¿Por qué aparecen hongos en las uñas?

Te enseñamos cuáles son la causas más frecuentes de onicomicosis

La onicomicosis, u hongos en las uñas, es una afección que agrede a la uña cuando por determinadas circunstancias un hongo la infecta provocado un cambio en su aspecto e incluso contagiándose al resto. A pesar de que pueden aparecer tanto en las manos como en los pies, es en estos últimos en los que se presenta con mucha más frecuencia.

Los hongos de las uñas pueden evitarse siempre y cuando prestemos especial atención al cuidado de los pies y especialmente al de los dedos y las uñas. Veámos cuáles son las causas de aparición de los hongos y cómo evitarlos.

    Índice

  1. Uso de calzado inadecuado

    Una de las razones que provocan la aparición de hongos en las uñas de los pies es el uso de un calzado poco adeucado. Cuando utilizamos unos zapatos que no se adapten bien a la forma del pie o que son del número equivocado, al igual que cuando utilizamos un calzado que no transpira o que está realizado en un material de baja calidad, esyamos aumentando las probabilidades de desarrollar hongos en las uñas de los pies.

    Si el calzado no se adapta o no transpira adecuadamente se produce una sudoración excesiva en el pie que provoca un ambiente húmedo perfecto para la proliferación de los hongos. Recuerda elegir siempre un zapato adecuado, preferiblemente de cuero

  2. Golpes

    Los golpes pueden conllevar la aparición de hongos. Cuando las uñas reciben un impacto fuerte se puede producir una infección que en ocasiones hace que la uña se desprenda de forma parcial de la piel.  Esto hace que, por un lado la penetración de lo hongos sea más fácil, y que por otro la queratina de la uña quede más expuesta, constituyendo el principal alimento de los microorganismos.

    Ante cambios en las uñas, es imprescindible consultar con un especialista para iniciar un tratamiento que evite la propagación y la pérdida de la uña.

  3. Ambiente húmedo

    Los ambientes húmedos son ideales para la propagación de microorganismos. Ya sea en las condiciones creadas por un calzado que no permite que el pie transpire, o en las superficies de lugares en los que suele exisitir un ambiente húmedo como son la saunas, spas o piscinas públicas.

    Evitar este tipo de ambientes es fundamental para garantizar que las uñas de los pies no ser vean afectadas por los hongos. Un calzado que transpira, el uso de zapatillas o sandalias en piscinas públicas... Las medidas preventivas son la mayor garantía para evitar la onicomicosis.

  4. Enfermedades

    Existen algunas enfermedades que si bien no están directamente relacionadas con la aparición de los hongos, si que puedne propiciar su aparición. Hablamos por ejemplo de las personas que padecen diabetes.

    La diabetes provoca que exista una mala circulación sanguínea lo cual hace que un golpe o impacto sea menos perceptible pues se reduce la percepción del dolor. De este modo, es posible que el paciente no sea consciente de la infección por hongos hasta que esté muy avanzado. 

    Es importante, ante este tipo de situaciones, revisar cuidadosamente los pies de forma periódica y acudir a un especialista para mejorar la higiene.

  5. Sistema inmunológico debilitado

    Otra de las causas que provocan la aparición de hongos es un sistema inmunológico debilitado, muy común en personas que sufren ciertas enfermedades como por ejemplo aquellas personas que tienen SIDA, problemas de psoriasis, enfermedades inflamatorias intestinales, mala circulación o cáncer.

    El ataque de los microorganismos en aquellas personas con un sistema inmunológico más débil es mucho más fuerte, pues el cuerpo cuenta con una defensa mucho más baja. De este modo los hongos proliferan más fácilmente y la detección temprana resulta fundamental para hacerles frente.

  6. Contagio

    Finalmente no hay que olvidar otra de las principales causas de infección por hongos: el contagio. Los hongos de las uñas de los pies pueden contagiarse fácilmente a las uñas del restos de los dedos, pero también puede producirse un contagio por otros factores:

    • Caminar descalzos en suelos húmedos en los que pueden exisitir esporas de personas ya afectadas
    • Compartir utensilios de higiene personal de una persona infectada, como por ejemplo cortauñas, calzado, calcetines o toallas

    Prevenir este tipo de situaciones es fundamental para evitar los hongos.

La onicomicosis puede provocar a largo plazo la propagación de los hongos, aumentando la infección e incluso la pérdida de la uña. Detectarla desde sus primeros síntomas es de gran importancia para evitar tanto el contagio como la proliferación.

¿sabías qué...?

La uña está formada por la siguiente composición: 90% de proteína (queratina), 5% de agua, 2,5% de azufre y 5% de lípidos

comenta y pregunta