10 alimentos naturales para combatir la anemia

Hoy te enseñamos 10 excelentes alimentos naturales ricos en hierro

La anemia ocurre cuando el número de glóbulos rojos (RBC) de una persona es demasiado bajo y el nivel de hemoglobina en la sangre está por debajo de lo normal. La hemoglobina se compone de hemo (hierro) y globina (proteína). Ambos elementos son necesarios para el suministro de oxígeno y nutrientes que deben de llegar a todas las partes del cuerpo.

Ya que la anemia más común es la que se presenta con deficiencia de hierro, esto puede tratarse con una buena alimentación basada en productos que lleven este mineral. En Spoots te daremos algunos alimentos con mayor porcentaje de hierro y más importantes para ayudar a combatir la anemia y acabar con los síntomas asociados a ella.

    Índice

¿Cuáles son los tipos de anemia?

Hay muchas clasificaciones de anemia, entre las cuales destacamos a las siguientes:

  • Anemia ferropénica: es causada por bajos niveles de hierro en la sangre como consecuencia de una dieta baja en alimentos que contienen este mineral.
  • Anemia por déficit de vitamina B12.
  • Anemia por deficiencia de folato.
  • Anemia perniciosa.
  • Anemia hemolítica.
  • Anemia por enfermedad crónica.
  • Anemia aplásica idiopática.

¿Cómo saber si tengo anemia?

Hay que tener en cuenta que la aparición de la anemia puede consllevar numerosos síntomas que pueden impedir que una persona desarrolle sus tareas cotidianas como por ejemplo cansancio y debilidad muscular o dolor de cabeza e incapacidad para levantar el ánimo y la energía.

¿Qué alimentos puedo tomar para combatir la anemia?

Un plan de dieta saludable es muy importante si se tiene anemia ya que afortunadamente contamos con multitud de alimentos en los que encontramos mucho hierro para combatir este problema. Debes incluir una lista de alimentos que contengan vitamina B12, hierro, ácido fólico y vitaminas tanto en adultos como en niños y evitar aquellos más pobres en este mineral con el fin de aumentar el número de glóbulos rojos.

Aquí te presentamos una tabla con 10 excelentes alimentos para combatir la anemia, recomendados para formar parte de un tratamiento nutricional apropiado que te ayudará a combatirla rápido.

  1. Legumbres

    Todas las diferentes variedades de legumbres son remedios excelentes para combatir la falta de hierro e incidir sobre la anemia naturalmente para curarla, pero hay que prepararlos adecuadamente para obtener el mayor beneficio posible.

    Contienen ácido fítico que bloquea la absorción de hierro. La mejor manera de reducir el contenido de ácido fítico es remojar las legumbres durante la noche en agua tibia antes de cocinarlas.

    Cuando se trata de hierro contenido en las legumbres, la soja encabeza la lista. Sólo una taza de soja cocida cumple la mitad del requerimiento diario recomendado de este mineral. Además, la soja es un alimento bajo en grasa y alta en proteínas que ayudan a disminuir la anemia. Sin embargo, no te olvides de las lentejas y garbanzos, otras de las legumbres recomendadas cuando tienes déficit de hierro.

  2. Pan de grano entero

    El pan integral es una buena fuente de hierro. Mientras que el grano entero tiene un alto contenido de hierro, también tiene inhibidores de hierro en forma de ácido fítico. Pero, debido a que el pan de grano entero se hace después de la fermentación de los granos, el ácido fítico se reduce automáticamente.

    Sólo una rebanada de pan de grano entero proporciona a tu cuerpo cerca de 6% del requerimiento diario de hierro. También, los panes integrales están enriquecidos con nutrientes adicionales que pueden ayudar al cuerpo a combatir muchas enfermedades y restaurar las funciones biológicas saludables.

  3. Harina de avena

    Aunque la avena es uno de los cereales más ricos en hierro y con concentraciones más altas de este mineral, también contiene ácido fítico que inhibe la absorción de hierro. Entonces ¿qué debo hcer para aprovechar sus propiedades? Puedes comprar la harina de avena fortificada con hierro y que también contiene otras vitaminas, como B y B12 para contrarrestar los efectos de este ácido.

    Por otro lado, la harina de avena es muy recomendable para bajar de peso, ya que es mucho más sana que la harina normal, por lo que además podrás mejorar tu dieta de forma sana.

  4. Alimentos de origen animal

    Los alimentos de origen animal contienen hierro "hemo", el cual se absorbe con más facilidad que el hierro "no hemo", presente en los vegetales. Las carnes rojas, como carne de res y cerdo, contiene una alta cantidad de hierro. Entre ellas, se recomienda consumir el hígado, el corazón o la morcilla.

    Por otra parte el pescado, además del hierro, aporta ácidos grasos omega-3. Entre ellos destacamos al salmón y el atún, aunque también podemos comer otros pescados como por ejemplo la lubina, el rape, las sardinas o las pescadillas, con dosis de hierro suficientes para recuperarnos rápidamente de un déficit y eliminar la anemia.

  5. Huevos

    Los alimentos con gran cantidad de antioxidantes, así como los alimentos ricos en proteínas como los huevos, ayudan a reponer las vitaminas perdidas durante una condición anémica a la vez que combaten este problema. Los huevos proporcionan un suministro abundante de nutrientes de la dieta con muy pocas calorías. Un huevo grande contiene alrededor de 1 mg de hierro, que proporciona un 7% del total diario recomendado para las mujeres y un 11% para los varones.

