Los 8 alimentos con mayor cantidad de calcio

Descubre las mejores fuentes de calcio y los múltiples beneficios del mismo

Todo el mundo sabe que el calcio es imprescindible en una dieta equilibrada y que además se trata de uno de los nutrientes necesarios para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo, pero quizá no todos sepan para qué sirve exactamente o dónde encontrarlo.

Sobre lo primero, deberías saber que el calcio, además de fortalecer huesos y dientes (esto seguro que ya lo sabías), también ayuda a regular la frecuencia cardíaca, previene enfermedades cardiovasculares, reduce el colesterol, previene calambres musculares, es fundamental para la coagulación de la sangre, mantiene la piel sana e incluso previene el cáncer.

Sabiendo lo importante que es el calcio para nuestro cuerpo, también lo es conocer sus fuentes naturales para incorporarlas a nuestra dieta. Por eso, hoy en Spoots te contamos cuáles son algunos de los alimentos más ricos en calcio para que puedas incluirlo en tu dieta.

    Índice

  1. Lácteos

    Quizá el primer alimento que nos viene a la mente cuando pensamos en el calcio. Leche, yogures y quesos, incluso los desnatados, son ricos en calcio. De entre ellos, los quesos son los lácteos con mayor proporción de calcio por unidad de peso. Y si eres intolerante a la lactosa, algunas de las bebidas de sustitución, como la de soja, o incluso la leche sin lactosa, vienen enriquecidas con este mineral. Y como sustituto del queso, el tofu, que además de ser bajo en calorías, también es rico en calcio.

  2. Frutos secos

    Las almendras, las avellanas, los pistachos, son alimentos que encierran un alto contenido de calcio. Sin embargo, este no es completamente absorbido y su aporte calórico es considerable por lo que no son la mejor opción para aquellos con problemas de sobrepeso. No obstante, numerosos profesionales recomiendan tomar cada día un puñadito de estos frutos.

  3. Pescado azul

    Y dentro de este tipo de pescado, cabe destacar las sardinas. Una variedad que tiene un alto contenido en calcio. ¿Un secreto? Si eres de los que se comen las espinas de los pescados enlatados estarás ingiriendo la parte de mayor concentración de calcio. Y es que ya se sabe que en algunos casos no hay que dejar ni la raspa.

  4. Especias

    Estos pequeños condimentos forman parte de la mayoría de los platos que consumimos a diario. El orégano, la canela, el romero o el laurel son algunos ejemplos de especias que aportan calcio a nuestro organismo. Además se pueden incorporar a casi cualquier receta y no aportan calorías al plato.

  5. Huevos

    Uno de los alimentos básicos que no falta en nuestras cocinas. Fuente de calcio, este alimento contiene el mayor porcentaje de este mineral en su cáscara. Sin embargo, la vitamina D, que juega un papel importante en la absorción del calcio, se encuentra concentrada en su yema.

  6. Legumbres

    Judías blancas, lentejas y garbanzos son las que más destacan por su concentración de calcio. No obstante, para que llegue hasta nuestro organismo es necesario respetar los tiempos de cocción debido a su alto contenido de fibra y ácido fítico. Pese a ser muy sanas, se recomienda no abusar de ellas en caso de problemas digestivos, ya que pueden provocar flatulencias o malas digestiones.

  7. Verduras

    Aquí no hay duda; todas las de hoja verde. Nadie mejor que Popeye podría dejarnos claros los múltiples beneficios de las espinacas, y pese a que su consumo puede resultar un verdadero castigo para los niños y algunos adultos, poseen tantos beneficios que, a veces, merece la pena ese pequeño sacrificio.

  8. Naranjas

    Conocida exclusivamente por su alto contenido en vitamina C, esta deliciosa fruta puede ser ingerida en diversas variedades, suponiendo una fuente de nutrientes inimaginable. Y es que un solo vaso de zumo puede llegar a aportar hasta el 38% de la dosis diaria recomendada.

Junto a estos, existen otros alimentos como el salmón que si bien su concentración de calcio es menor, aporta omega 3 por lo que es muy recomendable su consumo de manera frecuente, o el marisco, del que no conviene abusar debido al ácido úrico, pero su consumo moderado es una fuente rica en este mineral.

Aunque como puedes ver hay muchas (y deliciosas) formas de aportar más calcio a tu dieta, lo cierto es que para que tu cuerpo lo absorba correctamente, necesita además vitamina D que puedes obtener consumiendo huevos y pescados o haciendo algo tan sano y recomendable como dar un paseo bajo los rayos del Sol.

¿sabías qué...?

Además del calcio, la a vitamina K, proveniente de la palabra danesa Koagulation (coagulación), promueve la formación ósea en nuestro organismo.

comenta y pregunta