Alzheimer - Fases de la enfermedad

Te explicamos como es el proceso por el que atraviesa nuestro cerebro al ser atacado por esta enfermedad

La enfermedad de Alzheimer ha sido estudiada a través de los años, una vez que se identificaron diferentes causas de demencia, tanto presenil como senil, que aún cuando sus manifestaciones clínicas y patológicas pueden ser similares, no se ha descartado la posibilidad de que sus causas fueran diferentes. 

El término de demencia senil del tipo Alzheimer fue empleado durante un tiempo para describir al trastorno en aquellas personas mayores de 65 años, mientras que el término de enfermedad clásica de Alzheimer se reservaba para los de edades menores. Finalmente el término de enfermedad de Alzheimer fue aprobado oficialmente para describir a individuos de todas las edades con un patrón de síntomas característica, curso de la enfermedad y neuropatología comunes. 

Esta enfermedad es caracterizada, en su forma típica, por una pérdida progresiva de la memoria y otras capacidades mentales, a medida que las neuronas mueren y se atrofian diferentes partes del cerebro. 

La enfermedad suele tener una duración media aproximada, después del diagnóstico, de 10 años, aunque esto puede variar en proporción directa con la severidad de la enfermedad al momento del diagnóstico.

    Índice

  1. ¿Como trabaja normalmente nuestro cerebro?

    El cerebro tiene un gran número de células nerviosas (neuronas). Las cuales están interconectadas entre sí para formar redes de comunicación. Además de las células nerviosas, el cerebro incluye células especializadas para apoyar o nutrir a otras. Cada grupo de estas células tiene su trabajo bien especializado, pudiendo tener funciones que intervengan en el pensamiento, el aprendizaje y la memoria. Por lo que podemos ver, oír, oler y ordenar a nuestros músculos el movimiento.

    Este complejo sistema de comunicación, es el encargado de procesar información, generar energía, deshacer residuos y como cualquier sistema de trabajo, necesita una gran cantidad de combustible y oxígeno.

    Te dejamos un link para que puedas revisar el funcionamiento normal del cerebro paso a paso: http://www.alz.org/

  2. ¿Cómo trabaja un cerebro con Enfermedad de Alzheimer?

    El cerebro de las personas con Alzheimer tiene una gran cantidad de placas y enredos. Las placas son depósitos de fragmento de una proteína llamada beta amiloide, que se acumula dentro de las células. Aunque estudios de autopsias demuestran que la mayoría de las personas desarrollan algunas placas y enredos a medida que envejecen, las personas con Alzheimer, tienen a desarrollar muchos más. 

    Para personas que padecen la enfermedad, las placas y los enredos tienden a desarrollarse en un patrón predecible, a partir de las áreas importantes para la memoria, antes de extenderse a otras regiones. 

    Expertos, consideran que estas placas y enredos desactivan o bloquean la comunicación entre las células nerviosas e interrumpen los procesos que las células necesitan para sobrevivir, iniciando con una destrucción y muerte de células nerviosas provocando los característicos síntomas como pérdida de la memoria, cambios de personalidad y problemas para llevar a cabo actividades diarias.

    En diferentes estudios se ha encontrado que los cambios que se producen en el cerebro, comienzan a nivel microscópico, mucho antes de los primeros síntomas de pérdida de memoria.

  3. ¿Por qué fases atraviesa un paciente con Enfermedad de Alzheimer?

    Aún cuando explicamos en general que pasa en un cerebro de un paciente con Alzheimer, te dejamos la descripción de algunas de las fases:

    • Fase 1 o normal: son personas que ya inician con deterioro a nivel neuronal, sin que exista algún síntoma como deterioro cognitivo, ni cambios de humor asociados a esta patología. Podríamos decir que puede ser cualquiera de nosotros.
    • Fase 2: aquí es donde empiezan a aparecer algunos olvidos benignos que pueden ser asociados a la edad, generalmente aparecen en personas mayores de 65 años. Estos presentan dificultades cognitivas o funcionales, las cuales muchas veces son atribuidas a la edad. Sin embargo, existe cierta evidencia reciente de que las personas con estos síntomas declinan a un ritmo mayor que las personas de edades similares y sanas.
    • Fase 3: se presenta deterioro cognitivo leve, manifestados por déficits sutiles, pero que si son detectados por las personas cercanas. Anomalías como repetir preguntas una y otra vez.
    • Fase 4: es aquí donde se puede realizar el diagnóstico de Enfermedad de Alzheimer, el déficit más común es la capacidad limitada para realizar actividades instrumentales complejas de la vida diaria. Los síntomas de Alzheimer se hacen evidentes.
    • Fase 5: Alzheimer moderado, un paciente en esta fase tiene déficits que requieren la ayuda de otras personas. Los pacientes ya no pueden valerse por si mismos y pueden olvidar grandes eventos y aspectos de su vida como el nombre del presidente, condiciones de tiempo o dirección actual.
    • Fase 6: Alzheimer moderadamente grave, en esta etapa se va necesitando la ayuda de otras personas para necesidades cada vez más básicas, como el baño, elegir su propia ropa, entre otras. Al final de estas etapas, las personas desarrollan incontinencia urinaria y fecal.
    • Fase 7: Enfermedad severa, en esta etapa el lenguaje se ha vuelto tan limitado que el enfermo solo es capaz de pronunciar media docena de palabras inteligibles, pudiendo llegar hasta solo decir una sola palabra. Después de la pérdida del lenguaje, la capacidad de caminar se pierde invariablemente, de mantenerse en posición de sedestación y de sostener la cabeza.

    En esta ultima fase, los cambios físicos y neurológicos son más que evidentes, y uno de ellos es la rigidez física que se puede notar al examinar la amplitud de movimientos de las principales articulaciones. 

La Enfermedad de Alzheimer causa un deterioro que finaliza con la incapacidad de realizar cualquier actividad. Aún cuando la evolución por la que atraviesan los pacientes es desgastante e impactante, también los familiares de estos pacientes pasan por un proceso de difícil adaptación para ayudar a sus familiares y el proceso de aceptación al ver que sus familiares se deterioran día con día sin poder hacer realmente nada para revertir el daño. 

Es por ello que debemos de conocer nuestra historia familiar y evitar los factores de riesgo que han sido expuestos en artículos anteriores. Recuerda, cualquier anomalía que pueda presentar usted o alguno familiar, debe ser revisada y valorada por su médico de confianza, este lo orientará y puede recomendarle la mejor forma atacar este problema.

¿sabías qué...?

Fue en 1993 cuando se identifico el primer gen como factor de riesgo para desarrollar la enfermedad, este gen se encuentra en el cromosoma 19.