Alimentos ricos en estrógeno natural

Te contamos los alimentos que contienen estrógenos para mejorar el nivel de tus hormonas

Los estrógenos son hormonas esteroides (que se derivan del colesterol) principalmente femeninas cuya función principal es la de favorecer la fertilidad y el desarrollo sexual en las mujeres (como el ciclo menstrual o el crecimiento de los senos y desarrollo de los órganos sexuales), produciéndose en ellas en las glándulas adrenales así como los ovarios (en el embarazo son producidas por la placenta). En los hombres también hay una pequeña cantidad de estrógenos aunque son menos abundantes.

En mujeres jóvenes suelen mantenerse en un buen nivel ya que es la época en la que es necesario que los estrógenos actúen al 100% y hagan todas sus funciones, sin embargo cuando la mujer entra en el período de la menopausia, sus niveles de estrógeno bajan a tal punto que es necesario recurrir a fuentes externas como complementos para regular o aumentar sus niveles, siendo esta una de las causas más comunes de bajada de estrógenos. En el caso de que no se regulen pueden comenzar a aparecer numerosas molestias.

Existen tres tipos de estrógenos naturales: la estrona, el estradiol y el estriol.

    Índice

Síntomas de un nivel bajo de estrógenos

Algunos de los síntomas que se producen cuando el nivel de estrógenos es muy bajo son:

  • Período menstrual irregular.
  • Sequedad vaginal.
  • Dificultades para concebir.
  • Cambios dermatológicos.

En cualquier caso tan peligroso es tener una disminución de estrógenos femeninos como tener niveles muy altos (hiperestrogenia), ya que cuando los niveles se encuentran elevados pueden ser causa de la aparición de fibromas uterinos, sofocos, hipertensión o calambres y aumento de peso entre otras consecuencias.

Muchas mujeres toman medicamentos en forma de pastillas o cápsulas de estrógenos con el fin de aumentar el tamaño del busto, también debes de saber que los anticonceptivos orales contienen una pequeña cantidad de estrógenos. Es importante tener en cuenta que la ingesta de estrógenos debe de controlarse siempre por un médico así como cualquier otro tipo de tratamiento ya que es importante mantener un nivel controlados de estas hormonas. Para conocer los niveles es importante someterse a un examen médico y un análisis de sangre. Será un profesional quien determine la necesidad de recurrir a una terapia o a la receta de pastillas anticonceptivas.

Lo ideal para mantener niveles equilibrados y normales de estrógenos es comenzar a variar la alimentación, procurando que haya una dieta basada en aquellos alimentos que contengan estrógenos de forma natural en su composición a los que se les llama fitoestrógenos. Esto hace que los estrógenos aumenten de forma gradual y lo más importante: lo hacen de forma natural, sin necesidad de medicamentos.

Si tienes los niveles de estrógenos bajos y te preguntas "¿de qué forma puedo elevarlos?, Si tomo alimentos naturales ¿subiré los estrógenos?", la respuesta es sí y por eso en Spoots te mostramos cuáles son los alimentos que contienen una mayor cantidad de estrógenos naturales y qué debes de incluir en tu comida diaria para que el cuerpo comience a producir estas hormonas.

  1. Alimentos ricos en vitamina C

    La vitamina C tiene un efecto positivo en los niveles de estrógenos en el cuerpo al promover su producción. Esto se produce debido a que la vitamina C actúa directamente sobre las glándulas suprarrenales que son el lugar desde donde se produce el estrógeno. Es por ello que se recomienda comer diariamente algunas frutas y verduras ricas en vitamina C como por ejemplo:

    • Cítricos (naranjas, pomelos, limones)
    • Perejil
    • Acerolas
    • Kiwi
    • Berros
    • Fresas
    • Papayas
    • Espinacas
    • Plátanos

    Para potenciar el efecto se puede combinar la ingesta de alimentos que llevan vitamina C con bioflavonoides, una serie de pigmentos vegetales que encontramos en multitud de frutas y verduras y cuyos alimentos puedes combinar en una amplia variedad de comidas. No olvides añadirlos a tu lista a la hora de ir a comprar.

  2. Alimentos ricos en vitamina B

    La vitamina B es un grupo de 8 vitaminas solubles en agua (hidrosolubles) de gran importancia para el cuerpo, pues ayuda en múltiples tareas como: la formación de glóbulos rojos, fortalecimiento del sistema inmunológico y sistema nervioso, entre otros.

    En particular, las vitaminas del grupo B que ayudan a aumentar los estrógenos son la B6 y B12, pero principalmente la B6.

    La vitamina B6 ayuda a regular el balance hormonal, por lo que no sólo afecta el nivel del estrógeno, sino también a otras hormonas como el andrógeno, el glucocorticoide y la progesterona, sin olvidar que ayuda a formar aminoácidos.

    Algunos alimentos ricos en vitamina B6 que aportan estrógenos de manera natural son:

    • Hígado de vacuno
    • Pescado (el bacalao, atún y salmón)
    • Pechuga de pollo
    • Salvado de trigo y de arroz
    • Ajo
    • Semillas de girasol
  3. Soja

    La soja (o soya)es uno de los alimentos de moda y uno de los productos que no deben de faltar en tu nevera dadas sus múltiples propiedades. La buena noticia es que contiene esclavonias, una clase de fitoestrógeno (estrógeno vegetal) que ayuda a aumentar el contenido de estrógenos en la sangre. Además, también contiene genisteína, otro tipo de fitoestrógeno pero de la clase de las isoflavonas. Esto es especialmente aprovechado en el tofu o en la leche de soja.

