Cómo bajar los estrógenos

Consejos para reducir el nivel de estas hormonas femeninas

Los estrógenos son las hormonas sexuales femeninas por excelencia (si bien también se encuentran en los hombres), de tipo esteroideo (derivadas del colesterol) y son responsables por la fertilidad en las mujeres pero que también participan en otros procesos como el metabolismo de las grasas, los huesos y el colesterol. Así también, tienen un efecto sobre el estado de ánimo en las mujeres y en su peso. El tener estrógenos altos puede conllevar la aparición de ciertas enfermedades como la osteoporosis o hipotiroidismo.

En Spoots te mostramos cómo bajar los estrógenos de forma natural.

    Índice

  1. Reduce el consumo de alcohol

    El consumo regular y excesivo de alcohol puede afectar las funciones del riñon. Ahora bien, como el estrógeno es metabolizado por los riñones, si se afectan sus funciones esto naturalmente traerá un aumento en los niveles de estrógeno en el organismo. Es por ello especialmente relevante para el conocimiento de aquellas mujeres con estrógenos altos.

    El consumo de tabaco también puede influir de forma negativa en una subida desequilibrada de estrógenos, lo cual puede resultar especialmente peligroso al haberse detectado una mayor incidencia en la aparición del cáncer de mama.

  2. No abusar de los lácteos

    La leche de vaca aporta más de un 75% de los niveles de estrógenos adquiridos en la dieta, y esto se debe a que la leche de la vaca se extrae principalmente en el momento en el que estos animales se encuentran en época de gestación, y en esta etapa es cuando sus niveles de estrógeno son mayores.

    Procura tomar leche sin procedencia animal, como por ejemplo la leche vegetal entre la que podemos encontrar diversas variantes como la leche de sojaleche de almendras, lo cual también ayudará a disminuir en las mujeres la probabilidad de desarrollar tumores en el útero.

  3. Practica ejercicio

    La práctica regular de ejercicio en forma moderada y con cierta intensidad promoverá la disminución de estrógenos en el cuerpo, al combatir, entre otras cosas, las células de grasa que alojan estrógenos. Además, traerá una serie de incontables beneficios a la salud y ayudará en el estado de ánimo y el estrés.

    Una medida razonable es realizar ejercicio entre 20 y 30 minutos diariamente, dándole mayor protagonismo a los ejercicios aeróbicos y cuidando de no sobrecargar las articulaciones.

  4. Evita el estrés

    Cuando experimentamos cuadros de estrés debido a la agitada vida que es común en las ciudades, el cuerpo libera algunas hormonas (convirtiendo progesterona en cortisol) con el fin de defenderse, lo cual aumenta el nivel de los estrógenos.

    Procura evitar situaciones que te generen alta tensión en tu rutina diaria y para ello planifica mejor tus horarios, con la intención de dedicar un tiempo a la relajación y de ejercicio. Si eres propensa a sufrir cuadros de estrés con cierta habitualidad, deberías de poner en marcha algunas prácticas saludables como por ejemplo la meditación o ejercicios para aprender a respirar.

  5. Duerme lo suficiente

    Un buen sueño es esencial para mantener el nivel de la hormona melatonina, la cual inhibe el crecimiento desmedido de la hormona del estrógeno, además de combatir los radicales libres que favorecen la aparición de cáncer. La melatonina es producida en la glándula pineal y ayuda a regular el reloj interno del cuerpo en relación al sueño.

    Procura dormir no menos de 7-8 horas diariamente y para ello procura ordenar tus hábitos nocturnos, evitando ver televisión o leer en pantallas luminosas (como la del tablet o celular) hasta tarde. Así mismo, procura dormir en una habitación oscura y evita comer abundantemente por la noche, para favorecer una digestión más suave al dormir.

  6. Come más alimentos con fibra

    El incluir alimentos ricos en fibra (soluble e insoluble) en la dieta ayudará al cuerpo a combatir los estrógenos altos. Durante la digestión, los ácidos biliares pasan desde el hígado hacia los intestinos, y una dieta rica en fibra ayudará a eliminar el exceso de estrógenos, el cual se adhiere a estos ácidos biliares para su posterior eliminación.

    Entre los alimentos ricos en fibra están las manzanas, nueces, cereales de grano entero, verduras crucíferas (brócoli, coliflor, col, etc.), apio, entre otros.

  7. Incorpora alimentos con azufre a tu dieta

    Si bien el azufre es un mineral asociado popularmente con la toxicidad, en realidad el azufre en los alimentos es beneficiosos para el cuerpo ya que ayuda en la desintoxicación del hígado al deshacerse de químicos que lo pueden dañar, como los que se encuentran en algunos pesticidas o fármacos.

    El hígado es como un depurador o filtro que separa las sustancias tóxicas en la sangre así como el exceso de estrógenos, de modo que la ingesta de este mineral puede ser de gran ayuda.

    Algunos alimentos ricos en azufre son la soja, mangos, pomelos, naranjas, semillas de girasol, nueces, avena, etc.

  8. Incluye alimentos que contengan polifenoles

    Los polifenoles son sustancias bioactivas que se encuentran en algunas plantas y que tienen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antienvejecimiento, dividiéndose en isoflavonas y flavonoides. Se ha comprobado que estas sustancias ayudan a bajar los estrógenos.

    Uno de los alimentos que ayudan a eliminar los estrógenos gracias a la presencia de polifenoles son las semillas de lino a las que hay que sumar la presencia de lignanos. Los lignanos actúan interfiriendo en la producción en exceso de estrógenos mejorando su equilibrio. Sin embargo no es conveniente consumirlas en exceso.

    Otros alimentos ricos en polifenoles son las uvas, berenjenas, soja, arándanos, lentejas, cerezas, cacao, manzanas, etc.

  9. Aumenta la ingesta de uvas rojas

    Las uvas rojas son otras de las grandes aliadas para ayudar a reducir el nivel de estrógenos. Los principales beneficios de las uvas rojas en este sentido los podemos encontrar en la piel, en la que se encuentran dos sustancias claves que pueden interferir en el bloqueo de la producción de estas hormonas: resveratrolproantocianidina.

    Además de en la piel, estas sustancias están presentes en las semillas de las uvas, por lo que a la hora de adquirirlas no dudes en optar por aquellas que conservan sus semillas.

Para conocer más del tema, te invitamos a saber cuáles son los alimentos ricos en estrógeno natural de modo que puedas ir equilibrando el consumo de unos y de otros en tu alimentación diaria en función de las necesidades. Hay que tener en cuenta que una disminución acusada de estrógenos también puede ser perjudicial para el organismo ya que puede causar entre otras muchos trastornos:

¿sabías qué...?

La llegada de la menopausia conlleva una disminución importante en el nivel de estrógenos en las mujeres, lo cual les quita las defensas contra enfermedades como la osteoporosis y enfermedades cardiovasculares, entre otros.

comenta y pregunta