Cómo aliviar el dolor causado por los brackets

Tips para reducir las molestias de una ortodoncia

Los brackets son una de las formas más efectivas de garantizar unos dientes bien alineados y lucir una sonrisa perfecta. Sin embargo su colocación requiere de cierta adaptación que en ocasiones puede conllevar dolor y algunas molestias.

Afortunadamente existen una serie de remedios muy fáciles y sencillos que nos pueden ayudar a reducir las molestias hasta que poco a poco apenas notemos la presencia de los brackets. Recuerda que debes de consultar al especialista cualquier duda antes de ponerlos en práctica. 

    Índice

  1. Chupa un cubito de hielo

    Conocido por sus propiedades antiinflamatorias, el hielo puede ser un excelente remedio para tratar las molestias dentales provocadas por la colocación de los brackets. Así, chupar un cubito de hielo durante unos minutos nos puede ayudar a aliviar la inflamación que puede producir el roce, así como a calmar las posibles llagas o heridas que aparecen.

    El frío del hielo hace que este se comporte como una anestesia natural sin ningún tipo de efecto secundario, siendo uno de los remedios más inocuos, inofensivos y a la vez más efectivos de los que podemos hacer uso.

  2. Realiza enjuagues bucales con bicarbonato

    El bicarbonato de sodio es otra de las soluciones más efectivas para combatir las molestias que provocan los brackets, dadas sus propiedades calmantes que nos ayudarán a evitar la irritación y el dolor. Para ello solo hay que preparar un sencillo enjuague bucal mezclando una cucharada de bicarbonato en un vaso de agua. Enjuagamos unos minutos y lo escupimos.

    El bicarbonato nos ayudará además a completar la limpieza dental ya que resulta un gran remedio para limpiar los brackets y favorecer el blanqueamiento de los dientes, eliminando de forma muy eficaz las manchas provocadas por las bebidas ácidas, el café o los cigarrillos.

  3. Utiliza pasta dental para dientes sensibles

    Uno de los efectos que se producen como consecuencia de la colocación de los brackets es la aparición de hipersensibilidad dental, algo que puede ocasionar molestias al comer, especialmente cuando se trata de comidas muy frías o muy calientes.

    En estos casos, lo mejor es recurrir a una pasta dental especialmente indicada para tratar el problema de los dientes sensibles. En el mercado pdemos encontrar un variado número de marcas de pasta dental para tratar este problema. Generalmente se recomiendan aquellas que llevan nitrato potásico, cloruro de estroncio u oxalato férrico.

  4. Utiliza cera bucal

    Uno de los remedios que nos acompañarán durante el tiempo que llevemos los brackets es la cera dental o cera de ortodoncia. El principal objetivo de la cera de ortodoncia es reducir el dolor que puede provocar el roce de los brackets con la parte interna de los labios o de las mejillas, causando heridas y llagas dolorosas.

    Generalmente suele venir de forma que podemos ir cogiendo pequeños trozos para aplicarla en aquellas zonas en las que se produce una mayor molestia o roce. Al colocarla sobre los brakets estamos creando una pequeña capa de cera que evitará o disminuirá el roce continuo.

  5. Evita las bebidas ácidas

    Una de las principales recomendaciones que debemos de tener en cuenta a la hora de llevar brackets es evitar el consumo de bebids ácidas o muy azucaradas. El motivo se encuentra en que las sustancias que levan estas bebidas peuden favorecer la irritación de las llagas que produce el roce de los brackets. Esto aumentará el dolor y contribuirá a que la curación sea mucho más lenta.

    Por otro lado, el consumo desmedido de este tipo de bebidas puede favorecer el que se produzca un daño permanente en el esmalte dental, dando lugar a la aparición de manchas y caries entre otros problemas.

  6. Recurre a alimentos blandos

    Los primeros días en los que llevamos brackets, notaremos cierta presión, molestia e hipersensibilidad. Para reducir este tipo de síntomas normales tras la colocación de un aparato dental conviene seguir una serie de recomendaciones en cuanto a la alimentación. Una de las más importantes es comer alimentos blandos, fáciles de masticar y que no se adhieran a los brackets.

    Los purés, las verduras cocidas, la pasta, el arroz , la fruta madura o el pan de molde son los alimentos más recomendables para evitar problemas con la ortodoncia. La idea es que sean alimentos fáciles y cómodos de masticar, que no ocasionen dolor y que a la vez nos garanticen una buena alimentación.

  7. No tomes alimentos pegajosos o duros

    Si anteriormente hemos hablado de la conveniencia de optar por alimentos blandos y fáciles de masticar especialmente durante los primeros días de uso de los brackets, en el caso opuesto tenemos aquellos alimentos que están absolutamente desaconsejados en el uso de un aparato dental. Se trata de los alimentos pegajosos y muy duros como son los caramelos y las golosinas, así como la bollería y el exceso de azúcar.

    Pueden resultar muy atractivas tanto visualmente como en cuanto a sabor, sin emabrgo son grandes enemigos de los brackets ya que además de que pueden quedar pegados a los dientes, los caramelos y los alimentos pegajosos pueden desprender los brackets al morder o bien a consecuencia de las sustancias agresivas que pueden alterar el pegamento de los brackets. 

    De igual modo hay que evitar morder los alimentos con los incisivos, y optar por cortarlos en cuadraditos o masticarlos con las muelas.

Llevar brackets puedes suponer un importante cambio a la hora de alimentarnos y habituarnos al aparato dental, sin emabrgo pasados unos días necesarios para el período de adaptación conseguiremos reducir las molestias y acostumbrarnos de modo que apenas notaremos que los llevamos. 

¿sabías qué...?

El lujo también viene incorporado al mundo dental, en el que ya pueden encontrarse brackets realizados en oro que llegan a alcanzar los 25.000 dólares.

comenta y pregunta