    La genisteína puede actuar subiendo o reduciendo el nivel de estrógenos en la persona dependiendo de las circunstancias. Esto sucede porque la genisteína se adhiere a los receptores de las células, estimulándolos al mismo tiempo que inhibe la adherencia del estrógeno a estos receptores.

    Por lo tanto, durante la menopausia, la genisteína jugará un papel importante en el aumento de estrógenos que te ayudará a nivelar el volumen adecuado. Se ha visto que las mujeres en el período menopáusico que consumen 40 g de proteínas de  soja diariamente durante 6 meses logran aumentar su densidad ósea, lo cual ayuda en la prevención de la osteoporosis.

  4. Semillas de lino

    Las semillas de lino o linaza aumentan los niveles de estrógeno, pero además cuentan con numerosos beneficios para la salud: son ricas en omega-3, ácidos alfa-linoleicos, ácidos grasos y fitoestrógenos, entre otros. Por otro lado, estas semillas tienen un buen aporte de lignanos, con potentes efectos antoxidantes y antiiinflamatorios, los cuales ayudan a bajar los niveles de colesterol, regular la presión arterial y prevenir algunos tipos de cáncer, entre otros beneficios. Se le considera como el único alimento que puede bloquear el estrógeno a la vez que estimularlo, gracias a la combinación del ácido graso omega-3 y fibra.

    Sin embargo, se debe tener cuidado en tomar dosis altas de linaza y por tiempos prolongados, puesto que tiene algunas contraindicaciones, como bajar los niveles de vitamina B6, dificultar la absorción de minerales durante la digestión, etc. Se recomienda consumir no más de 2 cucharadas soperas de semillas de lino al día.

    La idea no es comerlas enteras, sino moler las semillas de linaza, para así conseguir aprovechar al máximo sus beneficios. Puedes moler 3 cucharaditas hasta que queden en polvo, y luego espolvorear en jugos o ensaladas.

  5. Frutos secos

    Los fitoestrógenos actúan de forma similar a los estrógenos, pero son de origen vegetal, y algunos frutos secos son una buena fuente de ellos. Son ideales para mujeres con niveles bajos de estrógenos durante la menopausia, si bien no son recomendados si se planea concebir, ya que se cree que disminuyen la fertilidad.

    Algunos frutos secos y cereales ricos en fitoestrógenos sirven para aumentar los niveles de estrógeno. Entre ellos destacamos:

    • Albaricoques secos
    • Dátiles secos
    • Ciruelas pasas secas
    • Avena
    • Centeno
    • Arroz integral
  6. Semillas de sésamo

    Las semillas en general, son una estupenda fuente de vitaminas y minerales que además ayudan a subir los niveles de estrógeno naturalmente.

    Las semillas de sésamo también son ricas en lignanos (especialmente la sesamina y sesamolina), y en 100 g de de ellas puedes encontrar alrededor de 40 mg en lignanos, lo cual se considera un muy buen aporte. Sin embargo, las semillas de sésamo también pueden aportar calcio, vitamina E, magnesio, hierro, zinc y varias vitaminas del tipo B. Tienen además propiedades antibacterianas y su ingesta se ha relacionado con una mejor salud de los huesos.

    El aceite de sésamo también es una excelente opción para consumir, y además de su aporte en fitoestrógeno, se ha visto que ayuda a reducir la aparición del cáncer de mama. También, aunque en menor medida, se recomiendan las semillas de girasol en la dieta y las semillas de lúpulo.

  7. Plantas

    No podemos olvidarnos del fabuloso poder de las plantas, muy buenas en su mayoría para mejorar muchos aspectos relacionados con la salud ya sean en su estado natural o tomadas como infusiones. En esta ocasión tres de los remedios herbales más eficaces los encontramos en la salvia que junto con el anís y el hinojo son tres de las hierbas más recomendables para aumentar el nivel de estrógenos y obtener otra serie de beneficios.

    Y es que estas hierbas además nos ayudarán a combatir otros problemas. Por ejemplo la salvia nos ayudará a reducir los problemas menstruales, el hinojo es un gran remedio para tratar la indigestión o la falta de apetito, y el anís es muy bueno para el dolor de estómago o para reducir los niveles de estrés gracias a sus propiedades sedantes.

Al igual que existen alimentos estrogénicos que nos ayudan a elevar los niveles de estrógenos de forma natural, existen otro tipo de alimentos antiestrógenos la mayoría de origen vegetal como por ejemplo: las judías verdes, la col, las cebollas o la calabaza entre otras, que pueden resultar de ayuda cuando la hormona está demasiado elevada o los niveles se alteran. Recuerda que es malo que los estrógenos se sitúen en uno de los dos extremos, por lo que deberás hacerte un seguimiento para asegurarte de que todo funciona con normalidad en lugar de aumentarlos o disminuirlos por tu cuenta.

¿sabías qué...?

La deficiencia de estrógenos femeninos, así como una bajada acentuada en las mujeres durante la menopausia, puede generar un desorden químico en las células neurotransmisoras, produciendo alteraciones en el estado de ánimo así como generando en muchos casos estrésansiedad. Es por ello que en ocasiones es necesario tomar suplementos en forma de pastillas para mantener uno valores hormonales normales, combinando el tratamiento farmacológico con remedios caseros.

comenta y pregunta