    La asimilación de hierro aumenta cuando se complementa con alimentos que llevan ácido ascórbico (vitamina C), por lo que por ejemplo un vaso de jugo o zumo de naranja es una buena opción para acompañar a los huevos. El consumo regular de los huevos (4 a 5 veces a la semana) también ayuda a la formación de las articulaciones y los huesos.

  6. Granada

    Las granadas aportan una gran cantidad de hierro a la sangre, por lo que son un excelente alimento para prevenir y combatir la anemia. Es además un poderoso antioxidante, protagonista en buena parte de las dietas, que además previene el enjevecimiento celular y actúa en la prevención de diversas formas de cáncer. Contiene además numerosos nutrientes y minerales (cobre, taninos, fósforo, zinc, calcio, vitaminas B1, B2, B3, B9, etc) que aportarán otros beneficios a tu organismo.

    Puedes incorporar las granadas a tu dieta de múltiples formas, bien agregándolas a nuemrosos platos, como ensaladas o purés, preparando salsas o en jugos y licuados junto con otras frutas para por ejemplo los desayunos.

    Para más opciones, consulta esta lista de frutas con alto contenido de hierro que suben los niveles de forma natural como por ejemplo las fresas o el kiwi.

  7. Frutos secos

    Además de las frutas, también los frutos secos son un gran remedio para tratar la deficiencia de hierro ya que nos ayudan a aportar hierro y proteínas a nuestro organismo. Entre ellos, por ejemplo, los pistachos aportan 15mg de hierro por cada 100 g. Otros frutos secos también muy beneficiosos son las almendras, nueces, avellanas, maíz, dátiles, pasas, mani, higos secos y duraznos secos.

    Puedes optar por añadir los frutos secos como aderezo de muchas comidas y recetas como por ejemplo ensaladas, aunque hay quién prefiere tomarlos solos a modo de tentempié. No olvides que los frutos secos son además una buena fuente de energía que nos ayudará a afrontar cada día con mucha vitalidad, ya sea para casos de anemia aguda o anemia leve.

    Para reducir la ingesta de calorías, opta por futos secos sin freir y con poca sal, preferiblemente naturales.

  8. Melaza

    La melaza es un edulcorante natural y una de las más importantes fuentes de hierro y potasio, una medicina natural que se ha convertido en una excelente alternativa al azúcar refinado. Además de aportar buenas dosis de hierro a nuestro cuerpo, contiene menos calorías que el azúcar común por lo que no engorda tanto como pudiera parecer.

    Por otra parte, la melaza es rica en calcio, manganeso y potasio y es excelente para preparar aderezos para ensaladas, o para endulzar postres así como cualquier otra comida a la vez que ayudamos a controlar y superar la anemia severa y quitar sus molestos síntomas en las personas anémicas.

    Otro de los caprichos dulces y sorprendentes que además de provocar placer te ayudarán a solucionar este problema es el chocolate negro. No olvides incluir al menos una onza al día de este delicioso manjar.

  9. Verduras ricas en hierro

    Entre los vegetales ricos en hierro que curan la anemia y poseen más propiedades destacamos a las espinacas, zanahoria, apio, remolacha, col, acelgas, que son verduras nutritivas en las que se encuentra el hierro en mayores concentraciones.

    La mayoría de los vegetales de color verde contienen buenas cantidades de hierro para ser aprovechados por pacientes anémicos, pero sus propiedades son mejor aprovechadas al ingerirlos crudos. En cualquier caso también encontramos bastante aporte de hierro significativo en otro tipo de vegetales como por ejemplo el tomate.

    Puedes mezclarlos como quieras en tus ensaladas junto con otros productos alimenticios creando fabulosas recetas vegetarianas para atacar la anemia, además son excelentes para alimentar a los bebés, que deben de comenzar a incluir verduras como uno de los principales alimentos en su menú desde las primeras papillas y zumos.

  10. Moluscos

    Los moluscos son otro de los alimentos incluidos en el listado de comidas ideales para vencer la anemia y aliviar los síntomas que provoca. Un ejemplo de ellos son los berberechos, uno de los productos más desconocidos a la hora de tratar la anemia, y sin embargo de los mejores y más nutritivos ya que son buenos al contener una más que notable cantidad de hierro, contribuyendo a subir el nivel de este mineral y a curar la anemia de forma natural.

    Una alternativa a los berberechos son los mejillones y las almejas adecuados para hacer que la anemia avanzada desaparezca. Además aportan un elevado nivel de proteínas así como de vitaminas A y del complejo B y minerales, en especial zinc, fósforo, hierro, yodo y potasio.

Esperamos que a partir de ahora puedas ser más consciente de la importancia de llevar una dieta con menús ricos en alimentos que aporten hierro para combatir la anemia.

Recuerda consultar a un especialista antes de modificar bruscamente tu dieta hacia una rica en hierro, ya que en ciertos casos como por ejemplo durante el embarazo, o en personas mayores, puede ser necesario recurrir a tratamientos menos caseros que incluyan diferentes tipos de suplementos o medicamentos que sirven para suplir los niveles altos de hierro de algunos alimentos cuando su ingesta no es suficiente.

¿sabías qué...?

Los problemas de anemia afectan a un cuarto de la población mundiañ, esto es, cerca de 1,600 millones de personas. Se da con más frecuencia en los niños en edad preescolar, así como en ancianos, mujeres que atraviesan la menopausia o mujeres embarazadas.

comenta y pregunta