Alimentos permitidos para la colitis ulcerosa

Nos diagnosticaron con colitis úlcerosa, ahora, ¿qué puedo comer?

Como vimos en otro de nuestros artículos, la colitis ulcerosa es una enfermedad que presenta sintomatología intestinal (diarrea con sangre, dolor abdominal, alteraciones extraintestinales), la cual fue descrita desde hace mucho tiempo y que fue solo mediante su estudio y la invención de diferentes aparatos médicos que se pudo determinar e investigar, cuál era el mecanismo por el cual afectaba al intestino. Fue a partir de estas investigaciones, que se empezaron a desarrollar numerosas propuestas de tratamiento, incluyendo las dietas alimentarias, las cuales fueron el pilar del tratamiento en los primeros casos y sigue siendo hasta el día de hoy.

Aún cuando la alimentación puede ayudar a mejorar los síntomas, no existen estudios que relacionen algún tipo de alimentación, con el desarrollo inicial de la colitis ulcerosa.

No existe una sola dieta o plan alimenticio que sea beneficioso, por ello, las recomendaciones deben de ser individuales, tomando en cuenta la parte del intestino que este siendo afectada y los síntomas que esté presentando. Recordemos que la enfermedad tiene diferentes fases, por lo que estas recomendaciones son generales y puede ser que algunas sean muy efectivas en algún momento y no funcionen en otro.

Qué SI debemos comer




  • Debido a la mala absorción intestinal de estos enfermos, es importante reemplazar la pérdida de vitaminas y minerales, mediante una dieta adecuada y de ser necesario, el consumo de algún multivitamínico.
  • Frutas y verduras: entre las mejores toleradas se encuentran las manzanas, peras, plátanos, aguacate, coco fresco, papas, zanahorias, calabacitas (estos dos últimos, gracias a su gran cantidad de betacarotenos, ayudan a la reparación de la mucosa digestiva). Algunos estudios han arrojado mala tolerancia a frutas como melones, higos o cerezas.
  • La col, por sus propiedades antiulcerosas y cicatrizantes, es recomendable, si es que se tolera bien.
  • Son muy recomendables los aceites vegetales no refinados, obtenidos por presión en frío o vírgenes (aceite de oliva, aceite de coco)
  • Pescado blanco, es bien tolerado y muy recomendable, así como la carne de pollo, pavo o conejo, sin que estas sean fritas.

Qué NO debemos comer

  • Las patatas fritas, cebollas, coles, coles de Bruselas, coliflores, pimientos o rábanos, no son bien tolerados en general.
  • No es recomendable el uso de cereales integrales y salvado de trigo, ya que en muchas ocasiones pueden sentar mal.
  • Las legumbres suelen ser alimentos mal tolerados para las personas con colitis. Estas no se recomiendan a menos que hayan sido sometidas a un remojo largo y cocción largos.
  • Se deben evitar los aceites calentados (alimentos fritos).
  • El consumo de huevo debe de realizarse con cuidado, una vez que los pacientes hayan comprobado su tolerancia al mismo. De preferencia, los huevos fritos deberán de evitarse.
  • La mayoría de los pacientes con colitis ulcerosa no tolera el consumo de lácteos, en caso de que sean tolerados, se recomienda el consumo de yogur, esto por su bajo contenido en lactosa y su aporte de probióticos.
  • Las bebidas vegetales enriquecidas con calcio y vitamina D, son muy bien toleradas y ricas en proteínas y magnesio.

Algunas recomendaciones para las diferentes etapas de la enfermedad pueden ser:

  • Dieta baja en sodio: se utiliza cuando el paciente se encuentra en tratamiento con corticoesteroides, esto nos ayuda a evitar una retención de agua.
  • Dieta baja en fibra: es utilizada para evitar la estimulación del movimiento intestinal, disminuyendo episodios de espasmos y por consiguiente disminuyendo los ataques de dolor.
  • Dieta baja en grasas: es recomendada durante un brote, cuando la absorción de grasas pudiera convertirse en un problema y aumentar la sintomatología.
  • Dieta libre de lactosa: recomendada para aquellos que son intolerantes a la lactosa.
  • Dieta alta en calorías: recomendada para aquellos que sufren de pérdida de peso o retraso en el crecimiento.

Como vemos, existen muchos cuidados que debemos de tener con la alimentación de pacientes con colitis ulcerosa, es por ello, que si llegamos a ser diagnosticados con colitis ulcerosa, prestemos mucha atención a lo que comemos, ya que eso puede ser la diferencia entre una enfermedad controlada o una enfermedad con numerosos episodios de dolor y molestia. Para esto puedes acercarte a un médico o a un nutriólogo, ellos deberán adaptar alguna dieta a tus necesidades y estilo de vida.

¿sabías qué...?

Una de las teorías sobre la causa de la colitis ulcera, era la que consideraba a esta enfermedad, una respuesta fisiológica del cuerpo al estrés emocional, llegando a publicar estudios donde definían la "personalidad de los pacientes con colitis úlcera" como: inmadura, indecisa, dependiente e inhibida para las relaciones interpersonales relacionadas con situaciones emocionales difíciles (pérdida, dominancia materna, miedo al rechazo social).

comenta y pregunta