibilidades del envejecimiento prematuro. Esto se debe a que en cada abrazo se cumple un proceso de transportación de oxígeno a los tejidos. 

  5. Relaja los músculos

    Relaja los músculos

    Precisamente por la circulación de los tejidos blancos, uno de los beneficios de los abrazos es la relajación de los músculos, hasta el punto de calmar las dolencias y contracciones que sufrimos durante el día. 

  6. Aumenta la autoestima

    ¿Necesitas una dosis extra de energía? Entonces prepárate para recibir muchos abrazos y elevar la autoestima. Muchos especialistas recomiendan una buena terapia de abrazos para experimentar sensaciones de fortaleza y confiar en tus capacidades. Las muestras de afecto físicas que recibimos cuando niños quedan impresas en nuestras células, y los abrazos en la adultez nos recuerdan somáticamente de esa experiencia. 

  7. Fortalecen la comunicación

    Abrazar es una manera de comunicar algo, en este caso, estamos manifestando sentimientos de cariño y empatía. Un fuerte abrazo fortalece el vínculo entre dos compañeros, una pareja de novios, un padre y un hijo. Si quieres ganarte la confianza de una persona entonces alista tu mejor abrazo.

  8. Lidia con tus miedos existenciales

    En un estudio hecho por la revista Psychological Science, se concluyó que los abrazos y el contacto físico ayudan a disminuir los miedos existenciales, como por ejemplo el temor a la mortalidad. Incluso el contacto con objetos inanimados (como un peluche) trae, en su justa medida, beneficios asociados a sentir una mayor significancia existencial en las personas.

¡El mundo necesita más abrazos! No te sientas cohibido en regalar un gran abrazo a esa persona especial. Son buenos, son saludables, y no cuesta nada.

¿sabías qué...?

Algunos expertos han calculado que el número ideal de abrazos por día son 8.