Qué son los anti-depresivos

Una aproximación al mundo de la farmacología psiquiátrica

Hoy en Spoots te informaremos sobre los antidepresivos, los cuales son usados por muchas personas hoy, como consecuencia de una vida cada vez más estresante y vacía en la sociedad, lo que lleva a muchos a buscar en la farmacología a un aliado contra la depresión y sus variantes. 

¿Qué son los antidepresivos?

Un antidepresivo es un medicamento que actúa sobre el sistema nervioso central alterando químicamente nuestro cerebro, de forma de ayudar a prevenir la aparición de la depresión y otros trastornos asociados. La lógica de su utilización reside en la premisa de que algunos desequilibrios mentales son producto de desequilibrios químicos y que éstos pueden ser corregidos induciendo químicos de forma externa, es decir, a través de medicamentos.

¿Cómo se clasifican?




Los antidepresivos se pueden clasificar en variso tipos:

Tricíclicos y heterocíclicos

Bloquean la recaptación de algunos neurotransmisores como la noradrelina y la serotonina. Ya no son tan usados debido a la aparición de antidepresivos de efectos más selectivos, conllevando menos efectos secundarios. En general, los tricíclicos tienen varias contraindicaciones, entre las cuales destaca su alta toxicidad, lo que los inhibe a ser usados por pacientes que sufran de insuficiencia renal o hepática, epilepsia, arritmias, convulsiones, u otros. Incluyen: Maprotilina, nefazodona, trazodona, mianserina.

Inhibidores selectivos de la recaptación de aminas

Estos generan menos efectos secundarios que los tricíclicos por lo que hoy su uso es más extendido. Se dividen a su vez, entre otros, en:

  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS)
  • Inhibidores selectivos de la recaptación de noradrenalina (ISRN)
  • Inhibidores selectivos de la recaptación de dopamina (ISRD)
  • Inhibidores selectivos de la recaptación de dopamina y noradrenalina (IRDN)
  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina y noradrenalina (IRSN)

IMAOs (Inhibidores de la monoaminoxidasa)

Su función es inhibir la monoaminoxidasa A o B. Al tener varios efectos secundarios asociados, como vértigo y dolores de cabeza, y generalmente no son la primera opción de tratamiento. Incluyen a: brofaromina, harmalina, iproniazida, isocarboxazida, moclobemida, fenelzina,selegilina, toloxatona, etc.

NaASEs ( Noradrenérgicos y antidepresivos serotoninérgicos específicos)

Actúan inhibiendo el Receptor adrenérgico alfa 2 y ciertos receptores de la serotonina. Incluyen la Mirtazapina.

¿Cómo funcionan?

Se ha asociado la depresión a que los niveles de serotonina y norepinefrina (las dos hormonas asociadas a la fuerza de voluntad y a la felicidad en general) están en cantidades por debajo de lo normal en nuestro sistema nervioso, y por lo tanto la mayoría de anti-depresivos contienen estas dos sustancias en mayor o menor medida. Los antidepresivos actúan estimulando una mayor producción de neurotransmisores o inhibiendo la recaptación de los mismos.

¿Cuándo se utilizan los antidepresivos?

Estos medicamentos no sólo se toman para la depresión sino para una serie de otros trastornos asociados a la mente:

  • Depresión moderada o severa
  • Ansiedad severa
  • Trastornos alimentarios
  • Trastorno obsesivo compulsivo
  • Dolores crónicos

En cualquier caso, los anti-depresivos están creados para dar soporte en casos más serios de depresión. Para casos leves, lo mejor es seguir un ritmo de vida saludable (buena alimentación, ejercicios y una oportuna atención psicológica).

¿Qué tan rápido funcionan?

Los antidepresivos son de efecto lento, ya que en general comienzan a surtir efecto después de algunas semanas después de tomarlos. En promedio, el paciente comienza a sentir mejoras en 2-3 semanas, y la duración del efecto puede ir entre 4-6 semanas.

¿Deben seguir consumiéndose aún si me siento mejor?

Dado que su acción es mucho más compleja que un medicamento simple, como un analgésico, los antidepresivos deben seguir consumiéndose aún si el paciente siente una mejora. De hecho, se estima que debieran seguir tomándose por lo menos durante los 6 próximos meses de forma de minimizar los riesgos de sufrir depresión nuevamente. Sin embargo, el doctor será quien en única instancia dictará el régimen a ser seguido.

¿Cuáles son sus efectos secundarios?

En general, todos los antidepresivos surten el mismo efecto, pero la diferencia radica en los efectos que tienen en cada paciente; por eso, la importancia de un buen doctor que pueda prescribir criteriosamente cuál es el mejor antidepresivo para cada caso. Las contraindicaciones se pueden enumerar según el tipo de antidepresivo:

Tricíclicos

Han sido los primeros antipresivos en ser tomados, siendo creados hace ya más de 70 años. En general, pueden provocar mareos, boca seca, irritabilidad, estreñimiento, confusión, incremento del apetito, sueño, etc.

ISRS (Inhibidores selectivos de recaptación de serotonina)

Tienen menos efectos secundarios que la mayoría de los otros tipos, siendo por ende la opción más prescrita a los pacientes. Además, son mucho más seguros en caso de una sobredosis. Los principales síntomas asociados pueden ser: náuseas, ansiedad, diarrea, vómitos, etc.

IMAOs (Inhibidores de la monoaminoxidasa)

Son poco usados y su prescripción implica una serie de prohibiciones alimentarias para el paciente. Pueden provocar hipertensión si se ingieren junto a ciertos tipos de alimentos (queso, vino rojo, y ciertas carnes en malas condiciones).

ISRN (Inhibidores selectivos de la recaptación de noradrenalina)

 La Venlafaxina tiene efectos similares a los ISRS, pudiendo provocar hipertensión, aumento de peso y trastornos de tipo sexual en ciertos pacientes. 

NaASEs ( Noradrenérgicos y antidepresivos serotoninérgicos específicos)

La Mirtazapina es similar a los tricíclicos pero no tiene los mismos efectos secundarios, si bien puede causar aumento de peso y somnolencia.

¿Son adictivos los antidepresivos?

A diferencia de otras sustancias (como el alcohol, tabaco, drogas, tranquilizantes), los antidepresivos no generan adicción. Sin embargo, en algunas personas, el dejar de tomarlos, podrá generar algunos síntomas, los cuales, dependiendo de la persona, podrán ser leves o más severos. Algunos de esos efectos pueden ser: mareos, ansiedad, molestias estomacales o trastornos del sueño.

En caso de estar embarazada, ¿qué consideraciones se debe tomar?

Siempre es mejor tomar la menor cantidad posible de medicamentos cuando se está embarazada, especialmenente durante los 3 primeros meses. Será finalmente el doctor, quien con los antecedentes del paciente en mano, podrá decidir si conviene o no parar la ingesta de este fármaco. Durante la lactancia, sólo una pequeña parte será consumida por el bebé a través de la leche materna, sin embargo, nuevamente será el doctor quien deba decidir el régimen a seguir.

¿sabías qué...?

En Estados Unidos, se calcula que el 23% de las mujeres entre 40-50 años toma antidepresivos regularmente, teniendo las mujeres más del doble de propensión a tomarlos que los hombres.

comenta y pregunta